Los triglicéridos: ¿Cuál es su función en nuestro organismo?

trigliceridosHoy día, con la gran variedad de alimentos industriales que están a nuestro alcance y el escaso tiempo que nos deja el trabajo para cocinar o practicar ejercicios físicos, no es extraño que muchas personas padezcan de trastornos metabólicos, que se han desarrollado como resultado de un estilo de vida inadecuado. En este sentido, uno de los problemas más comunes son los triglicéridos altos.

¿Qué son exactamente los triglicéridos?

Los triglicéridos no son más que las fuentes de almacenamiento de energía en forma de grasa que tiene nuestro organismo. Están compuestos por tres variedades diferentes de ácidos grasos y por una molécula de glicerina y, por lo general, se almacenan en el tejido adiposo, al que llega mediante el torrente sanguíneo.

Cuando los niveles son normales, los triglicéridos pueden alcanzar hasta alrededor de 199 mg/dL (grado de concentración en sangre) y en realidad no son dañinos sino que le proporcionan a nuestro cuerpo la energía necesaria para su funcionamiento. De hecho, cuando tenemos niveles muy bajos (por debajo de los 150 mg/dL), nuestro metabolismo se enlentece ante la falta de energía.

Por tanto, los triglicéridos en sí no son un problema, se convierten en una señal de alarma cuando sus niveles son muy elevados (por encima de 200 mg/dL). En este punto aumenta considerablemente el riesgo de padecer enfermedades metabólicas y vasculares porque estas lipoproteínas pueden llegar a acumularse en las paredes de los vasos sanguíneos haciendo que esta zona se engrose y endurezca, lo cual se conoce como arterioesclerosis.

¿Cómo se utilizan los triglicéridos?

Por lo general, los triglicéridos se suelen obtener a partir de los ácidos grasos que son absorbidos por nuestro intestino y que provienen de los alimentos que consumimos diariamente. Aunque también se conoce que una parte de los triglicéridos se sintetizan en el hígado a partir de lipoproteínas de muy baja densidad.

Una vez formados, los triglicéridos pasan entonces al plasma de la sangre, donde se unen al colesterol y una vez allí, recorren todo el organismo hasta adherirse al tejido adiposo de nuestro cuerpo, que es su principal fuente de almacenamiento. De esta manera, cuando el organismo necesita energía metabólicamente utilizable para desempeñar sus funciones, recurre a los triglicéridos que se encuentran almacenados.

No obstante, los triglicéridos no solo ofrecen energía sino que también actúan como una barrera que nos brinda aislamiento y protección. Al acumularse un poco en la piel y los órganos internos, actúan como un colchón protector ante los traumatismos.

Por otra parte, también ayudan a que nuestro organismo absorba algunos nutrientes, como las vitaminas A, D y E, que necesitan unirse con poco de grasa para ser absorbidas. Cuando el cuerpo no tiene la grasa suficiente, es probable que se produzca una deficiencia de estas vitaminas ya que aunque ingiramos productos ricos en ellas, nuestro organismo no será capaz de absorberlas.

Imagen del artículo

Los triglicéridos: ¿Cuál es su función en nuestro organismo?
  Consejos, Peso ideal