Prevenir la muerte súbita en deportistas

Prevenir la muerte súbita en deportistasLa muerte súbita en deportistas ocurre en unos 0,26 casos por cada 100.000 habitantes al año. No es un número muy elevado pero tampoco tan pequeño, sobre todo si pensamos que la buena parte de los deportistas suelen estar en buenas condiciones físicas.

Los médicos consideran que aproximadamente el 90% de los casos de muerte súbita se habrían podido prevenir, para ello simplemente se deben extremar las medidas de seguimiento que a menudo se le realizan al deportista.

Un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Università degli Studi di Padova indica que ya existe un programa de revisión capaz de detectar los problemas cardiacos ocultos que podrían desencadenar la muerte súbita en el deportista.

La aplicación de este programa en la región de Véneto disminuyó el índice de muertes súbitas en un 89%. Por supuesto, esto también implicó que se descalificaran al 2% de los atletas ya que no estaban en condiciones físicas como para seguir practicando el deporte.

Los especialistas recomiendan que no se tome la revisión médica como un ejercicio de rutina sino que se comprenda cabalmente su importancia y que se aplique no solo a los deportistas de élite sino también a los amateur, sobre todo si tienen más de 30 años.

Las recomendaciones de la American Heart Association respecto al reconocimiento médico incluyen: revisión de los antecedentes familiares (especialmente en cuanto a enfermedades cardíacas ya que esta es la principal causa de muerte súbita), antecedentes personales (soplos, hipertensión, fatiga, síncope y disnea o dolor torácico asociados al ejercicio) y una exploración física (soplos, pulsos femorales, rasgos de síndrome de Marfan y medida de la presión arterial).

El ECG puede ser una herramienta muy útil para detectar diferentes enfermedades cardiovasculares como la patología coronaria y las alteraciones arritmogénicas. Lo mismo vale para el ecocardiograma también puede ser una importante arma preventiva.

  Consejos