Más variantes abdominales: oblicuos con mancuernas

Ejercitar abdominales oblicuos con mancuernas no es lo más visto, pero se trata de una variante más que puede incluirse en la rutina. En este caso, la ventaja será agregar mayor intensidad aumentando la carga que se sostenga.

Este ejercicio inicia estando de pie, con las piernas apenas separadas y sosteniendo una mancuerna en una de las manos. El movimiento es inclinarse lateralmente hacia el lado contrario al de la mano que sostiene la mancuerna, para vencer con el oblicuo correspondiente la resistencia de ese peso y luego volver a la posición inicial. Esta flexión será aproximadamente de entre 30 y 40 grados. Esta amplitud permite el suficiente recorrido para realizar un buen trabajo, y a la vez es más segura que una flexión mayor.

En este caso, claro está, el lado que se contrae será el que el que se estará ejercitando. Lógicamente, el trabajo deberá alternarse por series, ya que no se puede ejercitar ambos lados en una misma tanda.

Es importante resaltar que los trabajos de abdominales oblicuos, trabajados con mucho peso, pueden producir un ensanchamiento en la cintura, por aumentar la musculatura de esa zona. Por ello es más recomendable realizar trabajos con cargas moderadas a bajas y priorizar el volumen.

En los casos de personas con la cintura muy estrecha, esta puede ser una buena alternativa para lograr un abdomen proporcionado. Además,. también se recomienda en algunos deportes específicos que requieran de mayor fortaleza en esa zona, como el judo.

Al tratarse de un trabajo asimétrico, queda contraindicado para quienes padecen problemas de escoliosis, es decir, una desviación lateral de la columna.

A la hora de la ejecución, se debe mantener la cadera y la columna estable, al igual que el cuello. Al tener el peso de la mancuerna en una de las manos, es más fácil incurrir en lesiones por una mala postura.

Imagen del artículo

Más variantes abdominales: oblicuos con mancuernas
  Consejos, Ejercicio físico