Rifinah

Para qué sirve Rifinah , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

rifampicina 300mgisoniacida 150mgCápsulas – Vía oralVENTA BAJO RECETA ARCHIVADAINDUSTRIA ESTADOUNIDENSE

ComposiciÓn

Cada cápsula contiene: Rifampicina 300 mg
Isoniacida 150 mg
Excipientes: Aerosil 200: 4 mg. Estearato de magnesio: 5 mg. Glicolato sódico de almidón: 36 mg.
NO UTILIZAR SI LA LÁMINA QUE PROTEGE LAS CÁPSULAS NO ESTÁ INTACTA ACCIÓN TERAPÉUTICA
Código ATC:
J04A M02 (rifampicina + isoniacida)
Tuberculostático.

Indicaciones

En el tratamiento de la tuberculosis de corta duración (6 meses) se aconseja la administración durante los 4 meses subsiguientes a la fase intensiva inicial (2 meses) compuesta por la combinación de rifampicina/isoniacida/pirazinamida. CARACTERÍSTICAS FARMACOLÓGICAS/PROPIEDADES
FARMACODINAMIA Y ESPECTRO ANTIBACTERIANO
Rifampicina e isoniacida son particularmente activas contra organismos extracelulares de desarrollo rápido y presentan actividad bactericida intracelular.
La rifampicina inhibe la actividad de la ARN-polimerasa ADN-dependiente en organismos susceptibles. Específicamente interacciona con la ARN-polimerasa bacteriana, pero no inhibe la ARN-polimerasa de mamífero. Únicamente con otras rifamicinas ha sido demostrada resistencia cruzada a rifampicina. También tiene actividad contra M. tuberculosis, de desarrollo lento e intermitente.
La isoniacida actúa sobre el bacilo de la tuberculosis en crecimiento activo.FARMACOCINÉTICA
Estudios farmacocinéticos en voluntarios normales han demostrado que los dos principios activos rifamicina/isoniacida tienen una biodisponibilidad comparable a la de cada una de las sustancias administrada individualmente.
Rifampicina. Se absorbe rápidamente por el tracto gastrointestinal. Los niveles séricos máximos en adultos y niños normales pueden variar mucho de un individuo a otro. Las concentraciones séricas máximas de alrededor de 10 µg/ml ocurren aproximadamente 2 a 4 horas después de dosis de 10 mg/kg de peso corporal administrada en estómago vacío. La absorción de rifampicina se reduce cuando la droga es ingerida con alimentos.
En personas sanas, la vida media biológica de rifampicina en suero es – en promedio – de aproximadamente 3 horas después de una dosis de 600 mg y aumenta a 5,1 horas después de una dosis de 900 mg. Con administración repetida, la vida media disminuye y alcanza valores promedio de aproximadamente 2 a 3 horas. A una dosis de hasta 600 mg/día, la vida media no difiere en pacientes con insuficiencia renal y, en consecuencia, no es necesario ajustar la posología.
Después de la absorción, rifampicina es rápidamente eliminada en la bilis y sigue una circulación enterohepática. Durante este proceso, la rifampicina sufre una desacetila-ción progresiva, de manera que prácticamente toda la droga en la bilis está bajo esta forma después de alrededor de 6 horas. Este metabolito retiene actividad antibacteria-na. La absorción intestinal disminuye por la desacetilación y facilita la eliminación.
Hasta el 30% de la dosis es excretada en la orina, con aproximadamente la mitad como droga sin cambios.
La rifampicina se distribuye ampliamente en todo el cuerpo. Está presente en concentraciones efectivas en muchos órganos y líquidos del cuerpo, inclusive el líquido cerebroespinal. Aproximadamente el 80% de la rifampicina se liga a proteínas. La mayor parte de la fracción no ligada no está ionizada y, por lo tanto, puede difundirse libremente en los tejidos.
Isoniacida. Después de la administración oral, la isoniacida alcanza niveles pico en sangre en el término de 1 a 2 horas, que disminuyen al 50 % o menos dentro de las 6 horas. La ingestión de isoniacida con alimentos puede reducir su absorción. Se difunde fácilmente en todos los líquidos corporales (cerebroespinal, pleural y líquidos ascíticos), tejidos, órganos y excreciones (saliva, esputo y heces). La droga también pasa a través de la barrera placentaria y a la leche en concentraciones comparables a las del plasma. Desde el 50% al 70 % de una dosis de isoniacida es excretada en la orina en 24 horas.
La isoniacida es metabolizada en el hígado principalmente por acetilación y dehidrazinación. La tasa de acetilación está determinada genéticamente. Aproximada-mente el 50 % de los negros y europeos son “inactivadores lentos”; la mayor parte de los asiáticos son “inactivadores rápidos”. POSOLOGÍA/DOSIFICACIÓN-MODO DE ADMINISTRACIÓN
A) ADULTOS

