La Mentira

Uno de los peores recursos del ser humano es tener una condicion con la cual se persigue, en la mayoria de los casos, obtener beneficios personales en perjuicio del resto de las personas.
Es tan detestable este recurso que desde niños nos enseñaron de un personaje llamado pinocho, a quien le crecía la nariz cada vez que incurria en el.
La historia sagrada nos relata en «los diez mandamientos», en particular, referiendose precisamente a este grave recurso del ser humano:
8vo mandamiento
«No levantarás falsos testimonios ni mentirás»
sin embargo, a pesar de ello, los seres humanos continuamente caemos en esta práctica.
Este recurso, no tiene tamaño ni puede ser medible, a pesar de que sus efectos conlleven daños o consecuencias leves o muy graves.
-La palabra mentira? viene del griego mitos que significa mentira.
-La mitomanía? es el trastorno psicológico que consiste en mentir patológica y continuamente, falseando la realidad y haciéndola más soportable.
-Según el diccionario, mentir es «decir algo que no es verdad con intención de engañar».
-¿Que es la mentira?
La mentira es una forma de eludir la realidad y por tanto la responsabilidad que tendría el afrontar la verdad de alguna cosa. Si llega a convertirse en hábito, puede representar un trastorno psicologico considerable.
Desde que somos niños, el deseo de mentir se hace evidente. Los niños mienten imaginándose cosas, mienten imitando a sus padres, mienten al exagerar las cosas, mienten para ser aceptados en su nucleo social, mienten para evitar el castigo, mienten para ser recompensados y mienten con el fin de desquitarse.
-A medida que el niño crece, el habito de mentir es algo que se va quedando atrás. Pero en muchos casos, el hábito de mentir se convierte en una costumbre a medida que el niño llega a joven y luego a adulto.
-Toda persona en algún momento de su vida miente, aunque luego se arrepienta.
hay un dicho muy sabio que dice:
«La mentira dura mientras la verdad llega»
Lo que significa que la mentira no es infalible y no puede ocupar el lugar de la verdad.
El hombre es tan hábil diciendo mentiras, que en ocasiones se auto engaña y durante muchos años vive creyéndose sus propias mentiras y fantasías. Esta ha sido a veces la vida de personajes de nuestra historia.
-La persona sincera no tiene que vigilar la versión que da de sus anécdotas y los episodios vividos; En cambio, el mentiroso debe controlar qué versión da de su historia, para que resulte coherente con la escuchada por cada persona.
-Cuanto más miente, cae en la tentación de mentir más.
-El mentiroso, no se conforma con ser una persona cualquiera, sino que desea ser siempre una personalidad de primera magnitud, de esas que los demás admiramos embelesados y envidiosos.
-Ahora, todos, en mayor o menor medida, por acción o por omisión, mentimos.
pero….. ¿Por qué mentimos?
-Algunas personas no mienten nunca, o casi nunca; por miedo a ser descubiertos, por orgullo («¿cómo voy a caer yo tan bajo?»).
-Sin embargo, hay razones que pueden impulsarnos a mentir u omitir, en determinadas circunstancias lo que pensamos o sabemos. Porque hay verdades que ofenden o incomodan.
-Muchas veces, hay un dilema moral entre decir la verdad o mentir.
-En determindas ocaciones, una mentira puede reportar beneficio a quien va dirigida y esta mentira puede ser más defendible que una verdad que causa dolor innecesariamente.
-No podemos esconder, que nosotros los humanos, mentimos por muchas razones:
por conveniencia, odio, compasión, envidia, egoísmo, celos o por necesidad, o como defensa ante una agresión.
-No todas las mentiras son iguales:
1-Las menos convenientes para nuestra psique son las mentiras que decimos para no responsabilizarnos de las consecuencias de nuestros actos.
2-Las menos admisibles, son las que hacen daño y las que pueden conducir a la otra persona a que adopte decisiones que lo perjudiquen.
-De modo que los parámetros que miden la gravedad de una mentira son:
la intención que lleva a decir la mentira y el efecto que la mentira causa.
-Pudieramos clasificar las mentiras en diferentes tipos, porque hay mentiras peores que otras. Por ejemplo:
-Hay quienes sólo recurren a la mentira cuando es compasiva, o cuando les proporciona resultados positivos sin generar engaño importante o si se trata de un asunto banal.
-Hay quienes mienten a menudo, casi por costumbre y sólo en temas poco relevantes.
-Hay quienes mienten esporádicamente pero a conciencia, generando daño a los demás o persiguiendo beneficios personales.
-Hay quienes mienten, o callan verdades necesarias, por timidez, por vergüenza o por falta de carácter.
-Por último, los mentirosos patológicos, que mienten con una facilidad pasmosa, ya sea por conveniencia ya por una absoluta y cínica falta de respeto a la verdad.
La tolerancia de la gente con los mentirosos es normalmente muy poca. Basta con que a Ud. lo descubran en una mentira para que le pongan la etiqueta de mentiroso y nunca más sea persona de confianza.
Sin embargo, hay otras formas de mentir:
1- Las medias verdades», donde la persona que miente niega parte de la verdad.
2- Las «verdades retorcidas», en las que se dice la verdad pero de un modo exagerado o irónico.
Existen otras clases de mentiras: chismes y los rumores.
ahora bien; el mentiroso no tiene edad y la mentira puede darse en todo el ciclo de vida:
El niño es mentiroso en la medida en que sus fantasías se hacen presentes para confundirlas con realidades.
-El adolescente lo es cuando su encuentro con el mundo real le causa frustraciones. el joven miente porque no se ve capaz de afrontar las verdades que le contrarían.
-El adulto es mentiroso cuando no ha superado los obstáculos que le ha puesto la vida, y engaña para sentirse el triunfador que nunca ha sido.
-El anciano miente cuando no se perdona los errores que ha cometido a lo largo de su existencia.
-En relacion con la mentira, la relación entre los seres humanos no precisaría de la confianza si fuéramos transparentes; pero no lo somos.
-Definitivamente, no somos igual de sinceros ante unos que ante otros, esto es obvio.
Definitivamente:
El mentiroso es un individuo que experimenta un desajuste de personalidad y un desorden de carácter que lo motiva a sentirse inseguro de sí mismo y a refugiarse detrás de las apariencias.
-El mentiroso tiene muy desarrolladas las habilidades sociales y es una persona extrovertida. No obstante, corre sus riesgos.
¿Se puede prevenir la mentira?
Una forma de evitar que la mentira se transforme en una obsesión en la edad adulta es, explicando las diferencias entre la fantasía y la realidad a los niños. Hay que enseñarles a distinguir entre la imaginación y la realidad.
-Además, la principal fuente para la prevención del embustero? es la detección de las mentiras a temprana edad.
Recuerden entonces que:
La mentira puede hacer daño al destinatario pero en última instancia a quien más perjudica es al mentiroso; ya que le convierte en una persona poco fiable, indigna de confianza y carente de crédito.
Bien decia mi abuelita:
«En la persona mentirosa, la verdad se vuelve dudosa».
Frases famosas sobre la mentira:
-La primera vez que me mientas la culpa será tuya, la segunda vez, la culpa será mía.
-Cuando se miente no sólo se esconde la verdad, también la cobardía.
-No vale contar mentiras porque al final siempre se sabe la verdad.

  Consejos