Xolair Solucion Inyectable

Para qué sirve Xolair Solucion Inyectable , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

XOLAIR

SOLUCION INYECTABLE
Antiasmático

NOVARTIS FARMACEUTICA, S.A. de C.V.

Denominacion generica:

Omalizumab.

Forma farmaceutica y formulacion:

El frasco ámpula contiene:

Omalizumab …………….. 202.5 mg

Excipiente cbp

La ampolleta con diluyente contiene:

Agua inyectable ……….. 2 ml

Hecha la mezcla el frasco ámpula contiene:

Omalizumab …………….. 150 mg

Indicaciones terapeuticas:

XOLAIR® (omalizumab) está indicado para el tratamiento de adultos y adolescentes (mayores de 12 años) afectados de asma alérgica moderada o grave, cuyos síntomas no logran controlarse a pesar de dosis elevadas de corticoesteroides inhalados. Se ha visto que XOLAIR® disminuye la incidencia de exacerbaciones asmáticas en estos pacientes. Se desconoce la inocuidad y la eficacia del medicamento en otros procesos alérgicos.

Farmacocinetica y farmacodinamia en humanos:

Propiedades farmacocinéticas:

Grupo farmacoterapéutico: otros agentes contra padecimientos obstructivos de las vías respiratorios, inhalatorios para uso sistémico.

La farmacocinética del omalizumab se ha estudiado en pacientes con asma alérgica.

Absorción: Tras la administración subcutánea, omalizumab se absorbe con una biodisponibilidad absoluta media de 62%. Después de administrar una dosis subcutánea única a pacientes adultos o adolescentes con asma, omalizumab se absorbe con lentitud y alcanza su mayor concentración plasmática al cabo de 7 u 8 días en promedio. La farmacocinética de omalizumab es lineal a dosis mayores que 0,5 mg/kg. Después de dosis múltiples de omalizumab, las áreas bajo la curva de la concentración sérica y tiempo, desde el Día 0 al Día 14 a estado estable alcanzaron hasta 6 veces la dosis inicial.

Distribución: In vitro, omalizumab forma complejos de cierto tamaño con la IgE. Tanto in vitro como in vivo no se han observado complejos precipitantes ni complejos con pesos moleculares superiores a 1×106 daltons. Los estudios de distribución histológica en macacos de Java no evidenciaron una captación específica deI 125-omalizumab por parte de ningún órgano o tejido. Tras la administración subcutánea, el volumen aparente de distribución de los pacientes es de 78 ± 32 ml/kg.

Eliminación: La depuración de omalizumab comprende procesos de depuración de IgG, así como de depuración a través de uniones específicas y de formación de complejos con su ligando específico, la IgE. La eliminación hepática de IgG incluye una degradación en las células endoteliales y reticuloendoteliales del hígado. La IgG inalterada también se excreta en la bilis. Los estudios con ratones y monos revelan que los complejos omalizumab:IgE se eliminan por medio de interacciones con los receptores Fc? dentro del sistema reticuloendotelial del hígado a una velocidad generalmente más rápida que la depuración de IgG. En los pacientes asmáticos, la semivida de eliminación plasmática del omalizumab promedia los 26 días, con una depuración aparente de 2,4 ± 1,1 ml/kg/día en promedio. Por último, la duplicación del peso corporal hace que la depuración aparente sea aproximadamente el doble.

Características demográficas:

Edad, raza o grupo étnico y sexo: Se investigó la farmacocinética poblacional de XOLAIR® a fin de evaluar los efectos de las características demográficas. El análisis de los escasos datos disponibles indica que no es necesario efectuar un ajuste de la dosis en función de la edad (12 a 76 años), la raza, el grupo étnico o el sexo biológico del individuo.

Insuficiencia renal o hepática: No se tienen datos farmacocinéticos ni farmacodinámicos de pacientes con insuficiencia hepática o renal. Se debe tener precaución cuando se administre omalizumab a estos pacientes.

Propiedades farmacodinámicas:Omalizumab es un anticuerpo monoclonal humanizado, obtenido por ingeniería genética, que se une selectivamente a la inmunoglobulina E humana (IgE). El anticuerpo es una IgG1 (kappa) que contiene, enmarcadas por regiones humanas, las regiones determinantes de complementariedad de un anticuerpo murino que se une a la IgE.

