El miedo a las arrugas

El miedo a las arrugasEl miedo a las arrugas es un fenómeno que se ha ido consolidando a través de los años como consecuencia de los estereotipos y las normas impuestas por la sociedad. Es decir, en la misma medida en que una sociedad valore más la juventud y rechace los signos que denotan el paso del tiempo, más sus personas intentarán ocultar las manchas y arrugas haciendo todo lo que esté a su alcance para cumplir con las expectativas sociales. Por eso el miedo a las arrugas es un problema común.

En el lenguaje científico, el miedo a las arrugas es conocido como ritifobia y lo curioso es que no se trata de un problema que afecte a las mujeres de mediana edad sino que también se ceba en las más jóvenes. Según dermatólogos dela Escuelade Medicina de la Universidad Northwestern, las mujeres jóvenes se preocupan más por la aparición de arrugas en sus rostros que por padecer cáncer de piel. Casi resulta increíble de creer.

Como puedes presuponer, este miedo conlleva a que se recurra a diversos mecanismos para prevenir y eliminar esos pliegues tan temidos. En este sentido, se ha hecho muy popular el empleo del botox y de la cirugía estética para corregir la aparición de las arrugas, con la intención de dejar la piel bien tersa.

Afortunadamente, ahora un reciente estudio alemán ha venido a revolucionar estas técnicas (que no siempre reportaban los resultados deseados) al proponer un método bastante eficaz para reducir las arrugas. Se trata de una técnica que combina las emisiones de luces LED con una loción compuesta de extracto de té verde. Esta loción contiene elevados índices de antioxidantes que actúan sobre nuestra piel ralentizando el envejecimiento y sus signos más evidentes.

Según los resultados del estudio, publicados en la revista American Chemical Society, este método suaviza la piel con tan solo un mes de tratamiento y no tiene los efectos secundarios tan temidos del botox.

  Consejos, Medicamentos, Noticias