Ejercitando el sóleo en máquina

Así como ejercitar parado los músculos de la zona posterior de la pierna es adecuado para enfatizar el trabajo en los gemelos, estando sentado será el sóleo el principal involucrado en el movimiento de flexión plantar.

Esto se puede realizar en una máquina en la que el practicante permanece sentado, con las puntas de los pies colocadas sobre un peladaño o escalón que lleva incorporada la máquina, y con un dispositivo para situar el peso apoyado en la zona más lejana a los muslos. Los cuádriceps en tanto estarán sujetados por una superficie acolchonada situada por encima de ellos. Es cierto que no todos los gimnasios cuentan con una máquina así, ya que lo más habitual es concentrar el trabajo en el gemelo.

Desde esta posición, el movimiento cosiste en la flexoextensión de tobillo, y al estar sentado y con la rodillas doblada aproximadamente a 90 grados, el gemelo está relajado y el trabajo recaerá en el sóleo. Es importante recordar que el sóleo es un músculo monoarticular, ya que sólo interviene en la flexión y extensión de la planta del pie, mientras que el gemelo está involucrado tanto en el movimiento de extensión del tobillo como en el de extensión de la rodilla.

Si bien es muy sencillo el ejercicio y el movimiento es igual a cuando trabajamos gemelos parados, en el caso de estar sentados es mucho más habitual no completar la flexión de la planta del pie. Este es el error más habitual. Ocurre que al estar sentados las personas buscarán una posición sumamente cómodo, y lo habitual será que el pie quede formando un ángulo de 90 grados con la pierna. Esto hará que la próxima extensión sea mucho más sencilla y evitará un trabajo con la intensidad adecuada para lograr la tonificación muscular que se busca.

Imagen del artículo

Ejercitando el sóleo en máquina
  Consejos, Ejercicio físico