La cascada alérgica se inicia cuando el alérgeno interconecta las IgE unidas a los receptores Fc?RI de alta afinidad presentes en la superficie de los mastocitos y basófilos. Ello produce la degranulación de esas células efectoras y la liberación de histaminas, leucotrienos, citocinas y otros mediadores. Estos mediadores guardan una relación causal con la fisiopatología del asma alérgica, que incluye la formación de edema en las vías respiratorias, la contracción del músculo liso y una actividad celular alterada que acompaña al proceso inflamatorio. Estos mediadores contribuyen asimismo a producir los signos y síntomas de la enfermedad alérgica, a saber, broncoconstricción, producción de moco, sibilancias, disnea, opresión torácica, congestión nasal, estornudos, prurito, rinorrea y picor, ojos llorosos.

Omalizumab se une a la IgE e impide la unión de ésta al receptor de alta afinidad Fc?RI, reduciendo así la cantidad de IgE libre disponible para iniciar la cascada alérgica. El tratamiento de individuos alérgicos con omalizumab resulta en una acentuada regulación a la baja (disminución) de los receptores FCeRI en los basófilos. Además, in vitro, la liberación de histamina de los basófilos procedentes de individuos que habían sido tratados con XOLAIR® se vio reducida aproximadamente 90% tras una estimulación con un alérgeno, en comparación con los valores previos al tratamiento.

En los ensayos clínicos, las concentraciones plasmáticas de IgE libre disminuyeron de manera dependiente de la dosis en el plazo de una hora tras la administración de la primera dosis y se mantuvieron bajas entre dos administraciones. La reducción media de la IgE plasmática libre fue superior al 96% si se utilizaban las dosis recomendadas. Las concentraciones plasmáticas de IgE total (es decir, unida y no unida a las proteínas) aumentaron tras la primera dosis debido a la formación de complejos omalizumab:IgE, que se eliminan más lentamente que la IgE libre. A las 16 semanas tras la primera dosis, las concentraciones plasmáticas de IgE total eran en promedio unas cinco veces mayores que los valores preterapéuticos determinados con ensayos convencionales. Tras interrumpir la administración de XOLAIR®, el aumento de la concentración de IgE total y la disminución de la concentración de IgE libre inducidos por XOLAIR® eran reversibles, sin que se observase ningún efecto de rebote en las concentraciones de IgE después del período de depuración farmacológica. Las concentraciones de IgE total sólo volvían a su valor preterapéutico al cabo de un año después de interrumpida la administración de XOLAIR®.

Experiencia clínica:Se evaluó la seguridad y la eficacia de XOLAIR® en cinco ensayos multicéntricos, controlados con placebo, con diseño doble ciego y distribución aleatoria. En los ensayos idénticos 1 y 2 de 16 semanas, se demostró la eficacia y seguridad de Omalizumab como terapia de adición en 1,071 pacientes con asma alérgica cuyos síntomas no estaban controlados a pesar de corticoesteroides inhalados a dosis elevadas (dipropionato de beclometasona 500 a 1,200 µg/día.

En ambos estudios omalizumab fue superior a placebo con respecto a la variable primaria de exacerbación asmática. El número de exacerbaciones fue significativamente menor en el grupo de omalizumab (p=0.006 y p <0.001 3="" en="" los="" estudios="" y="" 4,="" respectivamente).="" algunos="" pacientes="" tratados="" con="" omalizumab="" experimentaron="" exacerbaciones="" (14.6%="" vs="" 23.3%,="" p="0.009" el="" estudio="" 12.8%="" 30.5%,="" p<0.001="" 4)<="">

En las fases doble-ciego de extensión de ambos estudios después de un año, se mantuvo la reducción de la frecuencia de exacerbaciones asmáticas para los pacientes tratados con omalizumab comparado con los pacientes tratados con placebo.

