¿Por qué deberías incluir aceites esenciales en tu rutina diaria?

essential oils and medical flowers herbsDesde hace varios siglos los aceites esenciales forman parte de nuestra vida. De hecho, en el antiguo Egipto y en los pueblos romanos ya los usaban como fragancia y para curar algunas enfermedades. Sin embargo, no ha sido hasta hace algunas décadas que la aromaterapia los ha vuelto a retomar para convertirlos en parte inseparable de nuestra vida cotidiana.

Básicamente, los aceites esenciales son un compuesto que condensa el aroma, el sabor y los nutrientes de las sustancias químicas biosintetizadas por las plantas, lo que explica sus propiedades medicinales. Estos compuestos químicos suelen obtenerse a través de procesos de destilación u otros métodos mecánicos como la presión en frío y, una vez extraídos de la planta se combinan con el aceite base dando lugar a los aceites esenciales que ya encontramos preparados en las tiendas.

Los aceites esenciales pueden utilizarse de diferentes formas, ya sea aplicados sobre la piel o inhalados. Lo mismo pueden utilizarse como relajante, en masajes y técnicas de relajación, o como tratamiento para aliviar algunas alteraciones de salud.

Los beneficios de los aceites esenciales para tu salud

1. Combate el estrés y la ansiedad. Se estima que alrededor del 43% de las personas que tienen estrés o ansiedad utilizan alguna forma de terapia alternativa. Un estudio realizado en la Universidad Federal de Sergipe, en Brasil desveló que el aroma de algunos aceites esenciales puede funcionar como terapia complementaria en el tratamiento contra el estrés y la ansiedad, sobre todo cuando se utilizan en los masajes.

2. Alivia los dolores de cabeza y la migraña. Una investigación realizada en la Mashhad University of Medical Sciences, en Irán, encontró que aplicar aceites esenciales de menta y lavanda en las sienes puede aliviar el dolor de cabeza y el malestar de la migraña. Estudios anteriores ya habían desvelado que el aceite de menta y etanol y la mezcla de aceite de manzanilla y sésamo eran efectivos para combatir estos problemas.

3. Induce el sueño y combate el insomnio. Un estudio realizado por investigadores de la Tehran University of Medical Sciences, de Irán, en colaboración con otras instituciones desveló que oler el aroma del aceite de lavanda incide positivamente en la calidad del sueño de las mujeres en postparto y en los pacientes con enfermedades del corazón. Esto se debe a que los aceites esenciales inducen la relajación física y mental, lo cual no solo hace que logremos dormirnos más rápido sino que tengamos un mejor sueño.

4. Reduce la inflamación. Así lo confirma un estudio realizado en la University of Coimbra, de Portugal, en el que se encontró que muchos de los aceites esenciales tienen propiedades antiinflamatorias que pueden aliviar las molestias de enfermedades como la colitis y la artritis. Otras investigaciones realizadas en animales han demostrado que el uso de la combinación de aceites esenciales de orégano y tomillo o alcaravea y romero ayuda a remitir los síntomas de la colitis en ratones.

5. Tiene efecto antibiótico y antimicrobiano. Un estudio experimental llevado a cabo por el Indian Statistical Institute, de la India, demostró que algunos aceites esenciales, como el de menta y del árbol del té, tienen propiedades antimicrobianas y antibióticas. Este efecto ha sido comprobado por otras investigaciones, aunque hasta el momento los aceites esenciales solo se utilizan como terapia complementaria para combatir algunas infecciones.

Imagen del artículo

¿Por qué deberías incluir aceites esenciales en tu rutina diaria?
  Consejos, Medicina, Salud y belleza