Las bondades del Llantén

Me contaron mis abuelos, que el Llantén es una planta que alcanza unos 45 cms de altura y que tiene unas pequeñas vainas repletas de semillas de color castaño.
El 30% del revestimiento de las semillas del Llantén es de una sustancia muy absorbente llamada «MUCÍLAGO». Me decían mis abuelos, que si uno coloca las semillas de Llantén en agua durante unos minutos, éstas se hinchan diez veces más que su tamaño original y se vuelven gelatinosas. Es por esto que las semillas del Llantén son tan usadas para combatir el estreñimiento porque agrandan el bolo fecal y facilitan el movimiento del intestino. Enseguida salto mi abuela y dijo: Miren, el que sea estreñido que agregue una cucharadita de semillas de Llantén a un vaso de agua, se deja reposar por 15 minutos y se toma un vaso en la mañana y otro por la noche.
Me le quede mirando, y en son de burla le dije: «Miren, me salió Dra. La abuela»
Mi abuelo sonrió y me dijo: A propósito de eso, te diré que el Llantén puede reducir los niveles del Colesterol, tan mencionado como factor de riesgo para el corazón; así como te lo recomendó tu abuela y durante 2 meses, se han visto reducciones del nivel de colesterol en la sangre, según lo pude leer en un articulo publicado en una de esas revistas que traes del hospital y que se llama «Archivos de Medicina Interna».
En seguida me levante de la silla y con una gran sonrisa le dije a mis abuelos:
«MIS QUERIDOS ABUELOS, DEFINITIVAMENTE, SON UDS UNA INCICLOPEDIA DE LA VIDA Y ESTOY MUY ORGULLOSO DE SER SU NIETO».

  Consejos, Cuentos y Recetas de mis Abuelos