En los estudios 1 y 2 se demostró una mejoría clínicamente significativa, en la calidad de vida relacionada al asma evaluada por el cuestionario validado de calidad de vida del asma de Juniper en el grupo de XOLAIR® al termino de un estudio de 28 semanas comparado con lo observado en el grupo placebo (p <0.001).< p="">

En el estudio 3 se demostró la seguridad y el efecto en el ahorro de corticoestroides en 246 pacientes con asma alérgica grave que requerían tratamiento diario con dosis altas de corticoestroides inhalados (fluticasona > 1,000 mg /día) y en los cuales se permitió el uso de beta agonista de larga acción. El estudio incluía una fase de 16 semanas estable de esteróides y la adición del medicamento de estudio, seguida por una fase de 16 semanas de reducción de estreoides, el porcentaje de reducción en la dosis de corticoesteroides inhalados al final de la fase de tratamiento fue significativamente mayor en los pacientes tratados con omalizumab vs pacientes tratados con placebo (media 60% vs 50%, p=0.003). La proporción de pacientes capaces de reducir su dosis de fluticasona a < microgramos/día fue de 60.3% en el grupo de omalizumab vs 45.8% en el grupo placebo (p>0.05)

En el estudio 4, se demostró la eficacia y seguridad de omalizumab en 405 pacientes con comorbilidad de asma alérgica y rinitis alérgica. Los pacientes tratados con omalizumab tuvieron incidencia significativamente menor de exacerbaciones asmáticas que los pacientes del grupo placebo (20.6% omalizumab vs 30.1% placebo, p=0.02) además de una significativamente mayor proporción de pacientes del grupo de omalizumab que de placebo con mejoría > 1.0 punto en las evaluaciones específicas de calidad de vida, tanto para asma como para rinitis (57.7% omalizumab vs 40.6%) placebo, p <0.0001).< p="">

La reducción en exacerbaciones y la mejoría de calidad de vida en el grupo tratado con omalizumab fueron estadísticamente significativas para síntomas de rinitis y asma, y función pulmonar, comparada con placebo.

En el estudio 5 se demostró la eficacia y seguridad de XOLAIR® en un estudio a 28 semanas que involucró 419 pacientes con asma alérgica grave con edad entre 12 y 79 años, que presentaban función pulmonar reducida (FEV 1 40 a 80%) y pobre control de síntomas de asma a pesar de recibir dosis altas de corticoesteroides y beta agonistas de larga acción. Los pacientes elegibles habían experimentado múltiples exacerbaciones asmáticas requiriendo corticoesteroides sistémicos, hospitalización o atención en urgencias durante el año anterior a pesar de tratamiento continuo con dosis altas de corticoesteroides inhalados y beta agonistas de larga acción.

La tasa de exacerbaciones asmáticas que requirieron tratamiento con bolos de corticoesteroides sistémicos fue el punto final primario. Omalizumab redujo la tasa de exacerbaciones asmáticas en 19% (p= 0.153). Evaluaciones posteriores que mostraron significancia estadística (p<0.05) a="" favor="" de="" xolair®, incluyeron reducciones en la gravedad de las exacerbaciones (función pulmonar reducida a menos de 60% del mejor registro del paciente y requiriendo corticoesteroides sistémicos) visitas a urgencias relacionadas con asma (comprendiendo hospitalizaciones, visitas a urgencias y consultas no programadas), y mejorías en la evaluación global por parte de los médicos para efectividad del tratamiento, calidad de vida relacionada al asma, síntomas de asma y función pulmonar. Se realizó la evaluación global en los 5 estudios como amplia medida de control de asma. El médico podía tomar en cuenta PEF, síntomas diurnos y nocturnos, uso de medicación de rescate, espirometría y exacerbaciones. En los 5 estudios una significativamente mayor proporción de pacientes tratados con XOLAIR® fueron evaluados ya sea con marcada mejoría o control completo de su asma comparado con los pacientes de placebo.

Contraindicaciones:

Hipersensibilidad al principio activo o a cualquiera de los excipientes.

Precauciones generales:

General:XOLAIR® no está indicado para el tratamiento de las exacerbaciones asmáticas, de los broncoespasmos o de los estados asmáticos de carácter agudo.

No se han investigado los efectos de XOLAIR® en pacientes con síndrome de hiperinmunoglobulinemia E o aspergilosis broncopulmonar alérgica, ni tampoco en la prevención de reacciones anafilácticas.

No se han investigado suficientemente los efectos de XOLAIR® en dermatitis atópica, rinitis alérgica o alergia alimentaria.

