Beber mucha agua: ¿Es realmente beneficioso?

Beber mucha agua: ¿Es realmente beneficioso?Mantener una adecuada hidratación es súper importante, sobre todo en época de verano. Sin embargo, recientes investigaciones apuntan que esta hidratación debe ser equilibrada evitando los excesos o defectos de líquido en nuestro cuerpo.

Contrario a lo que se pensaba, beber mucha agua no es tan beneficioso para nuestro organismo. Esto lo confirman los especialistas de la Trobe University, quienes apuntan además que el consumo recomendado por todos los médicos de dos litros diarios de agua no deben ser exclusivamente de este líquido.

Los investigadores explican que el consumo de dos litros de agua diarios incorpora también el agua contenida en el resto de las bebidas, frutas y vegetales consumidas durante el día. De esta manera, los dos litros de agua recomendados pueden convertirse en tres o cuatro. Así, estaríamos en presencia de un exceso de agua en el organismo, que en algunos casos pudiera ser perjudicial para nuestra salud.

Debemos recordar que el cuerpo humano es capaz de regular el balance hídrico mediante la micción y la sed. Así, al tomar la cantidad de agua que nuestro organismo demanda estaremos consumiendo el líquido justo que el cuerpo necesita para desarrollar adecuadamente sus funciones.

Al respecto, investigadores de la universidad estadounidense de Pensilvania han analizado las ventajas de tomar mucha agua diariamente. Como principal resultado concluyeron que no existen evidencias que sustenten la hipótesis que el consumo excesivo de agua ayude a eliminar toxinas, adelgazar o a mejorar el funcionamiento de los órganos en las persona sanas. Tampoco  hallaron diferencias significativas entre las personas que toman mucha agua diariamente y las que ingieren sólo el líquido justo.

Encontraron además que el consumo justo de agua puede ayudar a prevenir las infecciones urinarias y los cálculos. Sin embargo, el consumo excesivo de agua se asoció con un aumento de la dificultad para respirar, con hinchazón en las piernas y con alteraciones del corazón como la insuficiencia cardiaca.

  Consejos