El comino: Mucho mas que una especia

CominoEl comino proviene de una planta que pertenece a la familia de las umbelíferas y que se caracteriza por su peculiar sabor y aroma. De esta manera, resulta un excelente condimento para muchos platos, sobre todo las carnes. El comino se particulariza por su sabor ligeramente amargo así como por su aroma bastante fuerte, siendo esencial para la elaboración de algunos platos culinarios en los que se incorporen alimentos como las legumbres, el pescado, las carnes y las verduras, añadiéndosele ya sea antes o durante la elaboración del alimento. Sin embargo, a pesar que su empleo en la cocina es muy frecuente, debemos cuidar las proporciones ya que si son excesivas lejos de añadir un excelente sabor, podríamos estropear cualquier receta. El comino también suele emplearse frecuentemente en la elaboración de embutidos, carnes, quesos, arroces, e incluso en infusiones.

Pero además de su sabor peculiar, el comino ha sido empleado desde la antigüedad en algunos tratamientos médicos pues debido a sus compuestos activos presentes en el aceite natural, específicamente al aldehído cumínico, es considerado un tónico estomacal y un estimulante del peristaltismo intestinal, por lo que aumenta el apetito, estimula la digestión y facilita la evacuación.

El comino también posee propiedades carminativas aliviando los molestos síntomas de la aerofagia y favoreciendo la desaparición de los gases intestinales. Si tomamos el comino en infusión estaremos favoreciendo la función intestinal pero a la vez estaremos contribuyendo a la desaparición del exceso de grasas.

A la misma vez, el comino actúa como diurético estimulando la función renal. Ha demostrado ser particularmente útil para tratar las infecciones urinarias, los cálculos renales y los problemas en la vejiga. Este condimento también es hipoglucemiante, por lo que es recomendado para las personas que presentan diabetes, ya que actúa como un regulador de los niveles de glucosa en la sangre.

De esta manera, el consumo de comino en las comidas además de aportar un exquisito sabor también favorece nuestra salud por lo que su consumo es recomendable tanto para quienes tienen problemas digestivos, para quienes desean perder peso y para quienes tienen problemas de retención de líquidos.

  Consejos, Salud y belleza