Ifosfamida

  Principio Activo

Para qué sirve Ifosfamida

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

Mielosupresión severa. Hipersensibilidad a la ifosfamida u otra mostaza nitrogenada. Lactancia.

Precauciones

Potencial carcinogénico y mutagénico. Insuficiencia renal. Exposición prevía a cisplatino. Cistitis hemorrágica. Puede inhibir la cicatrización de heridas. Extravasación.

Interacciones

Anticoagulantes orales (ACO): la ifosfamida pude aumentar el efecto anticoagulante de los ACO al inhibir su metabolismo (enzima citocromoP450 3A4). Se sugiere monitoreo estricto de la coagulación para ajustar dosis del ACO.
-Aprepitant: puede aumentar las concentraciones plasmáticas de la ifosfamida por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromo P450 producido por el aprepitant. Utilizar con precaución y monitorear la aparición de efectos adversos.
-Barbitúricos: El uso concomitante puede producir falla terapéutica del antineoplásico por disminución de su concentración (metabolismo aumentado por inducción enzimática). Se sugiere evitar esta combinación.
-Busulfán: La administración de busulfán dentro de la 24 horas prevías a la administración de ifosfamida disminuye el clearance, la vida media y el metabolito citotóxico (4-hidroxiifosfamida) de esta última. Pueden aparecer signos de toxicidad por ifosfamida.
-Cloranfenicol: La efectividad de la ifosfamida puede verse disminuida al asociarse con este antibiótico, probablemente como consecuencia de la interferencia con el metabolismo hepático de la ifosfamida. En consecuencia, la vida media de esta puede aumentar y la producción de sus metabolitos activos puede estar disminuida. Evitar la asociación.
-Ciprofloxacina: Se ha reportado disminución en los niveles plasmáticos de ciprofloxacina al asociarse con agentes antineoplásicos. La evidencia al respecto es escasa. Se recomienda tener en cuenta esta posibilidad y de ser posible utilizar otro antibiótico.
-Fenobarbital: Teniendo en cuenta que el fenobarbital es un inductor enzimático, el metabolismo de la ifosfamida estará aumentado como consecuencia de esta asociación. La eficacia de la ifosfamida puede verse comprometida. Monitorear la efectividad de la misma y ajustar la dosis.
-Hidroclorotiazida: Los efectos depresores de la médula ósea de algunos antineoplásicos pueden verse aumentados como consecuencia de la asociación con diuréticos tiazídicos. En caso de no poder evitarse esta asociación de drogas se recomienda monitorear el recuento de leucocitos.
-Hipérico: Este compuesto puede aumentar el metabolismo de la ifosfamida. Aunque no existe evidencia clínica al respecto, se sabe que el hipérico disminuye la concentración y efectividad de varias drogas ya que es un inductor de varias isoenzimas del citocromo P450. Debe evitarse el uso de hipérico durante el tratamiento con ifosfamida.
-Indometacina: Al asociar estas dos drogas puede ocurrir retención hidrosalina. La ifosfamida puede aumentar los niveles de hormona antidiurética, y la indometacina inhibe la producción de prostaglandinas E2 e I2 que mantienen el flujo renal. Evitar la asociación, caso contrario, monitorear la aparición de edemas y suspender la indometacina.
-Nevirapina: La eficacia de la ifosfamida puede verse afectada debido a que la nevirapina es un inductor del citocromo P450, el cual es responsable del metabolismo de la ifosfamida. Ajustar la dosis de ifosfamida en caso de asociar ambas drogas.
-Ondansetrón: La eficacia terapéutica de la ifosfamida puede verse afectada por el ondansetrón, como consecuencia de una disminución en sus niveles plasmáticos. Este hecho cobra relevancia teniendo en cuenta el estrecho índice terapéutico de los antineoplásicos. Se recomienda de ser necesario ajustar la dosis con estrecho monitoreo de los efectos adversos.
-Rifampicina: el uso concomitante puede producir falla terapeutica del antineoplásico, por aumento de su metabolismo (inducción enzimática). Se sugiere evitar esta combinación.
-Succinilcolina: La acción de la succinilcolina puede estar aumentada debido a la disminución en la actividad de la colinesterasa (enzima encargada de su metabolismo), ocasionada por la ifosfamida. Este efecto puede observarse hasta 10 días luego de la administración de la ifosfamida. Monitorear al paciente ante la posibilidad de apneas en pacientes que han recibido ifosfamida dentro de los 10 días previos a la administración de la succinilcolina.
-Tamoxifeno: Existe riesgo aumentado de desarrollar eventos tromboembólicos al asociar tamoxifeno e ifosfamida. Esta complicación fue observada en mujeres postmenopáusicas tratadas por cáncer de mama. Se recomienda en este tipo de pacientes realizar un balance riesgo beneficio prevía a la administración de la ifosfamida.
-Vacunas a virus vivo (atenuado): Teniendo en cuenta la inmunosupresión secundaria al tratamiento con ifosfamida, la administración de este tipo de vacunas puede desencadenar una infección grave e incluso fatal. No deben administrarse este tipo de vacunas a pacientes que reciben drogas inmunosupresoras. Incluso se recomienda esperar al menos tres meses para la aplicación de la vacuna luego de la finalización del tratamiento con ifosfamida.
-Warfarina: puede aumentar el riesgo de sangrado. Monitorear signos de sangrado y el RIN durante los 3 a 4 primeros días luego de iniciar o suspender el tratamiento y ajustar la dosis.

