Los usos de la alfalfa y sus contraindicaciones

Los usos de la alfalfa y sus contraindicacionesLa alfalfa es una hierba de la cual suelen emplearse las hojas, las semillas y los brotes para curar diferentes enfermedades. Entre los usos de la alfalfa más conocidos se describe su empleo para las enfermedades renales, de la vejiga y  la próstata; fundamentalmente con el objetivo de aumentar el flujo de orina.

La alfalfa también se utiliza en los casos de asma, diabetes, osteoartritis, malestar estomacal o para detener el sangrado de la trombocitopenia púrpura. A su vez, esta planta es recomendable como una fuente de vitaminas A, C, E y K4 y de algunos minerales como el fósforo, el hierro, el potasio y el calcio.

Uno de los usos más interesantes de la alfalfa radica en que impide la absorción de colesterol en el intestino. De esta forma, el consumo de las semillas de alfalfa disminuye el colesterol de baja densidad en las personas que presentan niveles elevados de este compuesto en sangre.

Sin embargo, más allá de los beneficios que proporciona la alfalfa, los especialistas alertan sobre sus posibles efectos adversos; sobre todo en el período del embarazo y la lactancia, pues varios estudios indican que la alfalfa pudiera actuar de manera similar al estrógeno y esto afectaría el embarazo.

Otras personas que se deben abstener de consumir la alfalfa son quienes padecen de trastornos autoinmunes como la múltiple esclerosis, el lupus o la artritis reumática. En estos casos se ha comprobado que la alfalfa tiende a activar el sistema inmunológico del organismo por lo que podría empeorar los síntomas provocados por estas enfermedades autoinmunes.

En los casos de los pacientes con trastornos sensibles a las hormonas (como en los cáncer de mamas, de útero, ovarios o en las endometriosis o fibromas uterinos) la alfalfa tampoco es recomendable debido a que actúa como el estrógeno y podría provocar un avance más rápido de la enfermedad.

Por ello, aunque la alfalfa es muy útil para tratar algunos síntomas, si padece de alguna enfermedad, es mejor consultar a su médico antes de consumirla.

  Consejos, Medicamentos