Los daños de las bebidas azucaradas

Los daños de las bebidas azucaradasUn estudio realizado por un equipo del Hospital Universitario de Zurich y publicado en la American Journal of Clinical Nutrition ha demostrado que el consumo bajo o moderado de bebidas endulzadas con fructosa o glucosa produce cambios adversos en el metabolismo de la glucosa y los lípidos del cuerpo sano.

El estudio fue realizado a partir del efecto de cinco bebidas dulces con niveles medios y altos de fructosa, y gran cantidad de glucosa y sucrosa en 29 voluntarios saludables entre 20 y 50 años de edad.

Como principales resultados se encontró que el porcentaje de grasa corporal fue mucho mayor en la intervención rica en fructosa (cerca del 15,7%) comparado con el de glucosa, que fue del 15,1%. Mientras que la circunferencia abdominal fue bastante mayor con la intervención rica en sucrosa (82,9 cm) que en la intervención de glucosa (82,6 cm).

También se evidenció que el tamaño de las partículas de colesterol LDL disminuyó 0,51 nm con la intervención rica en fructosa mientras que con la de sucrosa disminuyó 0,43 nm. Por otra parte, se manifestó que el consumo de niveles medios y altos de fructosa y de sucrosa redujo en gran medida la subclase I de partículas grandes de LDL.

Además, aumentaron los niveles de proteína C reactiva de alta sensibilidad a partir de todas las intervenciones, así como los niveles de leptina desde el consumo de altos porcentajes de glucosa.

De manera general, estos resultados indican que el consumo de fructosa tiene un efecto más negativo que el de glucosa, pues aunque su aporte calórico es idéntico, el metabolismo que se utiliza para procesar la fructosa varía significativamente. Así, se patentiza que el consumo de dosis bajas o moderadas de bebidas endulzadas que sólo proporcionan el 6,5% de la energía diaria podría provocar cambios significativos en el metabolismo humano.

  Consejos, Estudios