Metadona

  Principio Activo

Para qué sirve Metadona

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a la metadona.

Precauciones

Enfermedad pulmonar. Aumento de la presión intracraneana. No se recomienda en analgesia obstétrica. Alteraciones digestivas. Hipotiroidismo, enfermedad de Addison. Alteraciones renales severas.

Interacciones

Abacavir: con el uso de abacavir se ha observado un aumento del clearance de metadona. Se puede requerir la modificación de las dosis de la misma en un grupo reducido de pacientes.
-Agonistas/antagonistas opioides: por competición a nivel de los receptores opioides con la metadona, se observa en uso conjunto una precipitación de síntomas de sindrome de abstinencia a los opioides (náuseas, vómitos, rinorrea, anisocoria, aumento de la temperatura, cólicos abdominales). Para evitar la aparición de abstinencia debe discontinuarse la metadona al menos 7 a 10 días antes de la administración de los agonistas/antagonistas opioides.
-Alcohol: La administración concomitante puede potenciar el efecto sedativo. Evitar la ingesta de alcohol.
-Amprenavir: El Amprenavir puede producir disminución de las concentraciones plasmáticas de la Metadona y puede ser necesario aumentar las dosis de esta última cuando se usan concomitantemente.
-Barbitúricos: La administración concomitante con barbitúricos, potencia los efectos sobre el sistema nervioso central y respiratorio. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Benzodiazepinas: La administración concomitante potencia el efecto depresor a nivel del sistema nervioso central. También se ha observado hipotensión arterial. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Carbamazepina: El metabolismo hepático de la metadona puede aumentar y disminuir su eficacia terapéutica. Si se asocian ambas drogas, debe considerarse la posibilidad de tener que aumentarse la dosis de metadona.
-Didanosina: Si se requiere el uso de metadona y didanosina, se debe monitorear a los pacientes ante la posibilidad que disminuya la eficacia de la didanosina por alteraciones en la biodisponibilidad de la misma. Esta interacción se observa principalmente con formas farmacéuticas en tabletas.
-Efavirenz: los inhibidores de la transcriptasa reversa no nucleosídicos son potentes inductores o inhibidores del citocromo P450, y la metadona metaboliza por N – desmetilación por esta enzima (citocromo P4503A4). Existe mayor riesgo de sufrir síntomas de abstinencia (insomnio, dolor, náuseas, sudoración, ansiedad). Se puede necesitar aumentar la dosis de metadona para prevenir estos síntomas.
-Fenitoína: Esta asociación lleva a un sindrome de abstinencia temprano debido al aumento del metabolismo hepático de la metadona. Pueden ser necesarias mayores dosis de metadona.
-Fluconazol: Se ha observado un aumento de los niveles de metadona al asociarla con fluconazol debido a la inhibición de este último sobre el citocromo P450 3A4, el cual metaboliza la metadona. Monitorear de cerca a los pacientes a los que se agrega o discontinua fluconazol en una terapia crónica con metadona.
-Fluvoxamina: la fluvoxamina inhibe el metabolismo de la metadona a través del citocromo P450 3A4, aumentando su concentración plasmática. Monitorear al paciente tratado crónicamente con metadona al inicio de la terapia con fluvoxamina, por el aumento en el riesgo de toxicidad por opioides. Asimismo, monitorear al paciente al retirar la fluvoxamina por el posible desarrollo de sindrome de abstinencia de opioides.
-Hipérico: el hipérico puede disminuir los niveles de metadona por inducción de su metabolismo, con el consiguiente aumento del riesgo de sindrome de supresión. Evitar la asociación.
-Naltrexona: En pacientes adictos medicados con naltrexona, conviene evitar el uso concomitante de opioides, dado el riesgo de desencadenar un sindrome de abstinencia.
-Nevirapina: La nevirapina altera el metabolismo de la metadona por inducción enzimática, observándose un cuadro clínico de abstinencia a opiáceos ( insomnio, ansiedad y dolor ). Se debe ajustar la dosis de la metadona.
-Rifampicina: Su administración concomitante puede disminuir la eficacia de la metadona y desencadenar un sindrome de abstinencia. Puede ser necesario ajuste de la dosis de metadona.
-Risperidona: Puede desencadenar síntomas de abstinencia. Monitorear clínicamente y ajustar la dosis.
-Ritonavir: El ritonavir puede disminuir los niveles plasmáticos de metadona y desencadenar sindrome de abstinencia. Monitorear clínicamente y ajustar la dosis.
-Stavudina: La stavudina puede disminuir los niveles plasmáticos de metadona y desencadenar sindrome de abstinencia. Monitorear clínicamente y ajustar la dosis.
-Zidovudina: El uso conjunto de metadona y zidovudina, aumenta la biodisponibilidad de esta ultima en casi un 40 %, con el riesgo toxicidad por zidovudina (fatiga, astenia y adinamia), demostrándose un significativo aumento de los niveles plasmáticos de zidovudina. Monitorear signos de toxicidad por esta última.

Deja un comentario