La grasa en la mujer

El nivel de grasa corporal siempre dependará del estilo de vida que cada persona lleve. Es decir, de su dieta, la actividad que desarrolle y las horas de descanso adecuadas. Sin embargo, las mujeres pueden ver variar su composición corporal por razones biológicas en determinados momentos de su vida.
Uno de estos momentos es la pubertad. Durante este período, la grasa de acumula principalmente en los glúteos y piernas, además de en los senos que comienzan a formarse. Pero esto no es para preocuparse: es el resultado lógico de que los ovarios han comenzado a producir hormonas.
También suben de peso las mujeres durante el embarazo. Además de tener que mantener el feto, se produce una importante retencion de líquidos, lo que explica el aumento de peso. Desde luego, esto no debe ser una excusa para comer sin parar. Esto puede llevar a las embarazadas a un sobrepeso que luego tengan muchas dificultades por bajar.
Los cambios hormonales támbién se hacen presentes en la menopausia y el resultado vuelve a ser un cambio en la composición corporal. Sin embargo, aquí la grasa se acumula principalmente en el abdomen, como consecuenciade la falta de estrógenos.
De todas formas, ninguno de estos momentos impide el llevar adelante un estilo de vida saludable. Estos cambios hormonales no deben ser usados como una excusa para comer lo que sea. Siempre es bueno cuidar la dieta y llevar a cabo un plan adecuado de actividad física. En cualquier momento de la vida.

Imagen del artículo

La grasa en la mujer
  Consejos, Salud y belleza