Dipiridamol

Para qué sirve Dipiridamol

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

Hipersensibilidad al dipiridamol.

Precauciones

Hipotensión. Angioplastia coronaria.

Interacciones


-Adenosina: Se han reportado casos de requerimiento de menores dosis de adenosina para tratar arritmias. Esto se debería a una disminución del metabolismo de la adenosina. Se describe el uso de ambos fármacos en forma conjunta para el tratamiento de hipertensión durante la cirugía. Ajustar la dosis de adenosina en pacientes que reciban ambos fármacos.
-Ajo: El ajo inhibe la agregación plaquetario a través de la reducción en la concentración de tromboxano B2, e incrementar la actividad fibrinolítica. No se recomienda el uso simultáneo de ambos agentes. En caso de comenzar el tratamiento con dipiridamol se debe discontinuar el tratamiento con suplementos de ajo 10 días antes. Este efecto no se produce en pacientes que utilizan el ajo como condimento.
-Anís: Debido a que el anís posee componentes cumarínicos, puede aumentar el riesgo de sangrado por efecto aditivo sobre la hemostasia. Monitorear eventuales episodios de sangrado, así como mantener la ingesta de anís constante.
-Árnica: Se pueden potenciar los efectos antiplaquetarios, así incrementan los episodios de sangrado. Se debe evitar dosis altas de árnica en pacientes que reciban dipiridamol.
-Aspirina: Secundariamente a una alteración en el metabolismo puede incrementarse la posibilidad de intoxicación por aspirina, además, aumenta el riesgo de sangrado por efectos aditivos sobre las plaquetas. Monitorear signos y síntomas de intoxicación por salicilatos, signos de sangrado y en caso de ser necesario ajustar la dosis.
-Arándano: El arándano potencia los efectos antiplaquetarios del dipiridamol, incrementando el riesgo de sangrado. Se debe advertir de los posibles efectos tóxicos de la administración simultánea de ambos fármacos.
-Boldo: No se recomienda el uso conjunto de ambos fármacos, ya que aumenta el riesgo de sangrado. En caso que el paciente decida continuar el tratamiento con boldo, se debe advertir de los posibles signos o síntomas de sangrado patológico.
-Cafeína: La cafeína puede atenuar la respuesta cardiovascular de la administración intravenosa de dipiridamol. Existen reportes de estudios de perfusión miocárdica con talio bajo estrés fármacológico en donde se evidenció alteraciones en las imágenes. Evitar la ingesta de cafeína previa a la utilización del dipiridamol.
-Ginkgo biloba: Compuestos propios de ginkgo inhiben el factor activador de plaquetas, incrementando la posibilidad de sangrados. No se recomienda su uso simultáneo. Advertir signos y síntomas de sangrado en pacientes que decidan continuar tratamiento con ginkgo.
-Heparinas de bajo peso molecular (HBPM): Se han registrado eventos de sangrado epidural y hematomas espinales al utilizar HBPM concomitantemente con drogas que afecten la hemostasia como el dipiridamol. Se debe discontinuar el dipiridamol previo a utilizar heparina o heparinoides, caso contrario se deben monitorear signos de sangrado.
-Indometacina: La administración simultánea de ambos agentes puede disminuir el filtrado renal hasta en un 30%, ocasionando alteraciones de los fluidos y electrolitos. Se debe monitorear función renal, especialmente en pacientes con patología cardíaca o vascular.
-Regaliz: El regaliz inhibe la agregación plaquetaria, incrementando el riesgo de sangrado cuando es administrado en forma conjunta con dipiridamol. Monitorear signos y síntomas de sangrado.
-Teofilina: La administración de teofilina en el curso o previamente a un estudio de perfusión miocárdica con talio bajo estrés fármacológico, puede arrojar resultados falsos negativos. La teofilina puede evitar la vasodilatacion causada por el dipiridamol. De ser factible discontinuar el tratamiento con teofilina días previos al estudio.
-Trombolíticos: el uso aumenta el riesgo de sangrado por efectos aditivos sobre la hemostasia. Utilizar la coadministración solo si los beneficios superan el riesgo aumentado de sangrado, en cuyo caso, se deben monitorear signos de sangrado.

  Principio Activo