Estrategias para derrotar el pie de atleta… Parte 2

  • Sea persistente: Con demasiada frecuencia, las personas dejan de usar las preparaciones antimicóticas en cuanto les desparecen los síntomas del pie de atleta. Sin embargo, el hongo todavía puede estar presente. El hongo se reproduce lentamente, usted tiene que ser persistente y usar el medicamento de tres a seis semanas para ver una mejoría. Cuando ya la infección haya sanado, siga usando la crema, polvo o loción antimicótica una vez al día o una vez a la semana, lo que sea necesario para que los pies estén libres de hongo.
  • Hágale un té a sus dedos: Para ayudar a que la infección se seque y para reducir la picazón que acompaña al pie de atleta, se aconseja poner en remojo los pies en un cuarto de galón (aproximadamente 1 litro) de agua tibia con seis bolsitas de té negro. El acido tánico del te es un gran calmante y ayuda a matar al hongo.
  • Remójelos en Betadine: Si la infección ha causado enrojecimiento y grietas entre los dedos, la infección micótica puede estar acompañada de una infección bacteriana. Se sugiere poner a remojar los pies una vez al día por 20 minutos en dos tapitas de Betadine (se puede conseguir sin receta en la farmacia) por cada cuarto de galón (aproximadamente 1 litro) de agua tibia. Después del remojo en Betadine, séquese bien los pies y aplíquese la medicina antimicótica.
  • No use blanqueadores: Aunque la idea es secar la infección, evite los remedios caseros que llevan compuestos químicos y solventes fuertes como cloro, alcohol y limpiadores de piso. La mayoría de las personas tienen la tentación de usar lo que tienen a mano para tratar el problema, pero estos productos químicos tan fuertes no necesariamente van a matar al hongo y pueden, en cambio, dañarle la piel.
  Consejos, Salud y belleza