Consideraciones para entrenar en casa

Ejercitarse en casa es una alternativa ideal para quienes disponen de poco tiempo para trasladarse hasta un gimnasio, un parque o un club. Visto desde la optimización del tiempo y de la practicidad pareciera la opción ideal. Sin embargo, es necesario tener en cuenta algunas consideraciones si decidimos entrenar regularmente en nuestro propio hogar.

La primera de ellas está orientada a quienes acostumbran a poner excusas para no hacer actividad física. Ellos deben fijar un horario específico para ejercitarse en casa, así como lo harían para ir a correr por un parque o en un gimnasio. Es fácil subestimar los efectos de un entrenamiento en el hogar y usar eso como argumento para ocupar el tiempo en otras actividades.

Otra cuestión importante es saber que los ejercicios que podamos hacer en casa no reemplazan una sesión de pesas en un gimnasio, puesto que la intensidad difícilmente pueda ser igual, debido a que no contamos con cargas con las cuales trabajar.

Es por ello que debemos buscar maneras de asemejar lo más posible esta intensidad. Por ejemplo, si acostumbramos a realizar estocadas con ciertas mancuernas, podemos usar objetos del hogar que tengan un peso similar.

Otro ejemplo es que si trabajamos tríceps, podemos regular la intensidad a la hora de ejecutar fondos, de acuerdo a que tan separados ubiquemos los apoyos de los pies y de las manos. De igual forma, una flexión de brazos puede tener más intensidad si apoyamos más arriba nuestros pies, o menos dureza, si nuestros pies se encuentran por debajo de la línea media de la cabeza.

En el caso de no poder modificar la intensidad, podemos sumar una o dos series para lograr que el músculo se trabaje correctamente. Es bueno recordar que un cierto dolor es esperable en todo entrenamiento que haya exigido adecuadamente al músculo.

Imagen del artículo

Consideraciones para entrenar en casa
  Consejos, Ejercicio físico