La administración concomitante de piridoxina (vitamina B6) se recomienda en pacientes mayores, en mal nutridos, en casos de predisposición a neuropatías (por ej., diabéticos) y en adolescentes.
Regímenes sugeridos
-Quimioterapia de corto plazo
Fase inicial (2 meses): administrar isoniacida, rifampicina, pirazinamida, y ya sea estreptomicina o etambutol diariamente o dos a tres veces por semana, bajo terapia de observación directa. En poblaciones con conocida baja probabilidad de resistencia a isoniacida, un régimen inicial con menos de cuatro drogas puede ser aceptable.
Consultar al médico experto en tuberculosis en caso de que el paciente permanezca sintomático o con esputo o cultivo positivo después de este período.
Fase de continuación (4 meses o más): administrar isoniacida y rifampicina diariamente ó 2 a 3 veces por semana bajo observación directa, para organismos susceptibles. Consultar a un médico experto en tuberculosis para el tratamiento de organismos resistentes.
En general, la terapia contra la tuberculosis debe proseguirse durante 6 meses y hasta que – por lo menos – hayan transcurrido 3 meses de la conversión a cultivo negativo.-Terapia a largo plazo:pacientes con organismos resistentes o con tuberculosis extra pulmonar pueden necesitar tratamientos más prolongados con otros regímenes de administración de drogas.-TB con infección por VIH: el tratamiento debe extenderse durante un total de nueve meses o por lo menos 6 meses tras conversión del cultivo. Para poder recibir este medicamento el paciente debe tener un peso corporal igual o superior a 50 kg. Se administra una dosis diaria única de 2 cápsulas, al menos 30 minutos antes ó 2 horas después de comer. En general, la terapia debe extenderse hasta que ocurra la conversión bacteriana y una mejoría clínica evidente.B) NIÑOS
Las concentraciones de rifampicina e isoniacida presentes en Rifinah® dificultan la administración de los dos componentes en dosis adecuadas para niños. Rifinah® no se recomienda, por lo tanto, para uso pediátrico.

Contraindicaciones

-Antecedentes de hipersensibilidad a rifamicinas, isoniacida o a cualquiera de sus componentes.
-Ictericia.
-Lactancia.

