¿Cómo cuidar las rodillas?

rodillasMuchas personas se preocupan por cuidar su aspecto físico pero muy pocas se preguntan qué pueden hacer para proteger sus rodillas. De hecho, se trata de las mayores articulaciones del cuerpo y son las que más se resienten con el paso de los años y con el aumento de peso o la vida sedentaria. No obstante, se debe aclarar que las personas jóvenes y delgadas también pueden sufrir afectaciones en las rodillas, sobre todo si los músculos que la rodean no son lo suficientemente fuertes.

Por supuesto, también hay algunos deportes que perjudican la salud de nuestras rodillas, como el tenis, el esquí y el fútbol, por ejemplo, en los cuales se fuerzan demasiado los cartílagos. No obstante, ejercicios físicos tan comunes como correr o pedalear en la bicicleta también pueden afectar las rodillas.

Cinco consejos para proteger tus rodillas

1. Haz un calentamiento antes de comenzar a practicar ejercicio. De esta forma propicias una mejor circulación de la sangre y te aseguras de que los músculos y ligamentos que rodean las rodillas no estén demasiado tensos. Así lograrás disminuir la presión sobre los tendones.

2. Mantén una intensidad de entrenamiento adecuada. Se recomienda que evites hacer demasiado ejercicio, toma pausas entre una actividad y otra y no entrenes todos los días, tómate al menos una jornada de descanso. De la misma manera, si son los primeros días del entrenamiento, no te exijas demasiado, deja que tu organismo se adapte poco a poco al esfuerzo. También se recomienda que evites los cambios bruscos de ritmo porque es en esos momentos donde más se dañan las rodillas.

3. Distribuye inteligentemente la carga de fuerza sobre las rodillas. Siempre que puedas, elige aquellos ejercicios que ejerzan menos impacto sobre las rodillas. Por ejemplo, en vez de correr en una bajada, apuesta por un terreno llano y, en vez de utilizar la bicicleta estática, usa la elíptica.

4. Mantén el peso bajo control. La obesidad es uno de los principales enemigos de las rodillas ya que, cuando tienes varios kilos de más, estas terminan soportando una presión excesiva. Por tanto, intenta mantener tu peso ideal.

5. Usa el calzado adecuado. En tu día a día, intenta apostar por zapatos cómodos, preferiblemente con un tacón moderado. Recuerda que las zapatillas deportivas se deben comprar en dependencia de si eres pronador o supinador, un balance adecuado te evitará dolor de columna y lesiones en las rodillas.

Imagen del artículo

¿Cómo cuidar las rodillas?
  Consejos, Ejercicio físico