Rinoven Jarabe

Para qué sirve Rinoven Jarabe , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Composición:

Cada 5 ml de jarabe contiene: Pseudoefedrina Sulfato 30 mg; Clorfenamina Maleato 2 mg. Excipientes c.s.

Contraindicaciones:

No usar en pacientes con antecedentes de intolerancia conocida a los componentes de la formulación. Está contraindicado en personas que sufren de hipertensión arterial leve a moderada, insuficiencia cardíaca, cardiopatía isquémica, úlcera péptica, glaucoma, diabetes mellitus, hipertiroidismo y estados depresivos graves. También en mujeres embarazadas y en período de lactancia, debido a que no hay estudios que comprueben la inocuidad del producto en el feto y recién nacido. La relación riesgo-beneficio debe evaluarse en presencia de asma aguda, obstrucción del cuello vesical, hipertrofia prostática sintomática y predisposición a retención urinaria. No usar en pacientes con falla renal o hepática. No administrar a niños menores de 2 años.

Acción Terapéutica:

Antihistamínico, descongestionante.

Propiedades:

La pseudoefedrina sulfato (descongestionante) y clorfeniramina maleato (antialérgico), permiten el tratamiento sintomático de estados gripales, con gran efectividad y mínimos efectos secundarios, aliviando la congestión de las vías respiratorias superiores y la hipersecreción.

Presentaciones:

Envase conteniendo frasco de vidrio conteniendo 120 ml de jarabe.

Posología:

Vía de administración:

Oral.

Posología:

Según indicación médica.

Se recomienda en adultos y niños mayores de 12 año

10 ml (2 cucharaditas) 3 a 4 veces al día.

Niños entre 12 y 7 años:

5 ml (1 cucharadita) 3 a 4 veces al día.

Niños entre 6 y 3 años:

2.5 ml (½ cucharadita) 3 a 4 veces al día.

Efectos colaterales:

Ocasionalmente puede provocar mareos, taquicardia o bradicardia, palpitaciones, y en los niños excitabilidad o somnolencia. También puede producir sequedad de boca o nariz, enrojecimiento de la cara, hipertensión, alucinaciones, convulsiones, cefaleas, náuseas, vómitos o debilidad, anorexia, rash cutáneo, visión borrosa o cualquier cambio en la visión. En altas dosis puede producir cefaleas, taquicardia, excitación e insomnio.

Contraindicaciones:

No usar en pacientes con antecedentes de intolerancia conocida a los componentes de la formulación. Está contraindicado en personas que sufren de hipertensión arterial leve a moderada, insuficiencia cardíaca, cardiopatía isquémica, úlcera péptica, glaucoma, diabetes mellitus, hipertiroidismo y estados depresivos graves. También en mujeres embarazadas y en período de lactancia, debido a que no hay estudios que comprueben la inocuidad del producto en el feto y recién nacido. La relación riesgo-beneficio debe evaluarse en presencia de asma aguda, obstrucción del cuello vesical, hipertrofia prostática sintomática y predisposición a retención urinaria. No usar en pacientes con falla renal o hepática. No administrar a niños menores de 2 años.

Precauciones:

Se debe evitar la ingestión de bebidas alcohólicas, o la conducción de maquinarias o vehículos durante el tratamiento. Los antihistamínicos como clorfeniramina maleato actúan con más severidad en las personas de edad avanzada, produciéndose mareos, somnolencia e hipotensión. Las reacciones adversas aparecen con mayor frecuencia en lactantes y recién nacidos. En niños mayores puede producirse una reacción paradójica, caracterizada por hiperexcitabilidad. No se recomienda su uso durante el período de lactancia, debido a que las aminas simpaticomiméticas implican un riesgo mayor que el normal para el lactante. Puede producir interferencia con las pruebas cutáneas que utilizan alergenos.
  Medicamentos