Mivacurium,Clorh.

Para qué sirve Mivacurium,Clorh.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

Hipersensibilidad al mivacurium.

Precauciones

-Condiciones que pueden disminuir la actividad de la colinesterasa en sangre (anemia quemaduras, administración crónica de contraceptivos orales, infecciones, enfermedades cardíacas compensadas, inhibidores de la colinesterasa en sangre, tumores malignos, inhibidores de monoaminooxidasa, mixedema, embarazo, úlcera péptica).
-Trastornos electrolíticos.
-Enfermedades hepáticas o renales.
-En pacientes obesos usar la cantidad relativa al peso.
-Pacientes con enfermedades neuromusculares, se puede incrementar el riesgo de hipertermia maligna.
-La duración del mivacurium es prolongada, precedido por Atracurio, cisatracurio o vecuronio.

Interacciones

Aminoglucósidos: Los Aminoglucósidos tienen actividad aditiva o sinérgica a los efectos de los agentes bloqueantes neuromusculares no despolarizantes usados en anestesia. Los Aminoglucósidos provocan inhibición presináptica de la liberación de acetilcolina y disminución post sináptica de la sensibilidad. Se ha documentado depresión respiratoria y apneas prolongadas con combinaciones de aminoglucósidos y bloqueantes neuromusculares no despolarizantes. El uso conjunto de ambos agentes requiere monitoreo clínico, especialmente respiratorio. Iones de calcio deben ser administrados si hubo gran cantidad de transfusiones. Se puede necesitar ventilación respiratoria mecánica y mantenerla hasta que se recupere la función respiratoria.
-Anestésicos inhalatorios: puede producir aumento del riesgo de toxicidad por mivacurium (apnea, depresión respiratoria), probablemente por efecto sinérgico. Disminuir la dosis de ambas drogas cuando son administradas en forma concurrente y monitorear signos de depresión respiratoria.
-Anfotericina B: La Anfotericina B puede producir hipocalemia y potenciar el efecto relajante muscular de los Bloqueantes Neuromusculares.
-Bloqueantes cálcicos: los bloqueantes de los canales cálcicos pueden aumentar el efecto de los bloqueantes neuromusculares. Monitorear clínicamente y ajustar dosis. Puede ser necesario disminuir la dosis de mivacurium.
-Ciclofosfamida: Disminuye el metabolismo del Mivacurim. Monitorear el aumento del efecto terapéutico (apnea prolongada u otros síntomas respiratorios) en pacientes que han recibido ciclofosfamida en las últimas cinco semanas previas a la administración del bloqueante neuromuscular. Considerar otra terapéutica alternativa.
-Clindamicina: la administración de clindamicina y bloqueantes neuromusculares periféricos aumenta y/o prolonga el bloqueo neuromuscular, pudiendo determinar la aparición de depresión respiratoria y parálisis. Esto se debería a la suma de la acción bloqueante neuromuscular de estos fármacos. Se recomienda controlar el excesivo bloqueo neuromuscular. La reducción en la dosis del bloqueante neuromuscular periférico puede ser ventajosa. La necesidad de soporte respiratorio debe ser prevista.
-Colistina: la administración de colistina y bloqueantes neuromusculares periféricos aumenta y/o prolonga el bloqueo neuromuscular. Esto se debería a la suma de la acción bloqueante neuromuscular de ambos fármacos. Evitar esta asociación, si esto no es posible, controlar el excesivo bloqueo neuromuscular que puede requerir soporte respiratorio mecánico.
-Corticoides: con el uso concomitante puede observarse una disminución de la efectividad del relajante muscular y también, puede presentarse debilidad muscular prolongada y/o miopatía. Si es requerida la terapia combinada, se debe controlar la efectividad del relajante muscular y ajustar la dosis.
-Diuréticos de asa: Los efectos terapéuticos de los bloqueantes neuromusculares se ven alterados con el uso de diuréticos del asa. Con bajas dosis puede aumentar y con altas dosis puede disminuir el efecto. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Gentamicina: Los aminoglucósidos tienen actividad aditiva o sinérgica a los efectos de los agentes bloqueantes neuromusculares no despolarizantes usados en anestesia. Los aminoglucósidos provocan inhibición presináptica de la liberación de acetilcolina y disminución post sináptica de la sensibilidad. Se ha documentado depresión respiratoria y apneas prolongadas con combinaciones de aminoglucósidos y bloqueantes neuromusculares no despolarizantes. El uso conjunto de ambos agentes requiere monitoreo clínico, especialmente respiratorio. Iones de calcio deben ser administrados si hubo gran cantidad de transfusiones. Se puede necesitar ventilación respiratoria mecánica y mantenerla hasta que se recupere la función respiratoria.
-Hipérico: el consumo de hipérico, previo a cirugías en las que se emplean bloqueantes neuromusculares periféricos se ha asociado con un riesgo aumentado de colapso circulatorio y/o recuperación tardía de la anestesia. Discontinuar la administración de hipérico cinco días antes de una cirugía con anestesia general.
-Inhibidores de la acetilcolinesterasa: Los inhibidores de la acetilcolinesterasa pueden disminuir el efecto de los bloqueantes neuromusculares. En el caso del Mivacurio pueden prolongar el efecto por inhibir su metabolismo. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Itraconazol: la administración concomitante con itraconazol puede producir aumento del bloqueo neuromuscular y parálisis respiratoria. Evitar la coadministración. Si ésta es necesaria, monitorear la función respiratoria y los niveles plasmáticos de oxígeno.
-Lincomicina: el uso de relajantes musculares en forma concomitante con lincomicina puede producir toxicidad (depresión respiratoria), probablemente por efectos aditivos. Monitorear y disminuir la dosis de mivacurium. Asistencia respiratoria puede ser requerida.
-Magnesio: Las sales de magnesio pueden prolongar el bloqueo neuromuscular, en aquellos pacientes con magnesemias elevadas (administración exógena, insuficientes renales). En estos pacientes evitar la asociación, caso contrario, monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Metoclopramida: La metoclopramida puede prolongar los tiempos de recuperación anestésica cuando se usan relajantes musculares como el mivacurium, prolongando el bloqueo neuromuscular hasta en un 30 % del tiempo estimado para el mismo.
-Procainamida: El uso concomitante de procainamida y mivacurium genera un aumenta los efectos de los bloqueantes musculares.
-Quinidina: Puede aumentar el bloqueo neuromuscular si son administradas al mismo tiempo o con pocas horas de diferencia. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Succinilcolina: estos agentes antagonizan los efectos de la succinilcolina por competición a nivel del receptor nicotínico. Sin embargo, son útiles para reemplazarla en los bloqueos neuromusculares prolongados o ante la aparición de taquifilaxia. Se ha descripto que la succinilcolina, por el contrario, potencia los efectos del pancuronio retardando el tiempo de recuperación tras el uso secuencial (succinilcolina para intubación traqueal, pancuronio como relajante neuromuscular durante la cirugía).
-Tetraciclinas: las tetraciclinas aumentan el bloqueo neuromuscular inducido por estos curares. Reducir la dosis del curare a usar.
-Trimebutina: puede incrementar el efecto de los bloqueantes neuromusculares no despolarizantes. A pesar que esta interacción se observó en animales, no habiendo datos concluyentes en humanos, se recomienda monitorear al paciente ante la posibilidad de retardo en la recuperación ventilatoria.

  Principio Activo