Correr: ¿en soledad o en compañía?

¿Es conveniente buscarse un compañero para ir al parque a correr o sería mejor manejar los tiempos de modo individual? Consideremos los pros y contras de cada situación.

Si prefieres elegir un compañero, esto puede ser muy estimulante para ti. Si eres de esas personas que le cuesta comprometerse con una actividad, será de gran beneficio tener alguien con quien compartir la sesión de entrenamiento.

Pero claro, no todo es color de rosas. Si eliges correr con alguien, esta persona debe tener un estado físico similar al tuyo para poder entrenar a un porcentaje casi idéntico de frecuencia cardíaca en una misma velocidad.

No te engañes pensando «me esforaré un poco más para estar a su ritmo». Esto sólo te llevará al sobre entrenamiento. Recuerda, lo más importante es que puedas seguir tu propio ritmo.

Es por ello que correr en soledad es una mejor alternativa para manejar tu propia velocidad. Además, te permitirá acomodar mejor tus horarios is un día no puedes entrenar a la hora habitual.

Desde luego, esta segunda alternativa puede no ser tan divertida como ir en compañía de un amigo o amiga. Pero puedes calzarte el reproductor de mp3 y preparar en él una música que te motive, o elegir lugares distintos cada vez que capten tu atención a medida que sumas kilómetros.

Y siempre ten en cuenta el objetivo que te mueve a correr. Es la clave para que la motivación nunca falte. Al fin y al cabo, recuerda que mejorar tu salud y mantener un peso ideal deben ser los principales motores para tu entrenamiento.

Imagen del artículo

Correr: ¿en soledad o en compañía?
  Consejos, Ejercicio físico