Rebetol 40 Mg/ml Solucion Oral

Para qué sirve Rebetol 40 Mg/ml Solucion Oral , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..
























ANEXO I

FICHA TÉCNICA O RESUMEN DE LAS CARACTERÍSTICAS DEL PRODUCTO

1
1.
NOMBRE DEL MEDICAMENTO

Rebetol 200 mg cápsulas duras


2.
COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Cada cápsula dura contiene 200 mg de ribavirina.

Excipiente con efecto conocido:
Cada cápsula dura contiene 40 mg de lactosa monohidrato.

Para consultar la lista completa de excipientes, ver sección 6.1


3.
FORMA FARMACÉUTICA

Cápsula dura

Blancas, opacas e impresas con tinta azul.


4.
DATOS CLÍNICOS

4.1

Indicaciones terapéuticas

Tratamiento triple:
Rebetol en combinación con boceprevir y peginterferón alfa-2b está indicado para el tratamiento de la
infección crónica de la hepatitis C (CHC) de genotipo 1 en pacientes adultos (a partir de 18 años de
edad) con enfermedad hepática compensada no tratados previamente o en los que ha fracasado el
tratamiento previo.
Por favor consultar las fichas técnicas de peginterferón alfa-2b y boceprevir cuando se use Rebetol en
combinación con estos medicamentos.

Tratamiento doble:
Rebetol está indicado para el tratamiento de la infección por el virus de la hepatitis C crónica en
adultos, niños a partir de 3 años de edad y adolescentes y sólo debe ser utilizado como parte de un
régimen combinado con peginterferón alfa-2b o interferón alfa-2b. No debe utilizarse Rebetol en
monoterapia.
Por favor consultar las fichas técnicas de interferón alfa-2b y peginterferón alfa-2b cuando se use
Rebetol en combinación con estos medicamentos.

No hay información de seguridad ni de eficacia sobre la utilización de Rebetol con otras formas de
interferón (es decir, diferentes del alfa-2b).

Pacientes no tratados previamente
Pacientes adultos (a partir de 18 años de edad): Rebetol está indicado en:

tratamiento triple – en combinación con peginterferón alfa-2b y boceprevir para el tratamiento
de la infección crónica de la hepatitis C de genotipo 1 en pacientes adultos con enfermedad
hepática compensada.

tratamiento doble – en combinación con interferón alfa-2b o peginterferón alfa-2b, para el
tratamiento de pacientes adultos con hepatitis C crónica, que no hayan sido tratados
previamente, sin descompensación hepática, con elevación de la alanino aminotransferasa
(ALT), que sean positivos para el ácido ribonucleico del virus de la hepatitis C sérico
(ARN-VHC).
2

tratamiento doble – para el tratamiento de la infección CHC en combinación con peginterferón
alfa-2b en pacientes con cirrosis compensada y/o coinfección por VIH clínicamente estable (ver
sección 4.4).

Tratamiento doble
Pacientes pediátricos (niños a partir de 3 años de edad y adolescentes): Rebetol está indicado, en
régimen de combinación con peginterferón alfa-2b o interferón alfa-2b, en el tratamiento de niños a
partir de 3 años de edad y adolescentes, con hepatitis C crónica, que no hayan sido tratados
previamente, sin descompensación hepática, y que sean positivos para el ARN-VHC.
Al decidir no aplazar el tratamiento hasta la edad adulta, es importante considerar que el tratamiento
de combinación indujo inhibición del crecimiento que puede ser irreversible en algunos pacientes. La
decisión de tratar deberá tomarse caso a caso (ver sección 4.4).

Pacientes previamente tratados
Pacientes adultos:Rebetol está indicado en:

tratamiento triple – en combinación con peginterferón alfa-2b y boceprevir para el tratamiento
de la infección CHC de genotipo 1 en pacientes adultos con enfermedad hepática compensada.

tratamiento doble – en combinación con peginterferón alfa-2b, para el tratamiento de la
hepatitis C crónica en pacientes que han fracasado al tratamiento previo con interferón alfa
(pegilado o no pegilado) en monoterapia o en combinación con ribavirina (ver sección 5.1).

tratamiento doble – en combinación con interferón alfa-2b, para el tratamiento de pacientes con
hepatitis C crónica que hayan respondido previamente (con normalización de la ALT al
finalizar el tratamiento) a interferón alfa en monoterapia pero que hayan recidivado después.