Tampoco se conocen los efectos del medicamento en pacientes con enfermedades autoinmunitarias, procesos mediados por inmunocomplejos o insuficiencia renal o hepática de base. Se debe ejercer cautela cuando se administre XOLAIR® a estos pacientes. No se recomienda la descontinuación abrupta de corticoesteroides inhalados o sistémicos después de iniciar la terapia con XOLAIR®. La disminución de corticoesteroides debe realizarse bajo supervisión directa de un médico y pueden requerir realizarse de manera gradual.

Las personas con diabetes sacarina, síndrome de malabsorción de glucosa o galactosa, intolerancia a la fructosa o deficiencia de la sacarosa-isomaltasa deben saber que una dosis de 150 mg de XOLAIR® contiene 108 mg de sacarosa.

Reacciones alérgicas: Como con cualquier otra proteína pueden ocurrir reacciones alérgicas locales o sistémicas, incluyendo anafilaxia.

Al igual que sucede con cualquier proteína, pueden sobrevenir reacciones alérgicas locales o generales e incluso anafilaxia. Por consiguiente, se debe tener a mano algún medicamento para el tratamiento inmediato de las reacciones anafilácticas tras la administración de XOLAIR®. El paciente debe saber que estas reacciones son posibles y que si se producen debe acudir al médico de inmediato. Rara vez se han observado reacciones anafilácticas en los ensayos clínicos. Efectos indeseables a partir de la comercialización se han reportado reacciones anafilácticas y anafilactoides posteriores a la primera o posteriores administraciones de XOLAIR®. Aunque la mayoría de estas reacciones ocurrieron dentro de las primeras 2 horas, alguna ocurrieron después de 2 horas de administración.

Al igual que otros anticuerpos monoclonales humanizados obtenidos por ingeniería genética, en contadas ocasiones los pacientes pueden generar anticuerpos contra el omalizumab.

Infecciones parasitarias: La IgE puede estar involucrada en la respuesta inmunológica de algunas infecciones. En pacientes de alto riesgo crónico de infección por helmintos, un estudio controlado por placebo mostró un ligero incremento en la tasa de infección con Omalizumab, aunque el curso, gravedad y respuesta al tratamiento no se alteraron. La tasa de infección por helmintos en el programa clínico global, que no fue diseñado para detectar tales infecciones, fue menor de 1 en 1,000 pacientes. Sin embargo debe tenerse precaución en pacientes con alto riesgo de infección por helmintos, en particular cuando se viaja a áreas endémicas de infecciones por helmintos. Debe considerarse la descontinuación del tratamiento con XOLAIR® en casos de no respuesta al tratamiento anti-helmíntico recomendado.

Malignidad: Durante los estudios clínicos se presentó una desproporción numérica de cánceres en el grupo tratado con XOLAIR®, comparado con el grupo control: la frecuencia de los casos observados fue rara (< 1/100) en ambos grupos, 25 cáceres en 5,015 pacientes tratados con XOLAIR® (0.5%) y 5 cánceres en 2,854 pacientes en el grupo control (0.18%). La diversidad en el tipo de cánceres observados, la relativamente corta duración de exposición y las características clínicas de los casos individuales sugieren una causalidad poco probable. La tasa incidencia global de malignidad observada en el programa de estudios clínicos de XOLAIR® fue comparable a la reportada para en la población general.

Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas: No se han observado efectos sobre la capacidad de conducir o utilizar máquinas. Se debe advertir al paciente que recibe omalizumab de que es posible que sienta fatiga o mareos, en cuyo caso debe abstenerse de conducir y operar máquinas de precisión.

Restricciones de uso durante el embarazo y la lact

Embarazo:No se han realizado estudios adecuados ni apropiadamente controlados con el omalizumab en las mujeres embarazadas. Las IgG atraviesan la barrera placentaria. Dado que los estudios de la reproducción animal no siempre permiten precedir la respuesta en la mujer, XOLAIR® no debe administrarse durante el embarazo, salvo cuando sea estrictamente necesario.

Se han estudiado los efectos del omalizumab en la reproducción de macacos de la especie Macaca fascicularis (macaco de Java). Las dosis subcutáneas de hasta 75 mg de omalizumab/kg (doce veces superiores a la dosis clínica máxima) no indujeron toxicidad materna o embrionaria ni teratogenia cuando se administraron durante la organogénesis, ni tampoco efectos adversos sobre el crecimiento fetal o neonatal cuando se administraron durante el último período gravídico, el alumbramiento o la lactancia.

