Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) se caracteriza por una limitación crónica del flujo de aire en los pulmones acompañada de dificultad respiratoria, y no es totalmente reversible. Esta enfermedad puede manifestarse en bronquitis crónica y enfisema pulmonar. El EPOC no es simplemente una tos de fumador, sino una enfermedad pulmonar subdiagnosticada que puede llegar a ser mortal. Actualmente el EPOC es la cuarta causa de mortalidad en el mundo.
Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS): Más de 3 millones de personas murieron de EPOC en 2005, lo que equivale a un 5% del total de defunciones a nivel mundial. Sus síntomas más comunes son disnea o sensación de falta de aire, expectoración excesiva y tos crónica. Actividades cotidianas tales como subir unos pocos escalones pueden dificultarse mucho a medida que se agrava la enfermedad. Se suele presentar una tos con expectoración de color blanco en la mañanas que por lo general la mayoría de la personas la confunden con la conocida tos de fumador. Esta enfermedad es desconocida por muchos y sus síntomas se lo adjudican a una gripe fastidiosa que ha sido mal cuidada, lo que demuestra la desinformación y lo que conlleva a consecuencias graves a mediano y largo plazo?.
El tabaco es el principal causante, pues provoca daño en los bronquios y en el intersticio pulmonar, que es el que realiza el intercambio de Oxigeno y Co2 entre el pulmón y el corazón. Aproximadamente el 70% de la personas que fuman desarrollan EPOC y según el Global Initiative for Chronic Obstructive Lung Dissease (GOLD) la mayoría de las personas que tienen esta enfermedad son hombres: de mil hombres 11.6 lo padecen y de mil mujeres 8,8 lo padecen?.
En cuanto a este tema, la OMS señala que se prevé que las defunciones totales por EPOC aumentarán más de un 30% en los próximos 10 años a menos que se adopten medidas urgentes para reducir los principales factores de riesgo, especialmente el consumo de tabaco. También se tienen estadísticas que afirman que el consumo de tabaco causó unos 5,4 millones de defunciones en 2005. Se prevé que las defunciones relacionadas con el tabaco aumentarán a 8,3 millones por año para 2030.
Con respecto al diagnóstico, este se confirma aplicando un método sencillo llamado espirometría, que permite determinar el volumen de aire que entra y sale de los pulmones y el ritmo del flujo respiratorio. Además se realizan los rayos x del tórax para conocer la condición del pulmón y la medición de los gases arteriales para saber como esta el intercambio gaseoso. Una vez que se tienen los resultados de estos exámenes el medico puede determinar si el paciente padece la enfermedad y en que nivel se encuentra. Dependiendo de esto el especialista establece el tratamiento que se debe aplicar.

Existen tratamientos farmacológicos con broncodilatadores y esteroides y tratamientos no farmacológicos como la rehabilitación pulmonar. Este ultimo tiene una duración de tres meses, específicamente 24 sesiones y busca mejorar la calidad de vida y la funcionalidad respiratoria. Este programa incluye un abordaje multidisciplinario: entrenamiento físico (entrenamiento a fuerza y resistencia de extremidades, entrenamiento de los músculos respiratorios), tratamiento nutricional y psicoterapia. Hay que recordar que esta enfermedad suele generar depresión en el paciente, pues le limita muchas actividades y esto trae como consecuencia ciertos problemas psicológicos que son tratados en este programa mediante un psicólogo capacitado en el tema?. Hace unos años, esta enfermedad era considerada una enfermedad de personas de 65 y 70 años. Hoy en día cada vez son más jóvenes los que visitan el consultorio.
La EPOC es prevenible, pero no curable. El tratamiento puede desacelerar la evolución de la enfermedad, pero ésta suele empeorar con el transcurso del tiempo sino se trata con personal especializado en el tema.Esta enfermedad se encuentra entre las cuatro primeras causas de morbilidad en los Estados Unidos, y según la OMS de acuerdo a proyecciones, se ubicará en la quinta posición en la escala de peso económico de las enfermedades en el mundo.
Por este motivo se considera a la EPOC como un grave problema de salud pública, por la cronicidad de los síntomas, la poca respuesta al tratamiento, la incapacidad física del paciente que la sufre y los elevados costos económicos que demanda su atención. Este impacto se ve con mayor preocupación en los países en vías de desarrollo como es el nuestro, por lo que conviene conocer más de esta enfermedad y tomar las medidas más eficaces y oportunas para lograr su control.

  Consejos