Creencias erróneas sobre la protección solar muy peligrosas

Proteccion-solarMuchas personas tienen ideas equivocadas acerca de cómo nos afecta el sol y cuál es la mejor forma de prevenir los riesgos que los rayos solares pueden provocar. Se trata de creencias que se han transmitido de una generación a otra sin ningún fundamento y que hoy, los científicos se atreven a desvelar.

Cinco creencias comunes pero equivocadas sobre la protección solar

1. Las personas de piel trigueña no se tienen que cuidar del sol. Según esta creencia las personas morenas no tienen que cuidarse del sol porque su piel no se quema. En parte es cierto ya que las personas morenas no suelen experimentar cambios de coloración drásticos luego de una exposición prolongada al sol; sin embargo, su piel sufre los mismos efectos de las radiaciones ultravioletas que las de tez más blanca. Por tanto, las personas morenas también deben usar fotoprotectores para aminorar los efectos del sol y evitar el riesgo de padecer cáncer de piel.

2. Con un factor de protección 50 tu piel no se broncea. Muchas personas piensan que usar un factor de protección alto les impedirá broncearse y, como resultado, terminan utilizando un fotoprotector bajo para conseguir el tono moreno que anhelan. Sin embargo, debes saber que ningún fotoprotector impide que logres un bonito bronceado, solo que mientras mayor es el factor de protección más tardarás en conseguirlo. En realidad con cualquier crema protectora conseguirás broncear tu piel y lo mejor, es que lo lograrás de forma segura.

3. En los días nublados no hace falta la protección solar. Se trata de una de las creencias más comunes que asegura que cuando el día está nublado no es necesario utilizar fotoprotectores porque, a fin de cuentas, no hay sol. Sin embargo, en un día nublado la radiación ultravioleta, que es la que afecta nuestra piel, puede traspasar las nubes y afectarnos, solo que en menor grado. Es por eso que los expertos recomiendan que aún con el día esté nublado utilicemos protección solar para evitar las quemaduras.

4. Usar la crema solar una vez al día es suficiente. Muchos piensan que aplicarse un factor de protección elevado una vez al día es suficiente para protegerse de los rayos del sol. Sin embargo, esto es completamente falso. Es cierto que mientras más alto es el factor de protección menos veces tendremos que reactivarlo, pero siempre será necesario hacerlo al menos entre dos y cuatro horas.

5. La mejor forma de broncearse es exponiéndose demasiado al sol. Exponerse demasiado al sol es la forma más rápida de broncearse pero no la mejor porque también implica numerosos riesgos. Básicamente cuando tomamos demasiado sol nuestra piel se quema antes de dar paso al bronceado. Por lo tanto, esta sencilla práctica aumenta el riesgo de afecciones en la piel como el cáncer, la dermatitis y la rosácea.

Imagen del artículo

Creencias erróneas sobre la protección solar muy peligrosas
  Consejos