El control de la glucemia: Su importancia

El control de la glucemia: Su importanciaLa diabetes mellitus constituye un trastorno metabólico que afecta los niveles de glucosa en sangre y que suele provocar numerosas secuelas en quienes la padecen. Actualmente alcanza a cerca de 366 millones de personas en todo el mundo, cifra que se incrementa anualmente debido fundamentalmente a los hábitos alimenticios inadecuados y a la falta de ejercicios físicos.

Entre sus consecuencias más perjudiciales y peligrosas se encuentran las afecciones de la piel, sobre todo en la zona de los pies. Esto se debe esencialmente a la baja actividad de absorción de los macrófagos (que son las células defensoras del organismo) y al inadecuado control de la glucosa en los pacientes diabéticos. De esta manera, el riesgo de padecer enfermedades infecciosas aumenta significativamente, acarreando otras consecuencias negativas para la salud.

En este sentido, el control de la glucemia en los pacientes diabéticos ha sido el principal tratamiento que se ha encontrado para prevenir las infecciones y demás afectaciones de la piel y el organismo en general. Vale aclarar que, aunque el cuidado exquisito de los pies y demás zonas del cuerpo así como su adecuado control médico resulta de vital importancia, si no se logran equilibrar los niveles de glucosa en sangre, podrían aparecer otras afectaciones como una neuropatía, mala circulación, infecciones o deformidades.

Además de la aparición de úlceras en los pies, las personas diabéticas con un desajuste en sus niveles de glucosa en sangre pueden padecer también de neumonías u complicaciones asociadas a otras patologías; que de no recibir el tratamiento oportuno pudieran conducir incluso a la muerte del paciente.

Por tal razón, se recomienda siempre controlar los niveles altos de glucemia. Para lograr niveles adecuados a veces basta combinar los ejercicios físicos con de una dieta saludable y balanceada. En este sentido, resulta esencial además evitar el sobrepeso, la obesidad y los hábitos dañinos y tóxicos como el tabaquismo y el alcoholismo.

  Consejos, Medicina