Advertencias

Rifinah® es una combinación de 2 drogas, cada una de las cuales ha sido asociada con disfunción hepática. a) Referentes a rifampicina
Los pacientes con deficiencia de la función hepática deben recibir rifampicina solo en caso de imperiosa necesidad y aún así debe ser utilizada con precaución y bajo estricta supervisión médica [controlando la función hepática, especialmente la alanino-aminotransferasa (ALT) y de la aspartato-aminotransferasa (AST) séricas antes del inicio del tratamiento, y luego cada 2 a 4 semanas]. Si se detectan signos de daño hepatocelular, rifampicina debe suspenderse inmediatamente.
En algunos casos puede ocurrir hiperbilirrubinemia en los primeros días del tratamiento, resultante de la competencia entre rifampicina y bilirrubina por la vía de eliminación. El hallazgo aislado de una elevación moderada de la bilirrubina y/o de las transaminasas no constituye por sí mismo una indicación para interrumpir el tratamiento; esta decisión debe tomarse luego de repetir las pruebas de laboratorio y de evaluar la tendencia en los niveles enzimáticos, teniendo en cuenta la condición clínica del paciente.
Los pacientes deben ser atentamente controlados debido a la posibilidad de reacciones inmunológicas (inclusive anafilaxis-ver “Reacciones adversas”) que pueden presentarse durante tratamiento intermitente (menos de 2 a 3 veces por semana).
Advertir a los pacientes de que no interrumpan el tratamiento dado que podrían ocurrir dichas reacciones. b) Referentes a isoniacida
El uso de isoniacida debe ser cuidadosamente controlado en los pacientes con enfermedad hepática crónica o disfunción renal severa.
Puede desarrollarse hepatitis severa (a veces fatal) asociada con la terapia con isoniacida, aún después de muchos meses de tratamiento. El riesgo de desarrollo de hepatitis está relacionado con la edad. Por consiguiente los pacientes deben ser observados respecto de síntomas prodrómicos de la hepatitis como fatiga, debilidad, malestar, anorexia, náuseas o vómitos. Si estos síntomas ocurriesen o si se detectan signos de daño hepático, suspender la isoniacida inmediatamente pues puede causar daño hepático más severo.
La isoniacida en altas dosis puede causar convulsiones. Se debe tener en cuenta la posibilidad de un aumento en la frecuencia de las convulsiones en pacientes epilépticos. PRECAUCIONESa) Referentes a ambas drogas
Los adultos tratados contra la tuberculosis con Rifinah® deben ser sometidos a exámenes basales de enzimas hepáticas, bilirrubina, creatinina sérica, recuento sanguíneo completo y recuento plaquetario estimado.
Los pacientes deben ser observados por lo menos una vez al mes (durante el tratamiento) e interrogados específicamente sobre los síntomas asociados con reacciones adversas. Todos los pacientes con anormalidades deben ser sometidos a seguimiento, inclusive con exámenes de laboratorio si fuera necesario.
Sin embargo, ya que se observa una mayor frecuencia de hepatitis asociada con isoniacida en personas mayores de 35 años de edad, deben realizarse mediciones de las transaminasas al comienzo y por lo menos mensualmente durante todo el período del tratamiento en este grupo de edad. El consumo diario de alcohol, hepatopatías crónicas, uso de drogas intravenosas y que la paciente sea hispánica o negra son otros factores asociados con un mayor riesgo de sufrir hepatitis.
b) Referentes a rifampicina
La rifampicina tiene propiedades inductoras enzimáticas que pueden aumentar el metabolismo de sustratos endógenos, inclusive de hormonas (adrenales, tiroideas) y vitamina D. Reportes aislados han asociado una exacerbación de la porfiria con la administración de rifampicina como resultado de la inducción de la enzima delta-aminolevulínica-ácidosintetasa.
