Más aductores: en polea

Para trabajar el aductor medio, el aductor menor, y el pectíneo, músculos que cumplen todos el trabajo de llevar las extremidades inferiores a la línea media del cuerpo, también es posible ejecutar el ejercicio con la ayuda de la polea.

Se trata de el movimiento contrario al de realizar glúetos en polea. Se debe estar parado de perfil a la polea, pero en este caso la pierna que trabajará será la más cercana a esta. La posición del cuerpo debe ser erguida y con las rodillas en semiflexión (ni extendidas totalmente ni flexionadas).

Al ejecutar el ejercicio es importante recordar la aducción significa llevar un miembro hacia la línea del cuerpo. Es por ello que no se debe exagerar la amplitud del movimiento, ya que se estarían involucrando otros músculos.

Un error común es el de realizar una flexión de cadera en el movimiento. Si bien se debe llevar una pierna por delante de la otra, esto sólo implica una flexión ínfima. SI por el contrario la flexión de cadera se hace tan notoria como la aducción, no estaríamos cumpliendo el objetivo del ejercicio de aislar el musculo, sino que involucraríamos al psoas ilíaco.

También es importante poner énfasis en la postura erguida y estable del tronco. Puede que el peso que debemos levantar tienda a mover el cuerpo hacia adelante o atrás, pero el esfuerzo debe estar concentrado exclusivamente en los aductores.

Al igual que los aductores en máquina, este ejercicio no es recomendable para hipertrofia muscular, si no que es preferible sólo para endurecer la zona, motivo por el cual es elegido principalmente por mujeres. de todas formas, a comparación con la máquina en la que se ejecuta el ejercicio sentado, en la polea la carga puede ser un poco mayor. En primer lugar porque el trabajo es de a una pierna y en segundo porque la máquina también está compuesta de poleas, pero al ser más de una el peso de reduce.

Imagen del artículo

Más aductores: en polea
  Consejos, Ejercicio físico