4.2
Posología y forma de administración

El tratamiento debe ser iniciado, y controlado, por un médico experto en el tratamiento de la
hepatitis C crónica.

Rebetol debe utilizarse en combinación con peginterferón alfa-2b o interferón alfa-2b (tratamiento
doble), o en combinación con peginterferón alfa-2b y boceprevir (tratamiento triple) en pacientes
adultos con infección del virus de la hepatitis C crónica de genotipo 1.

Por favor consultar la ficha técnica de boceprevir, peginterferón alfa-2b o interferón alfa-2b para
información concreta sobre prescripción de ese producto.

Dosis a administrar
La dosis de Rebetol se basa en el peso corporal del paciente. Rebetol cápsulas se administra por vía
oral diariamente, dividido en dos tomas (mañana y noche) con los alimentos.

Pacientes adultos


La dosis de Rebetol se basa en el peso corporal del paciente (Tabla 1).
Rebetol debe utilizarse en combinación con peginterferón alfa-2b (1,5 microgramos/kg/semana) o
interferón alfa-2b (3 millones de unidades internacionales (MUI) tres veces a la semana). La elección
de la posología se basa en las características del paciente. La posología debe basarse en la eficacia y
seguridad previstas para el tratamiento combinado en ese paciente en concreto (ver sección 5.1).
Consultar la ficha técnica de boceprevir para mayor información sobre cómo debe administrarse
boceprevir en tratamiento triple.

Tabla 1.
Dosis de Rebetol basadas en el peso corporal para pacientes monoinfectados con
VHC o pacientes coinfectados con VHC/VIH, con independencia del genotipo
Peso del paciente (kg)
Dosis diaria de Rebetol
Número de cápsulas de 200 mg
< 65 
800 mg
4 a
65 – 80
1.000 mg
5 b
81 – 105
1.200 mg
6 c
3
Tabla 1.
Dosis de Rebetol basadas en el peso corporal para pacientes monoinfectados con
VHC o pacientes coinfectados con VHC/VIH, con independencia del genotipo
Peso del paciente (kg)
Dosis diaria de Rebetol
Número de cápsulas de 200 mg
> 105
1.400 mg
7 d
a: 2 por la mañana, 2 por la noche
b: 2 por la mañana, 3 por la noche
c: 3 por la mañana, 3 por la noche
d: 3 por la mañana, 4 por la noche

Rebetol cápsulas en combinación con boceprevir y peginterferón alfa-2b, o con peginterferón alfa-2b:

Duración del tratamiento – Pacientes no tratados previamente
Tratamiento triple:
Consultar la ficha técnica de boceprevir y peginterferón alfa-2b.

Tratamiento doble con peginterferón alfa-2b:
Predictibilidad de respuesta virológica sostenida: Los pacientes infectados con virus genotipo 1 que
no alcanzan niveles indetectables de ARN-VHC o no demuestran respuesta virológica adecuada a la
Semana 4 ó 12 es muy poco probable que lleguen a tener una respuesta virológica sostenida y debe
evaluarse la suspensión del tratamiento en estos pacientes (ver también sección5.1).

Genotipo 1



En pacientes que tengan niveles indetectables de ARN-VHC a la semana 12 de
tratamiento, se deberá continuar el tratamiento durante otro periodo de nueve meses (esto
es, un total de 48 semanas).

En pacientes con niveles detectables de ARN-VHC pero con disminución ? 2 log desde
la visita basal a la semana 12 de tratamiento, se deberán volver a evaluar a la semana
24 de tratamiento y, si los niveles de ARN-VHC son indetectables, deberán continuar
con el curso completo de la terapia (es decir, un total de 48 semanas). Sin embargo, si los
niveles de ARN-VHC son todavía detectables a la semana 24 de tratamiento, deberá
considerarse la suspensión de la terapia.