Ifosfamida

  Medicamentos

Para qué sirve Ifosfamida , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

IFOSFAMIDA


CBMSS 4432


Indicaciones terapeuticas:

Ifosfamida está indicada como coadyuvante en el tratamiento de algunas neoplasias malignas como: carcinoma pulmonar, cáncer de testículo, sarcoma óseo y de tejidos blandos, cáncer mamario, carcinoma de ovario, carcinoma de endometrio, cáncer del cuello uterino, hipernefroma, carcinoma de páncreas, linfomas no Hodgkin, enfermedad de Hodgkin.

Contraindicaciones:

Su empleo está contraindicado en los siguientes casos: pacientes con hipersensibilidad a ifosfamida, enfermos con mielodepresión grave, excepto cuando se trate de un padecimiento linfoproliferativo maligno que afecte directamente a la función de la médula ósea; cuando la función renal se encuentre disminuida, obstrucción de los ureteros, cistitis hemorrágica, así como durante el embarazo y el periodo de lactancia.

Precauciones generales:

Ifosfamida debe ser administrada bajo la supervisión de médicos especialistas en oncología y con experiencia en quimioterapia antineoplásica.

En caso de leucopenia severa, el enfermo deberá recibir terapia de apoyo: transfusiones sanguíneas, antimicrobianos, etcétera.

En pacientes inmunosuprimidos deberá tomarse en cuenta el aumento del riesgo implícito. Al igual que otros agentes antineoplásicos, ifosfamida tiene el riesgo de inducir una segunda neoplasia como complicación tardía.

Al igual que otros agentes antineoplásicos, ifosfamida puede alterar la función reproductiva.

Restricciones de uso durante el embarazo y la lact

Los estudios en animales han demostrado que ifosfamida es teratogénica y mutagénica, por lo que su empleo está contraindicado durante el embarazo. Ifosfamida es excretada en la leche humana, por lo tanto no debe administrarse en el periodo de la lactancia.

Reacciones secundarias y adversas:

Dependiendo de la dosis, los pacientes tratados con ifosfamida pueden experimentar: náusea, vómito, alopecia, depresión severa de la médula ósea, inmunosupresión, cistitis, alteración de la función gonadal, disfunción hepática y cardiaca, reacciones de hipersensibilidad, aumento de la urea y creatinina séricas, aumento de la excreción urinaria de proteínas, glucosa y fosfato, encefalopatía (con desorientación y confusión).

El recuento de leucocitos alcanza el nadir entre los días 5 a 10 después de la aplicación del tratamiento; la recuperación medular se inicia después de 10 a 14 días.

