Pies doloridos: ¿Qué hacer para disminuir el dolor?… Parte 2

  • Póngales hielo: Una manera de refrescar sus pies después de un día largo y duro es poniéndoles hielo envuelto en un paño. Hace que se sientan muy bien y reducen la hinchazón.
  • Haga ejercicio para los pies: Como cualquier parte del cuerpo, los pies se mantienen más sanos si se les mantiene fuertes y flexibles con ejercicios realizados en forma regular. Caminen con zapatos que den buen soporte y amortiguación. Es un ejercicio excelente para los pies. Los pies también se benefician con ejercicios especiales para ellos, se sugieren los siguientes:

Rodar sobre una pelota de golf: Con el pie sin zapato colóquelo sobre una pelota de golf y haga rodar el pie (no se pare) sobre la pelota, usando solo el peso del pie.

Levantar frijoles: Desparrame frijoles o canicas en el piso y levántelos con los dedos de los pies.

Hacer círculos y estirar los dedos: Siéntese en una silla con los pies hacia afuera al frente suyo y haga cuatro o cinco círculos pequeños en ambas direcciones con los pies. Después, estire los dedos hacia afuera lo más que pueda, luego estírelos hacia usted. Repita 6 veces.

  • Recórtese las uñas de los pies: Las uñas encarnadas de los pies puede ser una condición heredada, pero el recorte inapropiado de ellas puede empeorar el problema. Córtese las uñas en forma recta a lo largo y solo hasta el final del dedo, luego límese las esquinas para eliminar los bordes con filo que pueden herir la piel.
  • Mantenga su peso ideal: Estar con un exceso de peso le pone demasiada presión a los pies, lo mismo que a todas las otras articulaciones de su cuerpo que soportan peso.
  Consejos, Salud y belleza