La importancia del cuidado de tus pies: PARTE I

Tus pies soportan todo el peso del cuerpo durante el día. Sin embargo no siempre los atendemos y el damos el cuidado necesario que ellos necesitan para mantenerse en buen estado.

En la mayoría de las veces, las medias hechas son texturas sintéticas, lleva a tener los pies dos veces más apretados de lo común y se los mismos se comprimen si llevas zapatos puntiagudos, ya que los fuerzas con calzados de taco extremadamente altos.

Lo ideal sería elegir los zapatos pensando en la comodidad, no tanto en la moda. Pero entre mujeres, es muy difícil hacer de esto un modelo de vida, ya que para algunas la moda lo es todo, o al menos algo muy importante.

Lo cierto es que, el calzado debe servir bien de apoyo al arco del pie y debe dejar suficiente espacio para los dedos, mientras que tiene que ajustar en el talón y en el empeine. Los zapatos que aprietan demasiado o ajustan mal son los causantes de la mayoría de los problemas de los pies.

Es importante que tengas presente algunos consejos para evitar que tus pies se desplomen del dolor o tengan un aspecto horrible. En primer lugar, si eres de las que ama andar descalza, procura que sea en lugares no muy rocosos o duro, más bien sobre césped o la arena, que resulta algo muy agradable.

Durante el invierno, no sólo es recomendable que uses siempre medias de fibras naturales sino que también puedes tomar un baño todas las noches con algún exfoliante para pies y luego hidratarlos con crema.
En lo posible intenta no usar tantas veces al día zapatos con tanto taco, no sólo te producirá dolor constante del cansancio ocasionado en los pies, sino que tus piernas son más vulnerables a contraer varices.

Y por último, en el verano puedes optar por utilizar sandalias que mantengan el pie descubierto y le permite estar más fresco.

Imagen del artículo

La importancia del cuidado de tus pies: PARTE I
  Consejos, Salud y belleza