Perder la memoria: Las primeras señales de alarma

Perder la memoria: Las primeras señales de alarmaPerder la memoria es un proceso natural que por lo general, se agudiza en la vejez y que tiende a hacerse más intenso en las personas que padecen de Alzheimer. Sin embargo, algunos especialistas afirman que el deterioro de la memoria puede ralentizarse.

En este sentido, resulta vital identificar de forma temprana las señales de alarma que aparecen cuando la memoria comienza a fallar, sobre todo en las personas que padecen de Alzheimer. Por ejemplo, resulta normal que una persona de avanzada edad olvide algún suceso reciente o de su pasado. Sin embargo, cuando se puede recordar el pasado sin ninguna dificultad y el presente no se recuerda claramente, ésta pudiera ser una de las señales de alarma.

Así, si la persona comienza a olvidar las tareas cotidianas como poner la lavadora, hacer alguna compra o controlar adecuadamente el dinero; estaremos en presencia de los primeros indicios de la pérdida de la memoria. Si por demás se comienza a perder la orientación de dónde se encuentra, qué día es, quién es y cómo llegó hasta un lugar; estos síntomas indicarán que el problema es mucho más complicado.

Estas señales de alarma indican el inicio de la pérdida progresiva de la memoria o de alguna enfermedad relacionada con el déficit cognitivo como el Alzheimer. Vale aclarar que aunque no existe una cura, mientras antes sean detectadas y tratadas, mejor será la calidad de vida de la persona y sus familiares ya que se podrá detener el avance de la enfermedad.

De igual manera, pueden implementarse algunas medidas preventivas para evitar la aparición temprana de estas enfermedades cognitivas. Al respecto, los especialistas recomiendan mantener hábitos de vida saludables que incluyan una dieta sana y variada, hacer ejercicios físicos frecuentes y por supuesto, estimular la actividad mental poniéndose continuamente nuevos desafíos.

Por otra parte, sugieren que se evite el consumo excesivo de alcohol así como de los fármacos ansiolíticos del grupo de las benzodiacepinas que tienden a afectar las funciones cognitivas aumentando el riesgo de padecer de una demencia.

  Consejos, Medicina