Pies doloridos: ¿Qué hacer para disminuir el dolor?… Parte 1

Aquí están algunas sugerencias:

  • Quítese una carga: Una gran parte del dolor que experimentamos viene de músculos cansados. La pierna tiene cuatro grupos de músculos  básicos que mueven el pie hacia arriba, hacia abajo y de lado a lado. Después de un periodo de tiempo el pie se aplana por que los músculos se fatigan demasiado al tratar de sostener al pie.

Si usted tiene que estar mucho tiempo de pie, tome descansos para quitarle la carga a sus pies. El mismo consejo se aplica si usted camina mucho. Siempre que pueda, eleve los pies en un ángulo de 45 grados con respecto a su cuerpo, y descanse de 10 a 25 minutos. El elevar los pies va a mover hacia otro lado la sangre del pie y va a ayudar a reducir la hinchazón.

  • Deles un remojo: Ponga dos cucharadas de sales de Epsom (se pueden conseguir sin receta en su farmacia local) en un recipiente de agua confortablemente tibia y dele a sus pies doloridos un baño de 15 minutos. Luego, séquese los pies a golpecitos con una toalla suave y póngales su crema o loción humectante favorita.
  • Alterne caliente y frio: Siéntese en el borde de la bañera y deje correr, alternando, sobre los pies, agua fría y agua caliente (confortable), ambas por un minuto; termine con agua fría. Sin embargo, si usted es diabético no trate esto sin la aprobación de su médico.
  • Deles un masaje: No hay nada más relajante que un masaje en los pies. Haga que otra persona le dé un masaje a sus pies con aceite para masajes, aceite de bebes o loción humectante. O mímese usted mismo y dele un masaje a sus propios pies. Primero, aplíqueles el aceite y acondicione los pies con masajes medio suaves, usando los pulgares y los demás dedos.

A continuación y empezando en la bola del pie, dé el masaje cruzado y hacia debajo de todo el pie usando los pulgares para hacer movimientos cortos y circulares. Use los pulgares para dar masajes largos y profundos a lo largo del arco del pie, moviéndolo en dirección de los dedos. Suavemente, apriete, rote y tire de cada dedo. Termine agarrando el pie con ambas manos y apretando suavemente hacia arriba y hacia abajo en todo lo largo de cada uno de los pies.

  Consejos, Salud y belleza