La rifampicina puede producir coloración rojiza de la orina, del esputo y de las lágrimas. También las lentes de contacto blandas pueden teñirse de manera permanente. Advertir al paciente sobre estas posibilidades.
c)Referentes a isoniacida
También se debe tener precaución en el tratamiento de ancianos o pacientes mal nutridos que pueden requerir el uso concomitante de Vitamina B6 cuando se utiliza isoniacida. Interacciones con alimentos
La isoniacida posee cierta actividad inhibitoria de la monoaminooxidasa. En consecuencia puede haber interacción con los alimentos que contienen tiramina
(quesos, vino tinto). La diamino-oxidasa también puede ser inhibida, causando una respuesta exagerada (por ej., cefaleas, sudor, palpitaciones, rubefacción, hipotensión) a los alimentos que contienen histamina (por ej., pez sierra, atún, otros peces tropicales). Los pacientes que reciben Rifinah® deben evitar los alimentos que contienen tiramina e histamina. Interacciones medicamentosasa) Referentes a ambas drogas
Interacciones con enzimas del citocromo P-450.
La rifampicina induce y la isoniacida inhibe determinadas enzimas del citocromo P-450. En general, el impacto de los efectos competitivos de rifampicina e isoniacida en el metabolismo de las drogas que sufren biotransformación por las vías afectadas es desconocido. Por lo tanto se debe actuar con precaución al prescribir Rifinah® junto con drogas metabolizadas por el citocromo P-450. Para asegurar niveles terapéuticos adecuados en sangre, las drogas metabolizadas por estas enzimas pueden requerir ajuste de dosis tanto al inicio como al término del tratamiento concomitante con Rifinah®.
b) Referentes a rifampicinab.1.) Inducción enzimática
Drogas metabolizadas por enzimas del citocromo P-450 (ejemplos): anticonvulsivantes
(por ej., fenitoína), antiarrítmicos (por ej., disopiramida, mexiletina, quinidina, propafenona, tocainida), antiestrogénicos (por ej., tamoxifeno, toremifeno), antisicóticos (por ej., haloperidol), anticoagulantes orales (por ej., warfarina), antifúngicos (por ej., fluconazol, itraconazol, ketoconazol), inhibidores de proteasa
(por ej., zidovudina, saquinavir, indinavir, efavirenz), barbituratos, betabloqueantes, benzodiacepinas (por ej., diazepam), drogas relacionadas a benzodiacepinas (por ej., zolpiclona, zolpidem), bloqueantes de los canales de calcio (por ej., diltiazem, nifedipina, verapamilo), cloranfenicol, claritromicina, corticoesteroides, glucósidos cardíacos, clofibrato, anticonceptivos hormonales sistémicos, dapsona, doxiciclina, estrógenos, fluoroquinolonas, gestrinona, hipoglucemiantes orales (sulfonilureas), inmunosupresores (por ej., ciclosporina, tracolimus), irinotecan, levotiroxina, losartán, analgésicos narcóticos, metadona, praziquantel, progestágenos, quinina, riluzol, antagonistas selectivos del receptor 5-HT3 (por ej., ondansetron), estatinas metabolizadas por el CYP 3A4, telitromicina, teofilina, tiazolidindionas (por ej., rosiglitazona) y antidepresivos tricíclicos (por ej., amitriptilina, nortriptilina). Puede ser necesario ajustar las dosificaciones de estas drogas si se administran concomitante-mente con rifampicina.
Se les debe aconsejar a las pacientes que utilizan anticonceptivos sistémicos que usen otros métodos de control de la natalidad no hormonales durante el tratamiento con rifampicina.
b.2.) Otras interacciones
Se observaron concentraciones disminuidas de atovacuona y concentraciones aumentadas de rifampicina cuando las dos drogas se administraron conjuntamente.
