Flecainida

  Principio Activo

Para qué sirve Flecainida

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

Shock cardiogénico. Hipersensibilidad a la flecainida. Bloqueo AV de segundo o tercer grado. Bloqueo de rama derecha con hemibloqueo izquierdo, a menos que haya un marcapasos presente.

Precauciones

Fibrilación auricular. Insuficiencia cardíaca congestiva, pacientes con fracción de ejección ventricular izquierda, menor del 30%. Alteraciones electrolíticas. Enfermedad hepática. No administrar en el post infarto de miocardio en pacientes que nunca fueron tratados con esta droga. Aumenta el umbral del marcapaso. Eventos proarrítmicos o deterioro o aparición de arritmias. Enfermedad renal. Sindrome del seno enfermo (sindrome de la bradicardia-taquicardia). Enlentecimiento de la conducción cardíaca.

Interacciones


-Acetazolamida: los inhibidores de la anhidrasa carbónica pueden disminuir la excreción de Flecainida pudiendo ocacionar efectos tóxicos por esta droga. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Adenosina: Se ha observado que al asociarlas se produce un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco). La asociación de adenosina con antiarrítmicos clase I no es recomendable.
-Amiodarona: Al asociar ambas drogas se observa un aumento de la toxicidad por flecainida (arritmias) y o aumento del riesgo de cardiotoxicidad (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco) debido a la disminución del metabolismo de la flecainida y a los efectos sobre el intervalo Q-T. La dosis de flecainida debería reducirse en un 50% en pacientes que reciben amiodarona.
-Antiarrítmicos clase I: Se ha observado que al asociarlas se produce un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco) por efectos aditivos al prolongar el intervalo Q-T. La asociación de dos drogas con capacidad de prolongar el intervalo Q-T no es recomendable.
-Antiarrítmicos clase III: Se ha observado que al asociarlas se produce un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco) por efectos aditivos al prolongar el intervalo Q-T. La asociación de dos drogas con capacidad de prolongar el intervalo Q-T no es recomendable. Específicamente el antiarrítmico clase I debería ser retirado al menos tres vidas medias antes de iniciar la terapia con el antiarrítmico clase III.
-Antidepresivos tricíclicos: Se ha observado que al asociarlas se produce un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco) por efectos aditivos al prolongar el intervalo Q-T. La asociación de flecainida con antidepresivos tricíclicos no es recomendable.
-Antipsicóticos: Se ha observado que al asociarlas se produce un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco). La asociación de estos agentes que prolongan el intervalo Q-T no es recomendable.
-Bupropión: La inhibición del citocromo P450 2D6 lleva al aumento de los niveles plasmáticos de flecainida. Esta terapia combinada debería iniciarse con las dosis más bajas de flecainida. Si a un paciente que recibe flecainida se le agrega bupropión considerar una reducción de dosis de la flecainida.
-Cimetidina: Se ha observado aumento de los niveles séricos y de la toxicidad de flecainida (arritmias cardíacas, efectos neurológicos y exacerbaciones de falla cardíaca) debido a la disminución del clearance y o aumento de su absorción. Monitorear cuidadosamente las concentraciones plasmáticas de flecainida al iniciar o discontinuar la terapia con cimetidina. Disminuir la dosis de flecainida.
-Cisapride: Se ha observado que al asociarlas se produce un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco) por efectos aditivos al prolongar el intervalo Q-T. No deben coadministrarse.
-Claritromicina: Se ha observado que al asociarlas se produce un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco) por efectos aditivos al prolongar el intervalo Q-T. La asociación de antiarrítmicos clase I junto a agentes prolongadores del intervalo Q-T no es recomendable.
-Clindamicina: Se ha observado que al asociarlas se produce un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco) por efectos aditivos al prolongar el intervalo Q-T. La asociación de dos drogas con capacidad de prolongar el intervalo Q-T no es recomendable.
-Cloroquina: Se ha observado que al asociarlas se produce un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco) por efectos aditivos al prolongar el intervalo Q-T. La asociación de antiarrítmicos clase I junto a agentes prolongadores del intervalo Q-T no es recomendable.
-Clozapina: Estas dos drogas se metabolizan por el citocromo P450 2D6, trayendo como consecuencia un aumento de las concentraciones de clozapina o de flecainida. Esta asociación puede requerir disminución de dosis de cualquiera de las drogas.
