Pimozida

  Principio Activo

Para qué sirve Pimozida

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

En esquizofrénicos agresivos cuando se requiere sedación. Sindrome de Q-T largo congénito o inducido por drogas. Dosis elevadas (mayores a 10 mg/día). Antecedentes de arritmias. Hipersensibilidad a la pimozida. Enfermedad de Parkinson. Pacientes con hipopotasemia o hipomagnesemia. Severa depresión del sistema nervioso central. Tics simples o tics no asociados al sindrome de Gilles de la Tourette.

Precauciones

Pacientes epilépticos. Antecedentes de sindrome neuroléptico maligno. Disfunción renal o hepática.

Interacciones

Adenosina: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta). No deben ser coadministrados.
-Alcaloides de la belladona y derivados: la administración concomitante con alcaloides de la belladona y derivados (atropina, escopolamina, hioscina, propinox, N-butilbromuro de hioscina) puede producir mayor riesgo de efectos adversos anticolinérgicos como ser sequedad de boca, constipación, retención urinaria, sedación, visión borrosa. Monitorear la aparición de efectos adversos y de manifestarse los mismos suspender los alcaloides mencionados. En casos severos debe recibirse atención médica inmediata.
-Alcohol: su uso concomitante provoca depresión del sistema nervioso central por efecto aditivo.
-Amantadina: los agentes antiparquinsonianos que son agonistas dopaminérgicos deben evitarse en los pacientes que reciben los antipsicóticos típicos ya que tienden a reducir la efectividad de ambos grupos de drogas.
-Amiodarona: el uso incrementa los niveles de pimozida al disminuir su metabolismo por inhibición de la isoenzima 3A4 (citocromo P4503A4) del citocromo P450P450. Además el uso incrementa el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta), por efectos aditivos a nivel de prolongación del Q-T. No deben ser coadministrados.
-Amisulprida: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta). No deben ser coadministrados.
-Amitriptilina: el uso incrementa el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta), por efectos aditivos a nivel de prolongación del Q-T. No deben ser coadministrados.
-Antiarrítmicos clase I y clase III: el uso incrementa el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco), por efectos aditivos a nivel de prolongación del Q-T. No deben ser coadministrados.
-Antidepresivos tricìclicos: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). No deben ser coadministrados.
-Apomorfina: los agentes antiparquinsonianos que son agonistas dopaminérgicos deben evitarse en los pacientes que reciben los antipsicóticos típicos ya que tienden a reducir la efectividad de ambos grupos de drogas. Además el uso concomitante incrementa el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta), por efectos aditivos a nivel de prolongación del Q-T. No deben ser coadministrados.
-Aprepitant: el uso incrementa los niveles de pimozida al disminuir su metabolismo por inhibición de la isoenzima 3A4 (citocromo P4503A4) del citocromo P450P450.
-Azitromicina: esta droga puede inhibir el metabolismo de la pimozida, resultando en un aumento de las concentraciones de esta última con la consiguiente aparición de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta, paro cardíaco). No deben ser coadministrados.
-Belladona: puede provocar adición de efectos adversos anticolinérgicos como ser sequedad de boca, constipación, retención urinaria, sedación, visión borrosa. Monitorear la aparición de efectos adversos y de manifestarse los mismos suspender la belladona. En casos severos debe recibirse atención médica inmediata.
-Bromocriptina: los agentes antiparquinsonianos que son agonistas dopaminérgicos deben evitarse en los pacientes que reciben los antipsicóticos típicos ya que tienden a reducir la efectividad de ambos grupos de drogas.
-Cafeína: el uso incrementa los niveles de pimozida al disminuir su metabolismo por inhibición de la isoenzima 3A4 (citocromo P4503A4) del citocromo P450P450.
-Ciclosporina: el uso incrementa los niveles de pimozida al disminuir su metabolismo por inhibición de la isoenzima 3A4 (citocromo P4503A4) del citocromo P450P450.
-Cimetidina: el uso incrementa los niveles de pimozida al disminuir su metabolismo por inhibición de la isoenzima 3A4 (citocromo P4503A4) del citocromo P450P450.
-Cisapride: el uso incrementa el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta), por efectos aditivos a nivel de prolongación del Q-T. No deben ser coadministrados.
-Claritromicina: esta droga puede inhibir el metabolismo de la pimozida, resultando en un aumento de las concentraciones de esta última con la consiguiente aparición de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta, paro cardíaco). No deben ser coadministrados.