Aunque no se han observado efectos clínicamente significativos en las plaquetas de los pacientes, la administración de dosis de omalizumab mucho mayores que la dosis terapéutica se ha asociado con reducciones de las plaquetas sanguíneas del primate estudiado, de forma dependiente de la edad, de suerte que los animales más jóvenes se vieron relativamente más afectados. En los estudios de la reproducción efectuados en macacos de Java no se apreciaron signos clínicos de trombocitopenia en los neonatos nacidos de madres que habían recibido dosis de hasta 75 mg de omalizumab/kg; no obstante, no se determinaron los recuentos de plaquetas en estas crías.

Lactancia:Aunque no se ha investigado la presencia de XOLAIR® en la leche humana, las IgG se excretan en ese líquido y, por consiguiente, cabe esperar que XOLAIR® pase a la leche humana. Se desconocen la capacidad de absorción de XOLAIR® y de daño al lactante; se debe tener cuidado cuando se administre XOLAIR® a una madre lactante.

Se valoró la excreción láctea del omalizumab en hembras de macacos de Java que habían recibido dosis subcutáneas de 75 mg/kg/semana. Las concentraciones plasmáticas de omalizumab en el neonato tras una exposición in utero y de 28 días en el período de lactancia variaban entre 11 y 94% de la concentración plasmática materna. Las concentraciones lácteas de omalizumab eran 1,5% de la concentración sanguínea materna.

Reacciones secundarias y adversas:

Las reacciones adversas más frecuentes en los ensayos clínicos guardaban relación con la inyección en sí, e incluían dolor, hinchazón, eritema, prurito y cefaleas. La mayoría de las reacciones fueron de gravedad leve o moderada.

En la tabla de abajo se enumeran las reacciones adversas registradas en todos los pacientes que han recibido XOLAIR® en los ensayos clínicos; las reacciones se han desglosado por sistema orgánico y frecuencia. Categoría de frecuencia: frecuente (> 1/100; < 1/10), infrecuente (> 1/1.000; < 1/100), rara (< 1/1.000).

Reacciones adversas

Infecciones e infestaciones

Raras

Infecciones parasitarias

Trastornos del sistema inmunitario

Raras

Reacción anafiláctica y otros procesos alérgicos

Trastornos del sistema nervioso

Frecuentes

Cefalea

Infrecuentes

Mareo, sommolencia, parestesia, síncope

Trastornos vasculares

Infrecuentes

Hipotensión postural, crisis vasomotoras

Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos

Infrecuentes

Faringitis, tos, broncoespasmo alérgico

Trastornos gastrointestinales

Infrecuentes

Náuseas, diarrea, signos y síntomas dispépticos

Trastornos cutáneos y de los tejidos subcutáneos

Infrecuentes

Urticaria, exantema, prurito, fotosensibilidad

Raros

Angioedema

Trastornos generales y afecciones en el sitio de administración

Frecuentes

Reacciones en el sitio de inyección, como dolor, eritema, prurito e hinchazón

Infrecuentes

Aumento de peso, fatiga, brazos hinchados, enfermedad seudogripal

Las frecuencias de reacciones adversas en los pacientes del grupo que recibió el tratamiento activo fueron muy similares a las del grupo de control.

Observaciones Post- marketing: Se han identificado las siguientes reacciones a través de reportes espontáneos.

Sistema inmune: se han reportado anafilaxia y reacciones anafilactoides posterior a la primer o subsecuentes administraciones

Piel y trastornos subcutáneos: alopecia

Trastornos de sangre y tejido linfático: trombocitopenia idiopática severa.

Otros: Artralgia, mialgia, inflamación articular.

Trastornos respiratorios, de tórax y mediastino: angitis granulomatosa alérgica (Síndrome Churg Strauss)

Neoplasias malignas: En los ensayos clínicos hubo un desequilibrio numérico de neoplasias malignas entre el grupo de tratamiento activo y el grupo de control. El número de casos observados fue poco habitual (< 1/100) en ambos grupos de tratamiento activo y control.