En el subgrupo de pacientes con infección por genotipo 1 y baja carga viral
( < 600.000 ui ml) que="" lleguen a="" ser arn-vhc negativo en la="" semana 4 de="" tratamiento y  que mantengan ARN-VHC negativo en la semana 24, se puede interrumpir la terapia
después de este curso de tratamiento de 24 semanas o se puede continuar durante
24 semanas adicionales (esto es, duración total del tratamiento de 48 semanas). No
obstante, la duración total del tratamiento de 24 semanas se puede asociar con un mayor
riesgo de recaída que la duración del tratamiento de 48 semanas (ver sección 5.1).

Genotipos 2 ó 3: Se recomienda que todos los pacientes sean tratados con tratamiento doble
durante 24 semanas, excepto los pacientes coinfectados con VHC/VIH que deben recibir
48 semanas de tratamiento.

Genotipo 4

En general, los pacientes infectados con genotipo 4 se consideran difíciles de tratar
y los limitados datos de estudio (n=66) indican que son compatibles con una duración del
tratamiento con tratamiento doble como la del genotipo 1.

Duración del tratamiento – pacientes coinfectados con VHC/VIH no tratados previamente

Tratamiento doble


La duración recomendada del tratamiento con Rebetol basado en el peso corporal (Tabla 1) en
pacientes coinfectados con VHC/VIH es de 48 semanas con tratamiento doble, con independencia del
genotipo.

Predicción de la respuesta y de la falta de respuesta en coinfección VHC/VIH no tratada previamente
La respuesta virológica temprana en la semana 12, definida como la disminución de la carga viral en
2 log o niveles indetectables de ARN-VHC, ha demostrado ser predictiva de la respuesta sostenida. El
valor predictivo negativo para la respuesta sostenida en pacientes coinfectados con VHC/VIH y
tratados con Rebetol en combinación con peginterferón alfa-2b, fue del 99 % (67/68; Estudio 1) (ver
4
sección 5.1). Se observó un valor predictivo positivo del 50 % (52/104; Estudio 1) en pacientes
coinfectados con VHC/VIH que recibieron tratamiento doble.

Duración del tratamiento – Pacientes con repetición del tratamiento
Tratamiento triple:
Consultar la ficha técnica de boceprevir y peginterferón alfa-2b.

Tratamiento doble con peginterferón alfa-2b:
Predictibilidad de la respuesta virológica sostenida: todos los pacientes, independientemente de su
genotipo, que han demostrado ARN-VHC sérico por debajo de los límites de detección en la semana
12 deben recibir 48 semanas de tratamiento doble. Es poco probable que los pacientes con repetición
del tratamiento que no han alcanzado la respuesta virológica en la semana 12 (es decir, niveles de
ARN-VHC por debajo de los límites de detección) tengan una respuesta virológica sostenida después
de 48 semanas de tratamiento (ver sección 5.1).
No se ha estudiado una repetición del tratamiento de más de 48 semanas con la terapia de
combinación de interferón alfa-2b pegilado y ribavirina en pacientes no respondedores con
genotipo 1.

Rebetol cápsulas en combinación con interferón alfa-2b (tratamiento doble solo):

Duración del tratamiento con interferón alfa-2b:
En función de los resultados de los ensayos clínicos, se recomienda que los pacientes sean tratados
con tratamiento doble durante al menos seis meses. En aquellos ensayos clínicos en los que los
pacientes fueron tratados durante un año, los pacientes que no mostraron una respuesta virológica
después de seis meses de tratamiento (ARN-VHC por debajo del límite inferior de detección) no
mantuvieron una respuesta virológica (ARN-VHC por debajo del límite inferior de detección seis
meses después de la suspensión del tratamiento).

Genotipo 1

El tratamiento con tratamiento doble deberá continuarse durante otro periodo de
seis meses (es decir, un total de un año) en pacientes que presenten ARN-VHC negativo
después de seis meses de tratamiento.

Genotipos distintos al 1: La decisión de ampliar el tratamiento con tratamiento doble a un año
en pacientes ARN-VHC negativo después de seis meses de tratamiento deberá basarse en otros
factores pronósticos (por ejemplo edad > 40 años, género masculino, fibrosis en puente).

Población pediátrica (tratamiento doble):
Nota: para pacientes que pesen < 47 kg, o="" que no="" puedan="" tragar cápsulas,="" por favor referirse al rcp  de ribavirina 40 mg/ml solución oral.