-Clindamicina: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). No deben ser coadministrados.
-Cloroquina: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta, paro cardíaco). No deben ser coadministrados.
-Clorpromazina: el uso incrementa el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta), por efectos aditivos a nivel de prolongación del Q-T. No deben ser coadministrados.
-Clotrimazol: el uso incrementa los niveles de pimozida al disminuir su metabolismo por inhibición de la isoenzima 3A4 (citocromo P4503A4) del citocromo P450P450.
-Cotrimoxazol: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). No deben ser coadministrados.
-Diclofenac: el uso incrementa los niveles de pimozida al disminuir su metabolismo por inhibición de la isoenzima 3A4 (citocromo P4503A4) del citocromo P450P450.
-Diltiazem: el uso incrementa los niveles de pimozida al disminuir su metabolismo por inhibición de la isoenzima 3A4 (citocromo P4503A4) del citocromo P450P450.
-Dolasetrón: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). No deben ser coadministrados.
-Domperidona: el uso incrementa el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta), por efectos aditivos a nivel de prolongación del Q-T. No deben ser coadministrados.
-Doxiciclina: el uso incrementa los niveles de pimozida al disminuir su metabolismo por inhibición de la isoenzima 3A4 (citocromo P4503A4) del citocromo P450P450.
-Droperidol: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). No deben ser coadministrados.
-Efavirenz: el uso incrementa los niveles de pimozida al disminuir su metabolismo por inhibición de la isoenzima 3A4 (citocromo P4503A4) del citocromo P450P450.
-Enflurano: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). No deben ser coadministrados.
-Eritromicina: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). Además, su uso incrementa los niveles de pimozida al disminuir su metabolismo por inhibición de la isoenzima 3A4 (citocromo P4503A4) del citocromo P450P450. No deben ser coadministrados.
-Espiramicina: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). No deben ser coadministrados.
-Fenilalanina: su uso concomitante incrementa la incidencia de las disquinesias tardías. Esto se produciría probablemente por interferencia con la síntesis de catecolaminas, a causa de una reducción en la disponibilidad de grandes aminoácidos neutros producto de la acumulación de fenilalanina no metabolizada en cerebro. Monitorear al paciente ante esta eventualidad.
-Fluconazol: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). Además, su uso incrementa los niveles de pimozida al disminuir su metabolismo por inhibición de la isoenzima 3A4 (citocromo P4503A4) del citocromo P450P450. No deben ser coadministrados.
-Fluoxetina: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). No deben ser coadministrados.
-Foscarnet: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). No deben ser coadministrados.
-Gatifloxacina: el uso incrementa el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta), por efectos aditivos a nivel de prolongación del Q-T. No deben ser coadministrados.
-Haloperidol: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). Además, su uso incrementa los niveles de pimozida al disminuir su metabolismo por inhibición de la isoenzima 3A4 (citocromo P4503A4) del citocromo P450P450. No deben ser coadministrados.
-Halotano: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). No deben ser coadministrados.
-Hidrato de Cloral: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). No deben ser coadministrados.
-Imipramina: el uso incrementa el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta), por efectos aditivos a nivel de prolongación del Q-T. No deben ser coadministrados.
-Indapamida: el uso incrementa el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta), por efectos aditivos a nivel de prolongación del Q-T. No deben ser coadministrados.
-Inhibidores de la acetilcolinesterasa central: los inhibidores de la acetilcolinesterasa de acción central pueden aumentar la neurotoxicidad de los antipsicóticos provocando aumento de los síntomas de extrapiramidalismo (rigidez generalizada, modificaciones de la marcha y de las facies, etc).
-Inhibidores de proteasa: el uso incrementa los niveles de pimozida al disminuir su metabolismo por inhibición de la isoenzima 3A4 (citocromo P4503A4) del citocromo P450P450. No deben coadministrarse.
-Isoflurano: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). No deben ser coadministrados.
