Deja atrás el mal aliento

El mal aliento es una de las cosas más desagradables que pueden afectar nuestra estética y provocarnos situaciones de mucha vergüenza. Aunque claro, algunos ya se han acostumbrado tanto a un olor repugnante en su boca que parece no notarlo, dejando así una mala imagen ante los demás.

Lo bueno es que puedes cuidar tu higiene bucal y tener un olor agradable si tomas las medidas necesarias. En primer lugar debes cepillarte los dientes correctamente e higienizar al mismo tiempo tu lengua. No olvides de usar el hilo dental, ya que muchas veces los restos de comida que quedan en la boca y se descomponen son los causantes del mal aliento. Otra alternativa es el enjuague bucal, tanto casero como comprado, sobre todo los que tienen menta o albahaca.

Debes saber además que la saliva es el componente del cuerpo que mejor combate el mal aliento. Es por ello que otra manera de evitarlo es mascando chicles sin azúcar,, lo que segrega más saliva. Además, muchas de las gomas de mascar vienen con sabores frescos que dejan un aroma agradable en la boca.

Otra forma de mantener limpia la boca es consumiendo suficiente agua. Una boca seca siempre es susceptible a tener mal aliento. Es por ello que por las mañanas la mayoría de las personas acostumbra a tener mal aliento.

También pueden incurrir en el mal aliento quienes lleven una dieta demasiado baja en hidratos de carbono complejos. Por ello, no olvides consumir suficiente arroz, pastas y cereales.

Como ves, no es necesario que gastes fortunas en lociones o spray bucales para mantener un aliento agradable. Bebe lo suficiente, come adecuadamente e higieniza tus dientes y lengua a diario y podrás hablar cerca de alguien sin ningún temor.

Imagen del artículo

Deja atrás el mal aliento
  Consejos, Salud y belleza