El uso concomitante de ketoconazol y rifampicina produjo concentraciones séricas más bajas de ambas drogas. El uso simultáneo de rifampicina y enalapril tuvo como consecuencia concentraciones menores de enalaprilato, metabolito activo de enalapril. Deberán realizarse los ajustes de las dosis si así lo indicara la condición clínica del paciente.
Las dosis diarias de rifampicina deben ser administradas por lo menos 1 hora antes de la ingestión de antiácidos. La administración concomitante de antiácidos puede reducir la absorción de rifampicina.
Cuando la rifampicina se co-administra ya sea con halotano o isoniacida, aumenta el potencial de hepatotoxicidad. Evitar el uso concomitante de rifampicina y halotano.
Los pacientes en tratamiento con rifampicina e isoniacida deben ser cuidadosamente controlados por el riesgo de hepatotoxicidad.
c) Referentes a isoniacida
La isoniacida inhibe el metabolismo de la carbamacepina y la fenitoína.
El ácido para-aminosalicílico puede aumentar la concentración plasmática y la vida media de eliminación de isoniacida por competición de enzimas acetiladoras. Interferencia con análisis de laboratorio y de diagnóstico
Los niveles séricos terapéuticos de rifampicina pueden inhibir los métodos microbioló-gicos de dosificación de folato y vitamina B12 en suero. Se ha observado elevación transitoria de la bilirrubina sérica (ver “Advertencias”). Rifinah® puede deteriorar la excreción biliar de los medios de contraste usados para la visualización de la vesícula biliar debido a que compiten por la vía de excreción. Por lo tanto, se aconseja realizar estos análisis antes de la dosis matinal de Rifinah®. Pruebas para opiáceos: reactividad cruzada y falsos positivos de orina han sido reportados cuando se usó el método KIMS
(Kinetic Interaction of Microparticles in Solution; por ej., Abuscreen OnLine; Sistema de
Diagnóstico Roche) en pacientes que reciben rifampicina. Pruebas de confirmación – como la cromatografía gaseosa/espectrometría de masa – permiten distinguir entre rifampicina y opiáceos.Embarazo.Utilizar solo si el beneficio potencial para la mujer embarazada o fértil justifica el riesgo potencial para el feto. No hay estudios bien controlados en mujeres embarazadas. Sin embargo, fue informado que la rifampicina pasa la barrera placentaria. Cuando se la administra durante las últimas semanas del embarazo, la rifampicina puede causar hemorragias postnatales tanto en el recién nacido como en la madre. Para dichas hemorragias se puede indicar vitamina K.
Lactancia.Suspender la lactancia o la droga para la madre, considerando la importancia de la medicación para esta última. La rifampicina y la isoniacida se excretan por la leche materna. La rifampicina ha mostrado potencial tumorigénico en estudios con animales.
Carcinogénesis.Rifampicina: no se dispone de datos en humanos sobre el potencial carcinogénico a largo plazo. Isoniacida: fue informado que induce tumores pulmonares en ciertas cepas de ratones.
Mutagenicidad. No se dispone de datos en humanos sobre el potencial mutagénico a largo plazo. No hubo evidencias de mutagenicidad causada por rifampicina en bacterias o ratones.
Teratogenicidad. No existen estudios bien controlados con rifampicina en mujeres embarazadas. En dosis altas la rifampicina mostró acción teratogénica en roedores.
Aunque se ha reportado que atraviesa la barrera placentaria y aparece en cordón umbilical, el efecto de rifampicina sola o en combinación con otro antibiótico en el feto humano no es aún conocido. Fue informado que, tanto en ratas como en conejos, la isoniacida puede tener efecto embriocardíaco cuando se la administró oralmente durante la preñez; no se encontraron anomalías congénitas relacionadas a isoniacida en estudios de reproducción hechos con mamíferos (ratones, ratas, conejos).
