Alternativas a correr

Así como la carrera es uno de los deportes que más crece en popularidad, también es cierto que se trata de una actividad que puede generar diversas lesiones, tanto en miembros inferiores como en la espalda. Es por eso que a veces hay que encontrar alternativas a correr. Hoy veremos algunas de ellas.
Una de las más habituales alternativas a correr es la bicicleta. Pedalear tiene muchas ventajas para aquellos que deseen no perder el ritmo sin necesidad de correr, ya que trabaja específicamente los miembros inferiores. Claro, esto también hace que sea imposible usarla como actividad alternativa cuando evitamos la carrera por lesiones en las piernas. No obstante, se trata de una excelente opción cuando debemos dejar de correr por problemas en la espalda por ejemplo, y debemos evitar deporte de impacto.
Otra de las alternativas a correr es la máquina elíptica. Esta máquina aeróbica tiene un movimiento similar al de la carrera, pero, a diferencia de cuando corremos, cuando trabajamos en la máquina elíptica no tenemos impacto y por ende la actividad es menos riesgosa.
Una forma de entrenar que se puso de moda en los últimos años es el «aqua running». Como el nombre en inglés lo indica, se trata simplemente de correr en el agua. Desde luego, no es un entrenamiento igual, ya que no podemos adquirir velocidad. Sin embargo, es una muy buena forma de entrenar los mismos músculos con algo de resistencia. Y con mucha seguridad, ya que al frenar el agua nuestro peso, casi no corremos riesgos de lesión.
Estas formas de entrenar no sólo pueden incluirse en tu plan de entrenamiento cuando necesitas dejar de correr para recuperarte de una lesión. También es bueno intercalar entrenamientos con el fin de no saturarte física y mentalmente.

Imagen del artículo

Alternativas a correr
  Consejos, Ejercicio físico