Comer fibra ayuda a prevenir el ACV

Comer fibra ayuda a prevenir el ACVLa incidencia de los accidentes cerebrovasculares (ACV) continua creciendo en todo el mundo occidental a un ritmo desproporcionado. Por tan solo poner un ejemplo, cada año esta patología se cobra la vida de casi 150.000 norteamericanos. Hoy sabemos que los accidentes cerebrovasculares son la cuarta causa de muerte a nivel mundial pero la buena noticia es que este problema se puede prevenir.

Desde hace tiempo se conoce que el accidente cerebrovascular, junto a otras enfermedades vasculares, es el resultado de una larga serie de hábitos comportamentales y alimentarios que se podrían modificar sin mucho esfuerzo. Estos hábitos son: fumar, falta de ejercicio regular y una dieta pobre y poco equilibrada. Todos estos factores son los responsables del endurecimiento de las arterias y favorecen la aparición de las enfermedades cerebrovasculares.

Ahora un grupo de investigadores de la Universidad de Leeds, en el Reino Unido, ha publicado el resultado de un estudio en la American Heart Association Journal, que explica cómo implementar diferentes medidas que nos ayuden a prevenir el ACV.

El estudio en cuestión muestra que la fibra mejora la calidad de los lípidos en la sangre y remueve la grasa en exceso. La investigación analizó los datos de estudios precedentes que incluían un periodo de 22 años, durante el cual se ha encontrado que tanto los accidentes de tipo isquémico (oclusión de las venas) o de tipo hemorrágico (pérdida de sangre), se reducían de un 7% tan solo incrementando de 6 gramos el consumo cotidiano de fibra.

Según este estudio, la cantidad mínima recomendable de fibra que se debe consumir cotidianamente es de 25 gramos. Sin embargo, se conoce que la mayoría de las personas consume menos de 10 gramos de fibra al día. Desgraciadamente el proceso de producción industrial de alimentos tiende a remover la fibra y otros nutrientes de los mismos, mientras añade azúcar, grasas hidrogenadas y otros adictivos que son muy dañinos para la salud. Vale aclarar que la fibra saludable se encuentra básicamente en las verduras y las frutas naturales.

  Consejos, Estudios