Trastornos de la fertilidad.No se dispone de datos en humanos respecto del potencial efecto sobre la fertilidad a largo plazo.
Empleo en insuficientes hepáticos y renales. Ver “Advertencias” y “Precauciones”. REACCIONES ADVERSASa) Referentes a rifampicinaa.1.) Que pueden presentarse tanto con tratamiento diario como intermitente
•Piel: pueden ocurrir reacciones cutáneas leves y autolimitadas que no parecen ser de hipersensibilidad. Típicamente incluyen prurito y eritema con o sin erupción; ocasionalmente urticaria y reacciones cutáneas de hipersensibilidad más severas.
Raramente fueron reportados reacción penfigoide, eritema multiforme que incluía
Sindrome de Stevens-Johnson, necrolisis epidérmica tóxica y vasculitis.
•Gastrointestinales: anorexia, náuseas, vómitos, malestar abdominal, colitis pseudomembranosa y diarrea.
•Hepatitis: puede ser causada por rifampicina, por lo tanto la función hepática se debe controlar (ver “Advertencias” y “Precauciones”).
•Trombocitopenia: puede presentarse con o sin púrpura, generalmente asociada con un tratamiento intermitente. Es reversible si la droga se suspende al aparecer púrpura.
Hubo casos de hemorragia cerebral y muerte cuando la administración de rifampicina se continuó o se reinició después de la aparición de púrpura.
•Sistema nervioso central: psicosis fue reportada raramente; incapacidad para concentrarse, confusión mental, cambios de conducta, entorpecimiento general.
•Coagulación intravascular diseminada fue reportada también raramente.
•Eosinofilia, leucopenia, edema, debilidad muscular y miopatía se han reportado en un pequeño porcentaje de pacientes tratados con rifampicina.
•Agranulocitosis fue informada muy raramente.
•Han sido observados raramente casos de insuficiencia adrenal en pacientes con función adrenal comprometida.
•Trastornos ocasionales en el ciclo menstrual se han reportado en mujeres que reciben tratamiento antituberculoso a largo plazo con regímenes que contienen rifampicina.
•Otras: fatiga, ataxia, somnolencia, alteraciones visuales. a.2.) Que se presentan habitualmente en caso de tratamiento intermitente (muy probablemente de origen inmunológico)
•Sindrome seudogripal: caracterizado por episodios de fiebre, escalofríos, cefaleas, mareos y dolores musculoesqueléticos.
•Disnea y sibilancias.
•Hipotensión y shock.
•Anafilaxia.
•Anemia hemolítica aguda.
•Falla renal aguda, usualmente debido a necrosis tubular aguda o a nefritis intersticial aguda. Elevación del BUN y ácido úrico. Raramente hemólisis, hemoglobinuria, hematuria e insuficiencia renal.
b) Referentes a isoniacida
-De hipersensibilidad: fiebre, reacciones anafilácticas.
-Sistema nervioso: polineuritis que se presenta como parestesia, debilidad muscular, pérdida de reflejo de los tendones, etc. La incidencia es mayor en “acetiladores lentos”.
Otros efectos neurotóxicos, que son ocasionales con dosis convencionales, son las convulsiones (ver “Sobredosificación”), encefalopatía tóxica, neuritis óptica y atrofia, deterioro de la memoria y sicosis tóxica.
-Cutáneas: rash, acné, Sindrome de Stevens-Johnson, dermatitis exfoliativa, pénfigo.
-Hematológicas: eosinofilia, agranulocitosis, trombocitopenia, anemia.
-Gastrointestinales: pancreatitis, náuseas, vómitos, distrés epigástrico.
-Hepáticas: hepatitis severa, a veces fatal.
-Otras: pelagra, sindrome sistémico tipo lupus eritematoso; deficiencia de piridoxina, hiperglucemia, acidosis metabólica, ginecomastia y sindrome reumático.

