Para que los niños nos hagan caso

Cuantas veces, los padres nos convertimos en sargentos para darles órdenes a nuestros hijos. Pero esta táctica no solo es ineficaz, sino sino que deja a padres e hijos enojados y descontentos.
Entonces. ¿Qué debemos decir para que nuestros hijos sean colaboradores?
*Si nuestro hijo sufre un percance, en vez de decirle:
¡Que torpe eres!. Dígale: ¿Que necesitas hacer ahora para resolver el problema?.
*Si nuestro hijo no se levanta temprano en la mañana, en vez de gritarle:
¡Levántate!. Dígale: «Buenos días, son las 7 de la mañana».
*Si nuestro hijo no nos ayuda en la casa, en vez de decirle:
¡Que flojo eres!. Dígale:»Estoy seguro que me puedes ayudar»
Estos sencillos consejos motivaran a su hijo a ser responsable y amable. Cualidades estas que le servirán para toda la vida.

  Consejos, Pediatría