Plaquetas: En los ensayos clínicos, pocos pacientes presentaron recuentos de plaquetas por debajo del límite inferior del rango normal de laboratorio. Ninguno de estos cambios se asoció con episodios hemorrágicos o con una disminución de la hemoglobina. En los seres humanos, a diferencia de otros primates, no se han observado disminuciones sistemáticas del recuento de plaquetas.

Interacciones medicamentosas y de otro genero:

Las enzimas del citocromo P450, las bombas de expulsión y los mecanismos de unión a proteínas no participan en la depuración del omalizumab; por consiguiente, la probabilidad de que ocurran interacciones farmacológicas es reducida. No se han realizado estudios de interacción medicamentosa o vacunal propiamente dichos con XOLAIR®. No hay motivos farmacológicos para sospechar interacciones medicamentosas entre los antiasmáticos habituales y el omalizumab.

En los ensayos clínicos, XOLAIR® se utilizó normalmente asociado a corticoesteroides inhalados y orales, betaagonistas inhalados de acción corta o larga, modificadores de leucotrienos, teofilinas y antihistamínicos orales. No hubo indicios de que esos medicamentos usuales contra el asma afectasen a la inocuidad de XOLAIR®. Se dispone de escasos datos sobre la administración de XOLAIR® asociada a una inmunoterapia específica (como es la terapia de hiposensibilización).

Alteraciones en los resultados de pruebas de labor

No se han reportado hasta la fecha.

Precauciones en relacion con efectos de carcinogen

No se hallaron indicios de reacciones anafilácticas sistémicas por degranulación de mastocitos en los macacos de Java. En todos los estudios con primates se hallaron complejos circulantes IgE:omalizumab, pero tras la administración de omalizumab no se encontraron signos de enfermedad mediada por inmunocomplejos en órgano alguno (incluido el riñón). Los complejos de omalizumab no fijan complemento ni median la citotoxicidad dependiente de complemento.

La administración crónica de omalizumab fue bien tolerada en los primates, salvo la reducción del recuento de plaquetas, dependiente de la dosis, observada en diversas especies de primates con concentraciones plasmáticas que por lo general superaban la exposición humana máxima de los ensayos clínicos cruciales (“pivotales”). Además, los macacos de Java mostraban signos de inflamación y hemorragia aguda en el sitio de la inyección, congruente con una respuesta inmunitaria local a la administracción subcutánea repetida de una proteína heteróloga. No se han realizado estudios oficiales del poder cancerígeno de omalizumab.

Se han detectado anticuerpos anti-omalizumab en algunos monos tras la administración subcutánea o intravenosa. Cabe esperar que ello suceda al administrar una proteína heteróloga. Algunos animales no pudieron ser evaluados debido a las concentraciones plasmáticas elevadas de omalizumab, a las concentraciones elevadas de IgE o a ambas cosas a la vez. No obstante, las elevadas concentraciones plasmáticas de omalizumab se mantuvieron durante el período de tratamiento de los estudios, y no hubo signos evidentes de toxicidad por la presencia de anticuerpos anti-omalizumab.

Dosis y via de administracion:

La dosis apropiada (mg) y la frecuencia de administración de XOLAIR® se eligen con arreglo a la concentración basal de IgE (UI/ml), medida antes de iniciar el tratamiento, y al peso corporal (kg). A efectos de la asignación de la dosis, antes de la administración inicial se debe valorar la concentración de IgE en los pacientes mediante una prueba comercial de IgE plasmática total. Según estas determinaciones, tal vez sea necesario administrar entre 150 y 375 mg de XOLAIR® en 1 o 3 inyecciones. Ver las tablas de administración.

Tabla 1. Administración cada 4 semanas: dosis de XOLAIR® (mg por dosis) administrada por vía subcutánea cada 4 semanas

IgE basal (UI/ml)

> 20 a 30

> 30 a 40

> 40 a 50

> 50 a 60

> 60 a 70

> 70 a 80

> 80 a 90

> 90 a 125

> 125 a 150

? 30 a 100

150

150

150

150

150

150

150

300

300

> 100 a 200

150

150

300

300

300

300

300

> 200 a 300

150

300

300

300

> 300 a 400

300

300

> 400 a 500

300

Administración cada 2 semanas: véase la Tabla 2

> 500 a 600

300

> 600 a 700

Tabla 2. Administración cada 2 semanas: dosis de XOLAIR® (mg por dosis) administrada por vía subcutánea cada 2 semanas

