Las propiedades del ajo

ajoEl ajo es un condimento omnipresente prácticamente en cada cocina. En España existe una especie de «culto al ajo», ya que está presente en casi todos los platos y de hecho no puede ser de otra forma si tomamos en cuenta todas las propiedades del ajo.

Lo cierto es que el ajo crudo es altamente beneficioso para la salud. Entre las múltiples propiedades del ajo pueden mencionarse: antisépticas, diuréticas, bactericidas y depurativas.

La alicina es uno de los componentes del ajo que le brinda sus propiedades antibacterianas; las cuales ayudan a combatir un número considerable de virus y bacterias incrementando las defensas del organismo.

Pero igualmente beneficioso es el ajo para el sistema cardiovascular ya que ayuda a reducir el colesterol y la presión arterial, mejorando la circulación. A su vez, el ajo es útil para reducir el riesgo de inflamaciones.

En casos de hipertensión y arterioesclerosis es suficiente consumir dos o tres dientes de ajo diariamente para ensanchar los vasos sanguíneos y prevenir los dolores de cabeza o el insomnio. Algunos especialistas llegan a afirman que consumir ajo es totalmente imprescindible en el caso de las personas que llevan un estilo de vida sedentario debido a que realizan un trabajo intelectual ya que éste mejora el funcionamiento del corazón, el cerebro y los órganos sexuales.

En lo referente a sus propiedades nutricionales, el ajo posee vitamina C, A, E y las vitaminas B pero también es rico en oligominerales como el magnesio, el fósforo y el potasio. Si bien este condimento se caracteriza por ser particularmente rico en sodio y calcio.

Los especialistas en nutrición nos brindan un consejo inestimable: es preferible consumir el ajo crudo ya que al cocinarlo éste pierde aproximadamente el 90% de su efectividad.

Como punto final debo advertir que el ajo es seguro para la mayoría de nosotros; no obstante, existen casos de personas que pueden presentar reacciones alérgicas como alteraciones gastrointestinales o irritación dérmica. Además, e ajo también posee propiedades anticoagulantes por lo que se aconseja suspender su uso antes de someterse a cualquier intervención quirúrgica.

  Consejos, Salud y belleza