-Delavirdina: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la flecainida por disminución de su metabolismo a nivel del citocromo P4502D6. Evitar la asociación, caso contrario, monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Difenhidramina: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la flecainida por disminución de su metabolismo a nivel del citocromo P4502D6. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Digoxina: Se ha observado toxicidad por digoxina (náuseas, vómitos y arritmias). Es necesario monitorear al paciente mediante ECG y niveles séricos de digoxina. Puede necesitarse reducción de la dosis de digoxina.
-Dolasetrón: Se ha observado que al asociarlas se produce un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco) por efectos aditivos al prolongar el intervalo Q-T. La asociación de antiarrítmicos clase I junto a agentes prolongadores del intervalo Q-T no es recomendable.
-Duloxetina: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la flecainida por disminución de su metabolismo a nivel del citocromo P4502D6. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Enflurano: Se observa un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco) por efectos aditivos al prolongar el intervalo Q-T. La asociación de enflurano, con agentes que prolongan el Q-T como los antiarrítmicos clase I no es recomendable.
-Eritromicina: Se ha observado un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco) por efectos aditivos al prolongar el intervalo Q-T. Monitorear el intervalo Q-T periódicamente.
-Fluconazol: Se ha observado que al asociarlas se produce un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco) por efectos aditivos al prolongar el intervalo Q-T. La asociación de antiarrítmicos clase I junto a agentes prolongadores del intervalo Q-T no es recomendable.
-Fluoxetina: Se ha observado que al asociarlas se produce un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco) por efectos aditivos al prolongar el intervalo Q-T. La asociación de antiarrítmicos clase I junto a agentes que prolonguen el intervalo Q-T como la fluoxetina, no es recomendable.
-Foscarnet: Se ha observado que al asociarlas se produce un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco) por efectos aditivos cardíacos. La asociación de antiarrítmicos clase I con foscarnet no es recomendable.
-Halotano: Se ha observado que al asociarlas se produce un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco) por efectos aditivos al prolongar el intervalo Q-T. La asociación de halotano con a agentes que prolonguen el intervalo Q-T como la flecainida, no es recomendable.
-Isoniazida: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la flecainida por disminución de su metabolismo a nivel del citocromo P4502D6. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Ketoconazol: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la flecainida por disminución de su metabolismo a nivel del citocromo P4502D6. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Lidocaína: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la flecainida por disminución de su metabolismo a nivel del citocromo P4502D6. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Mefloquina: Se ha observado que al asociarlas se produce un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco) por efectos aditivos al prolongar el intervalo Q-T. La asociación de antiarrítmicos clase I con agentes prolongadores del intervalo Q-T como la mefloquina, no es recomendable.
-Metadona: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la flecainida por disminución de su metabolismo a nivel del citocromo P4502D6. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Metimazol: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la flecainida por disminución de su metabolismo a nivel del citocromo P4502D6. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Nicardipina: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la flecainida por disminución de su metabolismo a nivel del citocromo P4502D6. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Paroxetina: Esta droga inhibe el metabolismo de la flecainida aumentando el riesgo de toxicidad del antiarrítmico: arritmias. Monitorear en estos pacientes la frecuencia cardíaca y el ECG. Puede ser necesaria una reducción de dosis.
-Pentamidina: Se ha observado que al asociarlas se produce un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco) por efectos aditivos al prolongar el intervalo Q-T. La asociación de antiarrítmicos clase I con agentes prolongadores del intervalo Q-T como la pentamidina, no es recomendable.
-Pergolide: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la flecainida por disminución de su metabolismo a nivel del citocromo P4502D6. Evitar la asociación, caso contrario, monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Pimozida: Esta asociación de drogas provoca cardiotoxicidad (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco) por efectos aditivos sobre la prolongación Q-T. No deben coadministrarse.
