Estar sentado: Una costumbre que puede llegar a ser mortal

sentadoCon el desarrollo tecnológico cada vez realizamos trabajos más sedentarios, que nos obligan a estar sentados una buena parte del día. Como es harto conocido, el sedentarismo es una de las causas principales de la obesidad y este binomio se convierte en un factor de riesgo para enfermedades como la diabetes, la hipertensión o los infartos cerebrales y del corazón.

No obstante un estudio realizado por la Sociedad Estadounidense del Cáncer que analizaba el modo de vida afirma que estar sentados durante más de seis horas diarias aumenta el riesgo de mortalidad (sobre todo entre la población femenina) y con independencia del tiempo que podamos dedicarle a la actividad física.

El estudio en cuestión involucró un total de 123.000 personas sanas, a las cuales se les realizó un seguimiento durante el periodo de 14 años. En este tiempo se analizó no solo el grado de sedentarismo sino también otros factores que implican riesgos para la salud como el tabaquismo y la obesidad. Al concluir este periodo y después de contrastar los diversos resultados de las personas, los investigadores llegaron a la conclusión que estar sentados durante más de seis horas al día aumenta la probabilidad de morir en un 37%, en comparación con las personas que están sentadas por un tiempo menor a las dos horas diarias continuadas. En los hombres también existe riesgo pero éste es de un modesto 18%.

No obstante, uno de los resultados más sorprendentes que arrojó esta investigación fue el hecho de que las horas de sedentarismo no son “borradas” o “eliminadas” por la actividad física; si bien, evidentemente, esto puede ayudar.

Continuando con los datos estadísticos, estos científicos nos muestran que aproximadamente el 48% de los hombres realiza actividades sedentarias como trabajo mientras que éste numero se alza hasta el 94% en la población femenina.

La parte que aún brinda esperanzas para las personas que realizan una actividad sedentaria es que este riesgo puede disminuirse si realizamos pequeñas pausas entre horas y las aprovechamos para caminar un rato por la estancia.

  Consejos, Ejercicio físico, Salud y belleza