Peso Corporal (kg)

IgE Basal (IU/ml)

>20 a 25>

>25 a 30

>30 a 40

>40 a 50

>50 a 60

>60 a 70

>70 a 80

>80 a 90

>90 a 125

>125 a 150

? 30 a 100

Administración cada 4 semanas: véase la Tabla 1

> 100 a 200

225

300

> 200 a 300

225

225

225

300

375

> 300 a 400

225

225

225

300

300

> 400 a 500

225

225

300

300

375

375

> 500 a 600

225

300

300

375

No administrar. Los datos son no disponibles para la recomendación de dosis

> 600 a 700

225

225

300

375

Posología en adultos y adolescentes mayores 12 años: No se debe administrar omalizumab a los pacientes cuya concentración basal de IgE o cuyo peso corporal (kg) excedan los límites indicados en la tabla de administración.

Duración del tratamiento, monitorización terapéutica y ajustes posológicos: En los ensayos clínicos se observó reducción en las exacerbaciones asmáticas y en el uso de medicación de rescate así como mejoría en la calificación de los síntomas durante las primeras 16 semanas de tratamiento. Son necesarias 12 semanas como mínimo para estimar adecuadamente si el paciente responde a omalizumab.

El uso de omalizumab está previsto para largo plazo. La interrupción del tratamiento suele dar lugar a un retorno de las concentraciones elevadas de IgE libre y de los síntomas asociados.

Los valores de IgE total son elevados durante el tratamiento y permanecen así hasta un año después de la interrupción del mismo. Por consiguiente, no se recomienda volver a medir las concentraciones de IgE durante el tratamiento con omalizumab para determinar la dosis. La determinación de la dosis tras interrupciones de tratamiento de menos de un año de duración debe basarse en las concentraciones plasmáticas de IgE obtenidas al principio. Si el tratamiento con omalizumab se ha interrumpido por más de un año, se pueden volver a medir las concentraciones plasmáticas de IgE total a efecto de determinar la dosis.

Las variaciones significativas del peso corporal exigen una adaptación posológica (ver las tablas 1 y 2).

Pacientes de edad avanzada: Aunque se dispone de escasos datos sobre el uso de omalizumab en pacientes mayores de 65 años, no existen pruebas de que los pacientes de edad avanzada requieran una dosificación diferente de la de los pacientes adultos más jóvenes.

Niños: No se ha establecido la seguridad ni la eficacia del medicamento en la población menor de 12 años de edad.

Modo de empleo:

Instrucciones de uso, manipulación y eliminación: El producto liofilizado necesita de 15 a 20 minutos para disolverse, pero en algunos casos puede requerir más tiempo, hasta 40 minutos. El producto completamente reconstituido tiene un aspecto claro o ligeramente opaco y presenta burbujas pequeñas o espuma en la superficie. Dado que el producto reconstituido es algo viscoso, se debe tener precaución para extraer todo el producto del frasco ámpula antes de eliminar el aire o el exceso de solución de la jeringa, para obtener la dosis completa de 1.2 ml.

Para preparar omalizumab para la administración subcutánea, sírvase seguir las siguientes indicaciones:

