Nunca más piel reseca: II PARTE

Un dato que muy pocas personas saben es que, ya sea en invierno o verano, se debe evitar apoyar rodillas y codos sobre superficies duras o ásperas porque contribuye a empeorar la sequedad de estas zonas rugosas. En la mayoría de los casos se vuelven más visibles porque adoptan un color blanco y la piel se vuelve más dura.

Por ello, es importante que luego de darte un baño, humectes la piel con abundante crema dando prioridad a las zonas en la piel mencionadas anteriormente. Un secreto, para eliminar la resequedad especialmente en los codos, puede cortar un limón y masajear cada mitad en cada codo esparciendo el jugo sobre el mismo. Esto resulta ser un gran exfoliante y a la vez disminuye en gran medida la resequedad que hay en ellos.

Si las zonas resecas se encuentran en el rostro, no olvides utilizar maquillajes en crema, en lugar de los que son hechos sobre una base de polvo. El maquillaje cremoso evita la sequedad de la piel mucho más que cualquier otro tipo de maquillaje.

Aunque estos remedios traten el problema de la sequedad de la piel y logren corregirlo, no olvides que se trata de soluciones externas. Recuerda que es indispensable tomar por lo menos dos litros de agua por día para mantener en buen funcionamiento no sólo de la piel, sino también de tu organismo en general.

Si la sequedad de la piel continúa, es conveniente visitar a un especialista en el tema que logre asesorarte mejor y te brinde a su vez una solución a esta problemática, pues los problemas persistentes de la piel suelen denotar problemas en el interior del organismo, tales como problemas hormonales, entre otros.

Imagen del artículo

Nunca más piel reseca: II PARTE
  Consejos, Salud y belleza