Vancomicina Polvo Liofilizado Para Soluc.

Para qué sirve Vancomicina Polvo Liofilizado Para Soluc., efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Composición:

Cada frasco-ampolla con polvo liofilizado contiene: Vancomicina (como clorhidrato) 500 mg; Hidróxido de Sodio para Ajuste de pH c.s.

Acción Terapéutica:

Antibiótico.

Modo de empleo:

Recomendaciones de uso:

Este medicamento está reservado para tratamiento de infecciones graves, bajo diagnóstico y vigilancia estrecha por personal calificado. La indicación que se describe corresponde a la autorizada en Chile. Infecciones graves causadas por copas sensibles de estafilococos resistentes a la meticilina. Indicado tambien en pacientes alergicos a las penicilinas y en aquellos que no responden a penicilinas ni cefalosporinas. Indicado en el tratamiento de infecciones por gérmenes susceptibles a vancomicina. Tratamiento de colitis pseudomenbranosa causada por antibióticos. Tratamiento de la endocarditis causada por estafilicocos resistentes a penicilinas y por cepas resistentes a penicilinas y por cepas resistentes a metacilina. Indicada sola o en combinación con aminoglicósidos para el tratamiento de la endocarditis por enterococos. Profilaxis de la endocarditis bacteriana en pacientes alérgicos a penicilina que presentan cardiopatía congénita o reumática y que se han sometido a procedimientos odontológicos. Tratamiento de septicemias causadas por estafilococos. Profilaxis y tratamiento de infecciones en pacientes dializados». Este medicamento debe ser usado solo bajo prescripción médica

Posología:

Forma de administración:

Use este medicamento siguiendo las instrucciones de uso, no use más o con mayor frecuencia que la que su médico indique. El médico debe indicar la posología y el tiempo de tratamiento apropiados a su caso particular, no obstante la dosis usual recomendada es: Administración I.V. (por infusión).

Adultos, adolescentes y niños mayores de 12 años:

La dosis I.V. diaria recomendada es de 2 g, divididos en dosis de 500 mg cada 6 horas o de 1 g cada 12 horas. Cada dosis se debe administrar a una velocidad no superior a 10 mg/min o a lo largo de un espacio de tiempo de, al menos, 60 minutos (se debe adoptar el periodo de administración más largo).

Niños menores de 12 años:

La dosis I.V. recomendada es de 10 mg/kg, cada 6 horas. Cada dosis se debe administrar durante un tiempo no inferior a 60 minutos.

Lactantes y recién nacidos:

La dosis inicial recomendada es de 15 mg/kg, seguida de 10 mg/kg cada 12 horas en la primera semana de vida y cada 8 horas de ahí en adelante hasta 1 mes de edad. Cada dosis se debe administrar como mínimo, durante 60 minutos. Se aconseja una vigilancia cuidadosa de las concentraciones séricas de vancomicina.

Efectos colaterales:

Los medicamentos pueden producir algunos efectos no deseados además de los que se pretende obtener. Algunos de estos efectos pueden requerir atención médica. La ototoxicidad de la Vancomicina se puede manifestar a través de una toxicidad coclear (tinnitus y/o pérdida o oído) o toxicidad vestibular (ataxia, vértigo, náuseas/vómitos, nistagmo). Se cree que la ototoxicidad está asociada a concentraciones plasmáticas de 60 a 80 mg/ml que pueden alcanzarse si se utilizan dosis muy elevadas o si la infusión intravenosa se lleva a cabo muy rápidamente. También puede ocurrir nefrotoxicidad (problemas renales) aunque en casos más raros. Los riesgos de nefrotoxicidad son minimizados cuando las concentraciones plasmáticas (en la sangre) de la Vancomicina se mantienen por debajo de los 10 mg/ml. La Vancomicina puede inducir la liberación de histamina y provocar reacciones anafilácticas (alérgicas graves) que se caracterizan por fiebre, escalofríos, taquicardia, prurito, sofocos, y rash en la cara, cuello y parte superior del tronco. La incidencia y la severidad de esta reacción pueden ser minimizadas administrando un antihistamínico o reduciendo las dosis o la velocidad de la infusión. Otras reacciones adversas descritas para la Vancomicina son flebitis (inflamación de las venas) u otras reacciones locales en el lugar de la inyección, leucopenia y trombocitopenia.

Interacciones medicamentosas:

El efecto de un medicamento puede modificarse por su administración junto con otros (interacciones). Ud. debe comunicar a su médico todos los medicamentos que está tomando, ya sea con o sin receta médica, antes de usar este fármaco, en especial si se trata de alguno de los siguientes medicamentos: El uso concomitante de la Vancomicina parenteral con otros fármacos nefrotóxicos puede ocasionar una nefrotoxicidad aditiva. Algunos ejemplos de estos fármacos son los antibióticos aminoglucósidos, la anfotericina B, la bacitracina (parenteral), la capreomicina, el cidofovir, el cisplatino, la ciclosporina, el foscarnet, el ganciclovir, la polimixina, la estreptozocina y el tacrolimus. En particular, la combinación cidofovir/Vancomicina está totalmente contraindicada, debiéndose discontinuar la Vancomicina una semana antes de comenzar con el cidofovir. La administración de antibióticos polipeptídicos como la Vancomicina, conjuntamente con miorrelajantes no-depolarizantes puede dar lugar a un aumento del bloqueo neuromuscular que puede resultar en parálisis respiratoria. La rifampicina y la Vancomicina no deben administrar conjuntamente por presentar un antagonismo y reducirse sus actividades bacteridicas. Se desconocen las causas de esta interacción. La administración conjunta de Vancomicina con antiinflamatorios no esteroídicos como el ketorolaco, diclofenaco, ketoprofeno o la indometacina puede dar lugar a una acumulación orgánica de Vancomicina, con el correspondiente peligro de ototoxicidad y otras reacciones adversas. La vancomica administrada con la metformina incrementa el riesgo de acidosis láctica, al reducir la excreción renal del antidiábético.

Presencia de otras enfermedades:

El efecto de un medicamento puede modificarse por la presencia de una enfermedad, dando lugar a efectos no deseados, algunos de ellos severos. Ud. debe comunicar a su médico si padece de alguna enfermedad, especialmente en caso de sufrir alguna enfermedad renal. También se debe tener precaución en pacientes por problemas de audición o historial de éste.
  Medicamentos