-Pioglitazona: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la flecainida por disminución de su metabolismo a nivel del citocromo P4502D6. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Propranolol: Debido a la adición de efectos cardiovasculares, y a la disminución del metabolismo de ambas drogas se observa bradicardia. Monitorear en estos pacientes la función cardíaca cuidadosamente. Puede necesitarse ajuste de dosis de ambas drogas.
-Pirimetamina: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la flecainida por disminución de su metabolismo a nivel del citocromo P4502D6. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Quinina: Debido a la disminución de su metabolismo hepático se ha observado toxicidad por flecainida (arritmias cardíacas). Monitorear los niveles de flecainida y el intervalo PR en estos pacientes. Puede ser necesario reducir la dosis de la flecainida.
-Regaliz: La ingesta de regaliz provoca pseudoaldosterismo que lleva a la hipocalemia con el consiguiente riesgo de provocar una arritmia. Evitar el uso simultáneo de ambas sustancias.
-Ritonavir: Se ha observado un aumento del riesgo de sufrir arritmias cardíacas debido al aumento de los niveles de flecainida por la inhibición de su metabolismo. No deben coadministrarse.
-Ropinirol: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la flecainida por disminución de su metabolismo a nivel del citocromo P4502D6. Evitar la asociación, caso contrario, monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Saquinavir: incrementa el riesgo de toxicidad de flecainida (hipotensión, bradicardia). Esto sería por inhibición del metabolismo a nivel del citocromo P450 por el saquinavir. No deben coadministrarse.
-Sertralina: Esta droga conduce a la inhibición del metabolismo de la flecainida, al inhibir el citocromo P450 2D6, aumentando el riesgo de sufrir toxicidad por flecainida (arritmias). Monitorear en estos pacientes el ECG. Puede necesitarse reducir la dosis de flecainida.
-Sodio, bicarbonato: Se ha observado toxicidad por flecainida (arritmias) debido al aumento de su reabsorción tubular. Monitorear cuidadosamente los niveles de flecainida y disminuir la dosis del antiarrítmico.
-Sotalol: flecainida puede potenciar la bradicardia producida por el sotalol. Monitorear este parámetro si han de administrarse conjuntamente.
-Telitromicina: Durante el uso de ambas drogas se observa un efecto aditivo sobre el intervalo Q-T que trae como consecuencia el aumento del riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). La administración de telitromicina con otros agentes que prolonguen el intervalo Q-T no es recomendable.
-Terbinafina: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la flecainida por disminución de su metabolismo a nivel del citocromo P4502D6. Evitar la asociación, caso contrario, monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Ticlopidina: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la flecainida por disminución de su metabolismo a nivel del citocromo P4502D6. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Tioridazina: Se ha observado que al asociarlas se produce un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco) por efectos aditivos cardíacos. No deben coadministrarse.
-Tranilcipromina: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la flecainida por disminución de su metabolismo a nivel del citocromo P4502D6. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Trazodona: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la flecainida por disminución de su metabolismo a nivel del citocromo P4502D6. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Venlafaxina: Durante el uso de ambas drogas se observa un efecto aditivo sobre el intervalo Q-T que trae como consecuencia el aumento del riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). La administración de antiarrítmicos clase I con otros agentes que prolonguen el intervalo Q-T como la venlafaxina no es recomendable.
-Verapamilo: Debido a los efectos aditivos de ambas drogas se observa un excesivo efecto inotrópico negativo y prolongación de la conducción auriculoventricular. Usar esta asociación de drogas con precaución. Monitorear los posibles efectos adversos mencionados.
-Ziprasidona: Se observa al administrar ambas drogas un aumento del riesgo de toxicidad cardíaca (Q-T prolongado, torsión de punta, paro cardíaco). No deben coadministrarse.
-Zolmitriptán: Durante el uso de ambas drogas se observa un efecto aditivo sobre el intervalo Q-T que trae como consecuencia el aumento del riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). La administración de antiarrítmicos clase I con otros agentes que prolonguen el intervalo Q-T como el zolmitriptán no es recomendable.

Deja un comentario