La toxicidad urotelial es el factor dosis limitante; esta toxicidad puede ser disminuida y/o neutralizada mediante la administración concomitante de Mesna.

Los síntomas de la urotoxicidad más frecuentes son disuria o hematuria, pero también se ha informado sobre oliguria y aumento de excreción urinaria de proteínas, glucosa y fosfato; se ha observado incremento de los valores hemáticos de urea y creatinina sérica, así como disminución en la depuración de creatinina.

En el área de la pediatría oncológica se han observado manifestaciones del síndrome de Fançoni después del tratamiento con ifosfamida, esto parece ser debido a la toxicidad renal del fármaco no detectada oportunamente.

Interacciones medicamentosas y de otro genero:

El paciente diabético en tratamiento con hipoglicemiantes orales del tipo de las sulfonilureas requiere un manejo particular, pues ifosfamida en concomitancia puede aumentar el efecto hipoglicemiante.

El alopurinol puede aumentar el efecto mielosupresivo.

Los barbitúricos, como fenobarbital y fenitoína en pacientes que reciben o hayan recibido dichos medicamentos, pueden acelerar el metabolismo de ifosfamida.

Enfermos que reciben anticoagulantes del tipo de la warfarina deben ser vigilados estrechamente debido a la posibilidad de alteraciones en la coagulación.

El cisplatino en terapia previa o simultánea puede incrementar la toxicidad neurológica, hematológica y renal.

Precauciones en relacion con efectos de carcinogen

Se ha demostrado que ifosfamida es un agente mutagénico y carcinogénico en ratas y embriotóxico en conejas.

Los pacientes que reciben quimioterapia con ifosfamida pueden desarrollar supresión gonadal resultando en amenorrea o azoospermia; en general, estos efectos parecen estar relacionados con la dosis y duración de la terapia.

Por sus características carcinogénicas y mutagénicas, ifosfamida no debe administrarse durante el embarazo ni en el periodo de lactancia.

Por estas mismas razones, antes de administrar ifosfamida deberá asegurarse que los pacientes de ambos sexos en edad fértil se encuentren bajo un régimen contraceptivo eficaz.

Dosis y via de administracion:

Ifosfamida debe administrarse exclusivamente por vía intravenosa en infusión continua. Cada gramo de ifosfamida debe ser reconstituido con 25 ml de agua inyectable o solución salina.

La dosis de ifosfamida variará de acuerdo con el tipo de neoplasia a tratar y a las condiciones generales del paciente.

Los esquemas de quimioterapia válidos internacionalmente sugieren el empleo de 2 a 2.4 g/m2 al día durante cinco días.

La dosis máxima recomendada en base a la experiencia mundial es de 10 g/m2/ciclo, la cual debe dividirse para su administración en cinco días en infusión continua de 24 horas. Los ciclos de tratamiento pueden repetirse cada tres o cuatro semanas, dependiendo del estado general y especialmente hematológico del paciente.

Si dichos parámetros no estuvieran dentro del intervalo de los valores normales, el número de ciclos de quimioterapia con ifosfamida queda a juicio del especialista y está sujeto a la respuesta clínica obtenida, la toxicidad acumulada, así como la necesidad de prolongar el tratamiento para mantener la remisión de la enfermedad.

A fin de evitar mayor toxicidad, antes de iniciar un nuevo ciclo de tratamiento deberá comprobarse que el estado hematológico se encuentre en valores normales, sin signos o síntomas de toxicidad urotelial, renal o hepática.

La terapia con ifosfamida debe acompañarse siempre de Mesna como tratamiento uroprotector.

Éste se administra IV, generalmente al mismo tiempo que la ifosfamida y posteriormente cada tres o cuatro horas hasta por 3 aplicaciones; la dosis usual es de 20 a 30% de la administrada de ifosfamida. Esta misma dosis es para cada una de las aplicaciones posteriores de Mesna.

Cuando ifosfamida se administre a dosis altas en infusión continua por 24 horas, Mesna deberá administrarse (en bolo), 20 % de la dosis de ifosfamida programada, al finalizar la prehidratación y antes de iniciar la infusión IV continua.

