Elimina esos puntos negros

Los puntos negros son muy comunes, y todas las mujeres en algún momento hemos tenido que cargar con ellos en la famosa zona “T” del rostro, llámese frente,  nariz y barbilla.

Se forman por la abundancia de secreciones sebáceos. Por eso suelen aparecer con más intensidad en la zona T donde las glándulas sebáceas están más concentradas. No quiere decir que no puedan salir en  cualquier parte. Y, su color oscuro se debe a la densidad de la acumulación.

El difícil prevenirlos. Y una vez que los tenemos, debemos ser cuidadosos al eliminarlos, ya que si se infectan pueden convertirse en barritos o granos. Y en el peor de los casos, producir que se infecten y dejen cicatrices. Es por ello, que se recomienda nunca apretar directamente porque la piel se lastima, sino primero abrir los poros.

Esto lo logramos con un buen método de extracción. Empezamos lavando el rostro con agua tibia y jabón (si es posible que contenga ácido salicílico, que es anti inflamatorio). Luego hervimos agua, y una vez que está lista colocamos una toalla en la cabeza formando una especie de techo sobre la misma. Con cuidado acercamos la cara, no más de 10 0 15 centímetros, y mantenemos esa posición durante unos diez minutos.

Los poros quedarán dilatados y la piel blanda, permitiendo que con poca presión extraigamos los puntos negros. Si ves que no salen fácilmente, no hagas fuerza, puedes irritar la pie. Para ayudar a que los poros vuelvan a cerrarse, podemos masajear la zona con un aceite de uso personal o simplemente con agua fría.

Algo a tener cuenta, son las las famosas bandastiras exfoliantes. Puedes pegarlas en la zona donde se encuentras los puntos negros, y luego de esperar unos minutos las retiras. Enjuaga con agua fría, así permitirás darle frescura a la zona donde apliques.

Imagen del artículo

Elimina esos puntos negros
  Consejos, Salud y belleza