¿De qué sirve tener un entrenador personal?

En los últimos años, a partir de una mayor toma de conciencia acerca de los beneficios del ejercicio físico, muchas personas han comenzado a recurrir a los entrenadores personales para mantenerse en forma, adelgazar o mejorar problemas de salud. Pero, ¿por qué contratar un entrenador personal para ejercitarte?

Los entrenadores personales pueden ser de gran ayuda, aunque en algunos casos serán mejor aprovechados por sus clientes. ??Si te sientes motivado y conforme a tu rendimiento físico actual, no es necesario que acudas a un entrenador personal y gastes gran cantidad de dinero en él.

Pero si por el contrario eres una de esas personas que nunca mantiene la constancia para salir a correr o ir al gimnasio, un entrenador personal será la mejor solución. Es que uno de los puntos claves de los entrenadores personales es su capacidad de motivar, y en algunos casos hasta exigir a su cliente que debe entrenar. Muchos entrenadores buscan a sus entrenados por sus hogares, para asegurarse que la pereza no los venza.

Sin embargo, lo bueno de entrenar con un supervisor particular no se encuentra únicamente en factores anímicos. En realidad, es importante tener presente que a pesar de que existen pautas generales para el entrenamiento físico, cada uno de nosotros somos seres con características particulares y no todos reaccionamos exactamente igual ante un entrenamiento.

La clave de un buen entrenador personal es que posea conocimientos amplios acerca del funcionamiento del cuerpo ante el ejercicio, y pueda modelar rutinas verdaderamente adaptadas a cada necesidad, rutinas  que sean más que cambiar un ejercicio a un plan estándar.

Finalmente, un entrenador personal supervisará las ejecuciones y la técnica. Al dedicarse exclusivamente a observar a su entrenador, esto ayudará a perfeccionar los movimientos, además de realizar un ejercicio con menor riesgos de lesión.

Imagen del artículo

¿De qué sirve tener un entrenador personal?
  Consejos, Ejercicio físico