Depilación de piernas: II PARTE

Las ceras, son el método más buscado. Ya que extraen el vello desde la raíz, prolongan más tiempo el crecimiento del mismo, y lo mejor es que lo debilitan con el paso del tiempo. Hay distintas ceras para depilar las piernas, a continuación las nombraremos para que puedas optar por aquella que te haga sentir cómoda y te garantice buenos resultados.

Las ceras frías son bastantes prácticas. Estas son muy fáciles de usar, ya que el único calor que precisan es el de tus manos. Lo aplicas en la piel, extiendes las bandas y tiras en sentido contrario al vello. Lo mejor de este tipo de cera, es que garantiza muy bueno resultados para pieles sensibles y la duración es de 4 semanas.

Las ceras tibias pueden ser también otra buena opción. Son de fácil aplicación, las mismas se calientan al microondas o baño maría y luego se aplican sobre las piernas y se quita con abundante agua. Su duración es aproximadamente de 4 semanas y, al igual que la cera fría, este tipo de cera también está indicado para pieles sensibles como una de las mejores opciones a optar.

Algo muy pocas lo tienen en cuenta a la hora de depilar la piel con cera, es que resulta imprescindible que la piel se encuentre limpia. Lo mejor que puedes hacer, es darte una ducha relajante antes de depilar, así tu piel estará más blanda y suave, predispuesta a extraer el vello con más facilidad.

Imagen del artículo

Depilación de piernas: II PARTE
  Consejos, Salud y belleza