Al preparar la solución para la infusión (3 litros) deberán mezclarse conjuntamente ifosfamida y Mesna, la dosis del uroprotector para esta mezcla debe ser 100% de la de ifosfamida.

Además del tratamiento preventivo de la urotoxicidad con Mesna, es necesario: alta ingesta de líquidos, alcalinización de la orina y diuréticos de acción rápida (furosemida).

De no estar Mesna disponible, puede irrigarse la vejiga en forma continua a través de una sonda de Foley de 3 vías con solución salina isotónica.

Preparación del medicamento: La solución reconstituida en el frasco ámpula (25 ml de solución salina o agua estéril) es adecuada para la administración IV en bolo y para infusión intravenosa corta.

La solución de ifosfamida reconstituida en el frasco debe ser diluida en 500 ml de solución salina, o solución dextrosa al 5%; la infusión IV debe pasarse entre 30 a 120 minutos.

Cuando se indiquen dosis mayores a 4 g/m²/día se recomienda la infusión continua por 24 horas.

En esta modalidad de infusión IV (continua en 24 horas), divídase la solución reconstituida en el frasco ámpula en tres partes que se mezclarán con un litro de solución cada una; el total de 3 litros de solución de dextrosa al 5% o de cloruro de sodio más ifosfamida, se pasará en el curso de las 24 horas. La solución reconstituida puede permanecer almacenada en refrigeración (2 a 8°C) sin experimentar ningún cambio químico relevante hasta por ocho días. Sin embargo, se sugiere se aplique a la brevedad posible.

En la preparación de las soluciones y durante la aplicación deben observarse las normas básicas de manejo y seguridad en la preparación de citostáticos, como: usar guantes de látex, cubreboca, bata quirúrgica con puños elásticos y gafas; vigilar signos de extravasación y tomar las medidas apropiadas.

Después de administrar la dosis indicada, deséchese cualquier sobrante; no se puede guardar para futuras aplicaciones.

Todo el material utilizado en la preparación y aplicación de ifosfamida (frasco, jeringas, agujas, equipo de venoclisis, guantes y cubreboca) deben colocarse en contenedores para desechos y rotulados como materiales contaminados para su destrucción.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACION O INGESTA ACCIDENTAL:

Las consecuencias más serias de la sobredosificación son: cistitis hemorrágica y mielosupresión; esta última habitualmente evoluciona espontáneamente, pero hasta que esto se produzca es necesaria la vigilancia estrecha del paciente y ejercer medidas profilácticas para evitar el desarrollo de infecciones oportunistas.

Si fuera necesario debe administrarse paquete de sangre total.

Recomendaciones sobre almacenamiento:

Consérvese en refrigeración a una temperatura de 2 a 8°C. No se congele. Protéjase de la luz. El liofilizado sin reconstituir se conserva hasta por 30 días a temperatura ambiente a no más de 25°C.

Leyendas de proteccion:

Dosis la que el médico señale. Adminístrese exclusivamente por vía intravenosa. Léase instructivo anexo. Este medicamento debe ser administrado únicamente por médicos especialistas en oncología y con experiencia en quimioterapia antineoplásica. Manténgase fuera del alcance de los niños. Su venta requiere receta médica. No se use en el embarazo y la lactancia.

Presentaciones:

Laboratorio

Forma farmacéutica

Presentación

CRYOPHARMA

Solución inyectable 1 g

Envase con un frasco ámpula

ALPHARMA

Tabletas 25 mg

Envase con 20 tabletas


Definiciones médicas / Glosario
  1. FENOBARBITAL, Es un fármaco barbitúrico que se emplea en el tratamiento de la epilepsia debido a sus propiedades anticonvulsivas.
  2. SANGRE, El organismo contiene alrededor de 7 litros de sangre, compuesta en un 50% por plasma y en otro 50% por células.
  3. VEJIGA, Es la parte del aparato urinario que almacena la orina.

Deja un comentario