Gafas de sol de calidad: Mucho más que una moda

gafas de solPara muchos, las gafas de sol pueden ser una moda, pero lo cierto es que se trata de una necesidad, para proteger nuestros ojos. De hecho, se conoce que cuando no llevamos gafas de sol aumenta el riesgo de padecer heridas en la córnea, queratoconjuntivitis y edema en los párpados. Asimismo, el riesgo de desarrollar tumores en la piel de los párpados y cataratas también se incrementa. Así lo confirma un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles, donde se asegura que durante el verano, cuando el sol es más fuerte, los problemas oculares aumentan hasta un 25%.

Lo peor es que a medida que pasan los años, la sensibilidad de los ojos a los rayos ultravioletas aumenta y, por tanto, el uso de gafas de sol se convierte en una necesidad de primer orden. Sin embargo, si no puedes llevar gafas de calidad que estén homologadas, lo mejor es no usar ninguna.

¿Por qué debemos usar gafas de sol de calidad?

Especialistas del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas de España aseguran que llevar unas gafas sin la homologación adecuada le hace más daño a nuestros ojos que no llevar ninguna. Lo que sucede es que cuando nos exponemos al sol, nuestras pupilas tienden a cerrarse para hacer más pequeño el haz de luz que deja pasar. De esta manera, el filtro solar de nuestros ojos aumenta haciendo que el sol nos haga menos daño.

Sin embargo, cuando llevamos gafas oscuras que no están certificadas, estas «engañan” nuestras pupilas, que permanecen abiertas por el efecto de la oscuridad. Así, permiten que entre más luz y, como las gafas tampoco pueden retener las radiaciones solares, los ojos terminan sufriendo aún más daños.

No obstante, la solución no radica en comprar gafas caras, sino en encontrar unas gafas de sol que estén homologadas y que además tengan un buen precio. Aunque, también puedes tomar otras medidas para mantener sanos tus ojos, como por ejemplo:

– Utiliza sombreros que ayuden a proteger a los ojos del efecto directo de las radiaciones solares.

– Lleva gafas de playa cuando vayas al mar o a la piscina pues así, también evitarás posibles infecciones.

– En los días de mucho sol o intenso calor puedes utilizar lágrimas artificiales que ayuden a mantener hidratados los ojos.

Imagen del artículo

Gafas de sol de calidad: Mucho más que una moda
  Consejos, Enfermedades