El alga espirulina: Sus beneficios para la dieta

Alga EspirulinaSeguramente en muchas ocasiones hemos escuchado hablar de la espirulina como un complemento que permite perder peso o como un componente nutricional para el fortalecimiento del organismo, sobre todo en el tratamiento de los deportistas.

Y es precisamente por los elevados contenidos de proteínas, de vitaminas B1, B2 y B3, la presencia de beta-carótenos, minerales y oligoelementos como el potasio, el magnesio, calcio, zinc, manganeso, hierro y fósforo; que el alga espirulina se considera como un complemento altamente nutricional que permite mantener una dieta balanceada y saludable. Es necesario destacar que el alga espirulina contiene sólo un 7% de grasas que se presenta, en su mayoría, como ácidos grasos esenciales. Además, algo que la diferencia de otras algas marinas, es que la espirulina no presenta yodo en su composición química.

Aún así, por su riqueza en ácido fólico y hierro la espirulina constituye un elemento importantísimo en el diseño de las dietas para los casos de anemia, ya que estos nutrientes de carácter antianémico favorecen la producción de glóbulos rojos.

La espirulina se emplea además en el cuidado de la piel y las uñas, debido a la presencia de vitaminas del grupo B y de otros minerales.

No obstante, en múltiples anuncios se le atribuye a la espirulina el poder de adelgazar, lo cual hasta el momento no ha sido comprobado científicamente. Aunque debe resaltarse que son muchos los especialistas en nutrición que proponen el alga espirulina como un coadyuvante en las dietas de adelgazamiento pero con el objetivo esencial de proveer nutrientes.

Actualmente es posible hallar el alga espirulina en tabletas, en polvo o en cápsulas, aunque su consumo siempre debe estar prescrito por un especialista nutricional que pueda valorar las necesidades individuales del organismo y según el objetivo que se persiga.

Debe puntualizarse que el consumo del alga espirulina puede provocar algunos efectos adversos entre los cuales puede mencionarse:

– Sed y estreñimiento, razón por la cual es recomendable beber agua abundantemente de forma que ayudemos a nuestro cuerpo a absorber la espirulina.

– Mareos, fiebre y dolor de estómago.

  Consejos, Perder peso, Salud y belleza