Droperidol

Para qué sirve este principio activo Droperidol

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

-Hipersensibilidad al droperidol. <br> -Prolongación del Q-T conocida o sospechada.
-Puede causar efectos anticolinérgicos.
-Antecedentes de convulsiones.
-Bradicardia.
-Patología cardiovascular.
-Disturbios electrolíticos.
-Tumores dependientes de prolactina.
-Enfermedad hepática.

-Adenosina: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración.
-Alcaloides de la belladona y derivados: el uso de alcaloides de la belladona y derivados (escopolamina, hioscina, atropina, propinox, Butilbromuro de hioscina) con droperidol aumenta el riesgo de aparición de efectos adversos anticolinérgicos (sequedad de boca severa, sedación excesiva, visión borrosa, constipación, retención urinaria, taquicardia) por efecto aditivo sobre el bloqueo de la actividad colinérgica. Monitorear la aparición de los efectos adversos descriptos y suspender estos fármacos de aparecer los mismos. En casos graves (alucinaciones, excitación psicomotriz, arritmias, hipertensión) debe recibirse atención médica inmediata.
-Amisulprida: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Utilizar con precaución y monitorear el electrocardiograma.
-Antiarrítmicos de clase I y III: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración.
-Antidepresivos tricíclicos: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración.
-Belladona: aumenta el riesgo de aparición de efectos adversos anticolinérgicos (sequedad de boca severa, sedación excesiva, visión borrosa, constipación, retención urinaria, taquicardia) por efecto aditivo sobre el bloqueo de la actividad colinérgica. Monitorear la aparición de los efectos adversos descriptos y suspender la belladona de aparecer los mismos. En casos graves (alucinaciones, excitación psicomotriz, arritmias, hipertensión) debe recibirse atención médica inmediata.
-Cabergolina: la administración de cabergolina y droperidol podría disminuir la eficacia terapéutica de ambos fármacos. La cabergolina es un agonista de los receptores dopaminérgicos D2, mientras que el droperidol se comporta como antagonista de dichos receptores, por ende, su administración conjunta provocaría un antagonismo de sus acciones farmacológicas. Se recomienda no administrar cabergolina a los pacientes tratados con droperidol.
-Cloroquina: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración.
-Cisapride: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. No deben coadministrarse.
-Claritromicina: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración.
-Clindamicina: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración
-Cotrimoxazol: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración.
-Dolasetrón: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración.
-Donepezilo: Los inhibidores centrales de la acetilcolinesterasa pueden aumentar los efectos neurológicos centrales tóxicos de los antipsicóticos. Monitorear los síntomas extrapiramidales (rigidez generalizada, arrastrado de los pies, muecas faciales) durante el uso concomitante de antipsicóticos e inhibidores centrales de acetilcolinesterasa.
-Enflurano: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración.
-Eritromicina: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Utilizar con precaución y monitorear el electrocardiograma.
-Espiramicina: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración.
-Etanol: el uso concomitante puede producir efectos aditivos sobre la depresión del SNC. Prevenir la ingesta concomitante de alcohol, en especial en pacientes que realizan tareas de precisión.
-Fenotiazinas: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración.
-Fenilalanina: En uso conjunto, puede ocurrir aumento de la incidencia de disquinesias tardías, por reducirse la disponibilidad de aminoácidos de cadena larga en el SNC, e interferir con la síntesis de catecolaminas. Se recomienda controlar los síntomas y si es necesario discontinuar la fenilalanina.
-Fluconazol: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Utilizar con precaución y monitorear el electrocardiograma.
-Fluoxetina: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración.
-Fluvoxamina: puede aumentar el riesgo de toxicidad del droperidol por inhibición de su metabolismo. Monitorear la aparición de efectos adversos y ajustar dosis.
-Foscarnet: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración.
-Galantamina: Los inhibidores centrales de acetilcolinesterasa pueden aumentar los efectos neurológicos centrales tóxicos de los antipsicóticos. Monitorear los síntomas extrapiramidales (rigidez generalizada, arrastrado de los pies, muecas faciales) durante el uso concomitante de antipsicóticos e inhibidores centrales de acetilcolinesterasa.
-Halotano: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración.
-Hidrato de cloral: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración.
-Isoflurano: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración.
-Levodopa: la administración de droperidol y levodopa podría disminuir la eficacia terapéutica de esta última. Esto se debería al antagonismo de los receptores dopaminérgicos D2 mediado por el droperidol. Se debe evitar el uso de ambos fármacos. En caso de ser necesaria su administración conjunta, monitorear la eficacia terapéutica de la levodopa.
-Litio: la administración de droperidol y litio aumentaría el riesgo de debilidad, disquinecia, síntomas extrapiramidales, encefalopatía y daño cerebral. Se recomienda controlar la aparición de toxicidad especialmente si se utilizan altas dosis de los mismos y monitorear las concentraciones plasmáticas de litio en estos pacientes.
-Mefloquina: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Utilizar con precaución y monitorear el electrocardiograma.
-Metildopa: puede producir toxicidad del SNC con síntomas psicóticos y parkinsonismo, probablemente por mayor inhibición dopaminérgica. Monitorear la aparición de sintomatología psiquiátrica y suspender el droperidol.
-Nefazodona: puede aumentar la toxicidad del droperidol por disminución de su metabolismo. Monitorear la aparición de efectos adversos y ajustar la dosis del droperidol.
-Octreotide: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración.
-Paroxetina: el uso concurrente podría aumentar la toxicidad del droperidol por disminución de su metabolismo. Monitorear la aparición de efectos adversos y ajustar la dosis del droperidol.
-Pentamidina: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración.
-Pimozida: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. No deben ser coadministrados.
-Quetiapina: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Utilizar con precaución y monitorear el electrocardiograma.
-Risperidona: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Utilizar con precaución y monitorear el electrocardiograma.
-Rivastigmina: Los inhibidores centrales de acetilcolinesterasa pueden aumentar los efectos neurológicos centrales tóxicos de los antipsicóticos. Monitorear los síntomas extrapiramidales (rigidez generalizada, arrastrado de los pies, muecas faciales) durante el uso concomitante de antipsicóticos e inhibidores centrales de acetilcolinesterasa.
-Tacrina: Los inhibidores centrales de acetilcolinesterasa pueden aumentar los efectos neurológicos centrales tóxicos de los antipsicóticos. Monitorear los síntomas extrapiramidales (rigidez generalizada, arrastrado de los pies, muecas faciales) durante el uso concomitante de antipsicóticos e inhibidores centrales de acetilcolinesterasa.
-Telitromicina: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración.
-Tramadol: el uso concurrente podría aumentar el riesgo de convulsiones por la reducción del umbral convulsivo que producen ambas drogas. Utilizar con precaución, y evitar su uso en pacientes con factores proconvulsivos.
-Trihexifenidilo: aumenta el riesgo de aparición de efectos adversos anticolinérgicos (sequedad de boca severa, sedación excesiva, visión borrosa, constipación, retención urinaria, taquicardia) por efecto aditivo sobre el bloqueo de la actividad colinérgica. Utilizar esta combinación sólo cuando esté claramente indicada y monitorear la aparición de los efectos adversos descriptos, ajustando la dosis de una o ambas drogas.
-Vasopresina: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración.
-Venlafaxina: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración.
-Ziprasidona: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. No deben ser coadministrados.
-Zolmitriptán: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Evitar la coadministración.
-Zotepina: puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Utilizar con precaución y monitorear el electrocardiograma.