La dosis en niños y adolescentes se determina por peso corporal en el caso de Rebetol y por área de
superficie corporal en el caso de peginterferón alfa-2b e interferón alfa-2b.

Dosis a administrar en el tratamiento de combinación con peginterferón alfa-2b en pacientes
pediátricos:
La dosis recomendada de peginterferón alfa-2b es 60 µg/m2/semana por vía subcutánea en
combinación con 15 mg/kg/día de Rebetol (Tabla 2).

Dosis a administrar en el tratamiento de combinación con interferón alfa-2b en pacientes
pediátricos:
En los estudios clínicos llevados a cabo en esta población ribavirina e interferón alfa-2b se utilizaron
en una dosis de 15 mg/kg/día y 3 millones de unidades internacionales (MUI)/m2 tres veces a la
semana respectivamente (Tabla 2).

5
Tabla 2
Dosis de Rebetol basada en el peso corporal cuando se utiliza en combinación con
interferón alfa-2b o peginterferón alfa-2b en pacientes pediátricos
Peso del paciente (kg)
Dosis diaria de Rebetol
Número de cápsulas de 200 mg
47 – 49
600 mg
3 cápsulas a
50 – 65
800 mg
4 cápsulas b
> 65
Referirse a la tabla de dosificación de adultos (Tabla 1)
1 mañana, 2 noche
b
2 mañana, 2 noche

Duración del tratamiento en pacientes pediátricos

Genotipo 1

La duración recomendada del tratamiento con tratamiento doble es de 1 año. Por
extrapolación de los datos clínicos sobre el tratamiento de combinación con interferón estándar
en pacientes pediátricos (valor de predicción negativo del 96 % para interferón alfa-
2b/Rebetol), los pacientes que no muestran una respuesta virológica a las 12 semanas es poco
probable que lleguen a tener una respuesta virológica sostenida. Por lo tanto, se recomienda que
los niños y adolescentes que estén recibiendo la combinación de interferón alfa-2b (pegilado o
no pegilado)/Rebetol interrumpan el tratamiento si sus niveles de ARN-VHC en la
semana 12 disminuyen < 2 log10 en comparación con los niveles="" antes="" del tratamiento, o si  presentan niveles detectables de ARN-VHC en la semana 24 de tratamiento.

Genotipos 2 ó 3: La duración recomendada del tratamiento con tratamiento doble es de
24 semanas.

Genotipo 4

Solamente se trataron 5 niños y adolescentes con Genotipo 4 en el ensayo clínico
con peginterferón alfa-2b/Rebetol. La duración recomendada del tratamiento con tratamiento
doble es de 1 año. Se recomienda que los niños y adolescentes que estén recibiendo la
combinación de peginterferón alfa-2b/Rebetol interrumpan el tratamiento si sus niveles de
ARN-VHC en la semana 12 disminuyen < 2 log10 en comparación con los niveles="" antes="" del  tratamiento, o si presentan niveles detectables de ARN-VHC en la semana 24 de tratamiento.

Modificación de dosis para todos los pacientes

Tratamiento de combinación:
Si se produjeran reacciones adversas o alteraciones analíticas importantes durante el tratamiento de
combinación con Rebetol y peginterferón alfa-2b o interferón alfa-2b, o con Rebetol y peginterferón
alfa-2b y boceprevir, se deberán modificar las dosis tal como se indica en la Tabla 3 si procede, hasta
que cedan las reacciones adversas. No se recomienda reducir la dosis de boceprevir. En los ensayos
clínicos se desarrollaron unas normas para la modificación de la dosis (ver la Tabla 3, Normas de
modificación de la dosis). Como el cumplimiento puede ser importante en el resultado de la terapia, la
dosis se debe mantener lo más cercana posible a la dosis estándar recomendada. No se puede descartar el
posible impacto negativo que la reducción de la dosis de ribavirina tenga sobre los resultados en
términos de eficacia.