  1. Con una jeringa equipada de una aguja gruesa de calibre 18, extraiga 1.3 ml de agua inyectable de la ampolleta.
  2. Con el vial en posición vertical sobre una superficie plana, inserte la aguja y vierta el agua dentro del vial de omalizumab, utilizando técnicas asépticas convencionales, dirigiendo el agua directamente sobre el polvo.
  3. Con el vial siempre en posición vertical, mezclar en círculos con vigor (¡sin agitar!) por espacio de un minuto hasta que el polvo se humedezca de manera uniforme.
  4. Para acelerar la disolución después de completar el paso 3, agite en círculos el vial boca arriba, esta vez de forma suave, por espacio de 5 o 10 segundos cada 5 minutos a fin de disolver el polvo restante.
    * Observe que en ocasiones quizás necesite más de 20 minutos para disolver el polvo por completo. En tal caso, repita el paso 4 hasta que desaparezcan las partículas gelatinosas de la solución.
    Una vez que el polvo se haya disuelto por completo, no deben quedar partículas gelatinosas en la solución. Las burbujas pequeñas o la espuma en la superficie del líquido son perfectamente normales. El producto reconstituido tiene un aspecto claro o ligeramente opaco. No utilice el producto si observa partículas extrañas.
  5. Coloque el vial boca abajo durante 15 segundos para que la solución fluya hacia el tapón. Utilice una nueva jeringa de 3 centímetros cúbicos equipada de una aguja gruesa de calibre 18 e inserte la aguja en el vial invertido. Coloque el extremo de la aguja justo al final de la solución. Antes de extraer la aguja del vial, tire del émbolo y llévelo hasta el final de la jeringa para extraer toda la solución del vial invertido.
  6. Reemplace la aguja de calibre 18 por una de calibre 25 para inyección subcutánea.
  7. Elimine el aire, las burbujas grandes y cualquier exceso de solución a fin de obtener la dosis requerida de 1.2 ml. Puede quedar una fina capa de pequeñas burbujas flotando en la superficie de la solución contenida en la jeringa. Como la solución es algo viscosa, la administración de la inyección puede durar entre 5 y 10 segundos.

La administración de omalizumab es subcutánea en la región deltoide del brazo.

Omalizumab se suministra en viales para uso único y no contiene conservadores antibacterianos. El producto debe utilizarse inmediatamente después de su reconstitución.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACION O INGESTA ACCIDENTAL:

No se tienen antecedentes de sobredosis. No se ha determinado la dosis máxima tolerada de omalizumab. Se han administrado dosis únicas intravenosas de hasta 4,000 mg a pacientes sin que se apreciaran signos de toxicidad dependiente de la dosis. La mayor dosis acumulada que se administró a los pacientes durante un período de 20 semanas fue de 44,000 mg y esa dosis no produjo ningún efecto adverso agudo.

Presentaciones:

Caja con un frasco ámpula y una ampolleta con diluyente e instructivo anexo.

Recomendaciones sobre almacenamiento:

Conservar en refrigeración (entre 2° y 8°C). No se congele.

El producto re constituido se conserva por 8 horas a 2 a 8°C ó 4 horas a 30°C.

Leyendas de proteccion:

Dosis:La que el médico señale. Hecha la mezcla, adminístrese de inmediato y deséchese el sobrante. No se administre si la solución contiene partículas o sedimentos. No se administre si el cierre ha sido violado. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica. El empleo de este producto durante el embarazo, queda bajo responsabilidad del médico. Literatura exclusiva para el médico.

Para mayor información comuníquese al Centro de Atención a Clientes de Novartis Farmacéutica S.A. de C.V., Calzada de Tlalpan No. 1779 Col. San Diego Churubusco, Coyoacán, C.P. 04120, teléfono 54 20 86 85, en el Interior de la República 01 800 718 54 59”.Col. San Diego Churubusco, Coyoacán, C.P. 04120, teléfono 54 20 86 85, en el Interior de la República 01 800 718 54 59

Laboratorio y direccion:

Hecho en Suiza por: Novartis Pharma Stein AG
Schaffhauserstrasse, CH-4332
Hecho en EUA por: Genentech Inc,
1 DNA Way South San Francisco, Stein, Suiza.
CA 94080 EUA
Para: Novartis Pharma AG
Basilea, Suiza
Distribuido por: NOVARTIS FARMACEUTICA, S.A. de C.V.
Calzada de Tlalpan No. 1779
Colonia San Diego Churubusco
04120 México, D.F.
® Marca Registrada

:

Reg. Núm. 251M2006, SSA IV
BEAR-07350122020003/RM2008/IPPA

Definiciones médicas / Glosario
  1. EDEMA, Es la tumefacción de los tejidos debido a un aumento del líquido existente en ellos y suele aparecer tras una lesión.
  2. HEMOGLOBINA, Es la sustancia química de la sangre contenida en los glóbulos rojos yencargada del transporte del oxígeno desde los pulmones a todos lostejidos del organismo.
  3. SANGRE, El organismo contiene alrededor de 7 litros de sangre, compuesta en un 50% por plasma y en otro 50% por células.
  4. UTERO, Es la parte del aparato genital femenino en la que anida y se desarrolla el huevo fecundado
  Medicamentos