-Isoniazida: el uso incrementa los niveles de pimozida al disminuir su metabolismo por inhibición de la isoenzima 3A4 (citocromo P4503A4) del citocromo P450P450. No deben ser coadministrados.
-Itraconazol: el uso incrementa el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta, paro cardíaco). Esto seria por inhibición del metabolismo a nivel del citocromo P450P 450 y la consiguiente elevación de la concentración de pimozida. No deben ser coadministrados.
-Jugo de pomelo: la ingesta de jugo de pomelo incrementa el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta, paro cardíaco). Esto seria por inhibición del metabolismo a nivel del citocromo P450P 450 y la consiguiente elevación de la concentración de pimozida. Se contraindica la ingesta de jugo de pomelo en pacientes que reciben pimozida.
-Ketoconazol: el uso incrementa el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta, paro cardíaco). Esto seria por inhibición del metabolismo a nivel del citocromo P450P 450 y la consiguiente elevación de la concentración de pimozida. No deben ser coadministrados.
-Levodopa: los agentes antiparquinsonianos que son agonistas dopaminérgicos deben evitarse en los pacientes que reciben los antipsicóticos típicos ya que tienden a reducir la efectividad de ambos grupos de drogas.
-Levofloxacina: el uso incrementa el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta), por efectos aditivos a nivel de prolongación del Q-T. No deben ser coadministrados.
-Lidocaína: el uso incrementa los niveles de pimozida al disminuir su metabolismo por inhibición de la isoenzima 3A4 (citocromo P4503A4) del citocromo P450P450.
-Mefloquina: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). No deben ser coadministrados.
-Metilfenidato: con el uso conjunto aumenta el riesgo de aparición de tics motores y sonoros. Monitorear clínicamente y eventualmente rotar el tratamiento.
-Metronidazol: el uso incrementa los niveles de pimozida al disminuir su metabolismo por inhibición de la isoenzima 3A4 (citocromo P4503A4) del citocromo P450P450.
-Moxifloxacina: el uso incrementa el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta), por efectos aditivos a nivel de prolongación del Q-T. No deben ser coadministrados.
-Nefazodona: el uso incrementa el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta, paro cardíaco). Esto seria por inhibición del metabolismo a nivel del citocromo P450P 450 y la consiguiente elevación de la concentración de pimozida. No deben ser coadministrados.
-Norfloxacina: el uso incrementa los niveles de pimozida al disminuir su metabolismo por inhibición de la isoenzima 3A4 (citocromo P4503A4) del citocromo P450P450. Ademas el uso incrementa el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta), por efectos aditivos a nivel de prolongación del Q-T. No deben ser coadministrados.
-Octreotide: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). No deben ser coadministrados.
-Pemolina: con el uso conjunto aumenta el riesgo de aparición de tics motores y sonoros. Monitorear clínicamente y eventualmente rotar el tratamiento.
-Pentamidina: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). No deben ser coadministrados.
-Pergolida: los agentes antiparquinsonianos que son agonistas dopaminérgicos deben evitarse en los pacientes que reciben los antipsicóticos típicos ya que tienden a reducir la efectividad de ambos grupos de drogas.
-Pramipexol: los agentes antiparquinsonianos que son agonistas dopaminérgicos deben evitarse en los pacientes que reciben los antipsicóticos típicos ya que tienden a reducir la efectividad de ambos grupos de drogas.
-Propofol: el uso incrementa los niveles de pimozida al disminuir su metabolismo por inhibición de la isoenzima 3A4 (citocromo P4503A4) del citocromo P450P450.
-Quetiapina: el uso incrementa el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta), por efectos aditivos a nivel de prolongación del Q-T. No deben ser coadministrados.
-Risperidona: puede provocar mayor prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). No deben ser coadministrados.
-Ropinirol: los agentes antiparquinsonianos que son agonistas dopaminérgicos deben evitarse en los pacientes que reciben los antipsicóticos típicos ya que tienden a reducir la efectividad de ambos grupos de drogas.
-Roxitromicina: el uso incrementa el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, arritmias, torsión de punta, paro cardíaco). Esto seria por inhibición del metabolismo a nivel del citocromo P450P 450 y la consiguiente elevación de la concentración de pimozida. No deben ser coadministrados.
-Sertralina: el uso incrementa los niveles de pimozida al disminuir su metabolismo por inhibición de la isoenzima 3A4 (citocromo P4503A4) del citocromo P450P450. Evitar la coadminis

Deja un comentario