SobredosificaciÓn

No hay experiencia en humanos que involucre a la combinación de rifampicina e isoniacida.
a) Signos y síntomas
Rifampicina
. Náuseas, vómitos, dolor abdominal, prurito, cefaleas y letargo creciente aparecerán probablemente dentro de un período corto post-ingesta aguda de la medicación; puede haber también pérdida del conocimiento cuando exista daño hepático severo. Pueden aparecer aumentos transitorios de las enzimas hepáticas y/o bilirrubina. La aparición de pigmentación marrón-rojiza en la piel, orina, transpiración, saliva, lágrimas y heces ocurre con una intensidad que será proporcio-nal a la cantidad de droga ingerida. También fueron reportados edema facial o periorbital en pacientes pediátricos. Se han reportado hipotensión, taquicardia sinusal, arritmias ventriculares, convulsiones y paro cardíaco (que en algunos casos fueron fatales). La dosis letal aguda mínima o la dosis tóxica no están bien determina-das. Sin embargo, se han reportado sobredosis agudas no fatales, en adultos con dosis de 9 a 12 g de rifampicina. Se han reportado sobredosis agudas fatales en adultos con dosis de 14 a 60 g. En algunos casos fatales y no fatales hubo reporte de uso de alcohol o antecedentes de abuso de alcohol. Se han reportado sobredosis no fatales de 100 mg/kg en una o dos dosis en pacientes pediátricos, con edades entre 1 y 4 años.
Isoniacida. La sobredosificación por isoniacida puede causar signos y síntomas dentro de los 30 primeros minutos hasta 3 horas post-ingesta de la droga. Náuseas, vómitos, mareos, defectos en el habla, visión borrosa y alucinaciones (incluyendo colores brillantes y diseños extraños) se detectan entre los primeros síntomas. En casos de marcada sobredosis, deben esperarse trastornos respiratorios y depresión del SNC que pasan rápidamente de estupor a coma profundo, simultáneamente con convulsiones severas e intratables. Acidosis metabólica severa, acetonuria e hiperglucemia son hallazgos típicos de laboratorio.
b) Tratamiento
Con urgencia se debe realizar lavaje gástrico. Luego de evacuar el contenido gástrico, la instilación de carbón activado dentro del estómago puede ayudar a adsorber la droga remanente del tracto gastrointestinal. Puede requerirse medicación antiemética para controlar las náuseas y vómitos severos. Instituir medidas de soporte intensivo
(inclusive desobstrucción de las vías aéreas) y tratar los síntomas individualmente, según su aparición.
En caso de sospecha de una sobredosis por isoniacida, aún en pacientes asintomáticos, la administración de piridoxina (vitamina B6) por vía intravenosa debe ser considera-da. En pacientes con convulsiones no controladas con piridoxina se debe administrar terapia anticonvulsivante. Administrar bicarbonato de sodio para controlar la acidosis metabólica. Se recomienda la hemodiálisis en casos refractarios; en caso de no ser posible, puede utilizarse diálisis peritoneal con diuresis forzada.
ANTE LA EVENTUALIDAD DE UNA SOBREDOSIFICACIÓN, CONCURRIR AL HOSPITAL MÁS
CERCANO O COMUNICARSE CON LOS CENTROS DE TOXICOLOGÍA DEL: HOSPITAL DE PEDIATRÍA RICARDO GUTIÉRREZ: (011) 4962-6666 / 2247
HOSPITAL A. POSADAS: (011) 4654-6648 / 4658-7777
HOSPITAL FERNÁNDEZ: (011) 4808-2655 / 4801-7767
OPTATIVAMENTE OTROS CENTROS DE INTOXICACIONES

Presentacion

Envases con 30 cápsulas.

Condiciones de conservaciÓn y almacenamiento

Conservar a temperatura ambiente inferior a 25°C.
MANTENER EN SU ENVASE ORIGINAL, NO DEBE UTILIZARSE DESPUÉS DE LA FECHA DE
VENCIMIENTO INDICADA EN EL ENVASE
ESTE MEDICAMENTO DEBE SER USADO BAJO PRESCRIPCIÓN Y VIGILANCIA MÉDICA
Y NO DEBE REPETIRSE SIN NUEVA RECETA MÉDICA.
MANTENER TODOS LOS MEDICAMENTOS FUERA DEL ALCANCE DE LOS NIÑOSEspecialidad medicinal autorizada por el Ministerio de Salud.
Certificado N° 35.964
Elaborado en 2110 East Galbraith Road – Cincinnati – Ohio Kansas N° 45215, E.U.A.
Dirección Técnica: Verónica N. Aguilar, Farmacéutica – Lic. en Industrias Bioquímico-
Farmacéuticas. sanofi-aventis Argentina S.A.
Av. Int. Tomkinson 2054, (B1642EMU), San Isidro,
Provincia de Buenos Aires, Argentina.
Tel: (011) 4732 5000ÚLTIMA REVISIÓN: SAV005/Jun05 – Aprobado por Disposición 6528 (11nov2005)
Definiciones médicas / Glosario
  1. EDEMA, Es la tumefacción de los tejidos debido a un aumento del líquido existente en ellos y suele aparecer tras una lesión.
  2. HEMATURIA, Es la presencia de sangre en la orina.
  3. HEPATITIS, Es la inflamación del hígado producida por una infección, un agentequímico o un fármaco.
  4. NEFRITIS, Es la inflamación del riñón.
  5. SANGRE, El organismo contiene alrededor de 7 litros de sangre, compuesta en un 50% por plasma y en otro 50% por células.
  6. URTICARIA, Existen múltiples causas de la urticaria, pero la erupción se caracteriza siempre por ronchas rojas pruriginosas.
  Medicamentos