6
Tabla 3
Normas de modificación de la dosis para el tratamiento de combinación basadas en los
parámetros de laboratorio

Reducir solamente la
Reducir solamente la Suspender el tratamiento de
Pruebas de laboratorio
dosis diaria de
dosis de
combinación si se obtienen
Rebetol (ver nota 1)
peginterferón alfa-2b
los siguientes valores
si:
o interferón alfa-2b
analíticos:**
(ver nota 2) si:
Hemoglobina
< 10 g dl 
< 8,5 g dl 

Adultos

Hemoglobina


en: pacientes con
disminución de la hemoglobina ? 2 g/dl
< 12 g dl="" tras 4 semanas="" de  antecedentes de
durante un periodo de 4 semanas
tratamiento a dosis
cardiopatía estable
de tratamiento
reducida
Niños y adolescentes:
(reducción permanente de la dosis)
no procede (ver
sección 4.4)
Leucocitos

< 1,5 x 109 l  < 1,0 x 109 l  Neutrófilos

< 0,75 x 109 l  < 0,5 x 109 l  Plaquetas

< 50 x 109 l (adultos)  < 25 x 109 l="" (adultos)  < 70 x 109="" l (niños y  < 50 x 109="" l (niños y  adolescentes)
adolescentes)
Bilirrubina – Directa


2,5 x LSN*
Bilirrubina – Indirecta
> 5 mg/dl

> 4 mg/dl (adultos)
> 5 mg/dl
(durante > 4 semanas)
(niños y adolescentes
tratados con interferón alfa-
2b),
o
> 4 mg/dl
(durante > 4 semanas)
(niños y adolescentes
tratados con peginterferón
alfa-2b)
Creatinina sérica


> 2,0 mg/dl
Aclaramiento de


Interrumpir el tratamiento
creatinina
con Rebetol si el
aclaramiento de
creatinina < 50 ml minuto  Alanino


2 x valor basal y
aminotransferasa
> 10 x LSN*
(ALT)

ó
ó
Aspartato
2 x valor basal y
aminotransferasa
> 10 x LSN*
(AST)
*
Límite superior de la normalidad
**
Consultar la ficha técnica de interferón alfa-2b pegilado e interferón alfa-2b para la modificación y suspensión de la
dosis.

Nota 1: En pacientes adultos, la 1ª reducción de dosis de Rebetol es de 200 mg diarios (excepto en
pacientes que estén recibiendo 1.400 mg, cuya reducción deberá ser de 400 mg diarios). Si
es necesario, habrá una 2ª reducción de la dosis de Rebetol de 200 mg diarios adicionales.
Los pacientes cuya dosis de Rebetol se reduzca a 600 mg diarios reciben una cápsula de
200 mg por la mañana y dos cápsulas de 200 mg por la noche.
7
En niños y adolescentes tratados con Rebetol más peginterferón alfa-2b, la primera
reducción de dosis de Rebetol es hasta 12 mg/kg/día, la segunda reducción de dosis de
Rebetol es hasta 8 mg/kg/día.
En niños y adolescentes tratados con Rebetol más interferón alfa-2b, reducir la dosis de
Rebetol hasta 7,5 mg/kg/día.

Nota 2

En pacientes adultos tratados con Rebetol más peginterferón alfa-2b, la 1ª reducción de
dosis de peginterferón alfa-2b es hasta 1 µg/kg/semana. Si es necesario, habrá una 2ª
reducción de la dosis de peginterferón alfa-2b hasta 0,5 µg/kg/semana.
En niños y adolescentes tratados con Rebetol más peginterferón alfa-2b, la primera
reducción de dosis de peginterferón alfa-2b es hasta 40 µg/m2/semana, la segunda
reducción de dosis de peginterferón alfa-2b es hasta 20 µg/m2/semana.
En pacientes adultos y niños y adolescentes tratados con Rebetol más interferón alfa-2b,
reducir la dosis de interferón alfa-2b a la mitad.

Poblaciones especiales

Empleo en la insuficiencia renal

La farmacocinética de la ribavirina se encuentra alterada en los
pacientes con insuficiencia renal, como consecuencia de una reducción del aclaramiento de creatinina
aparente en estos pacientes (ver sección 5.2). Por tanto, se recomienda la evaluación de la función
renal en todos los pacientes antes del comienzo de la administración de Rebetol. Los pacientes con un
aclaramiento de creatinina < 50 ml minuto="" no="" deberán="" recibir rebetol (ver sección 4.3). los="" pacientes  con alteración de la función renal deben ser controlados más cuidadosamente en relación con el
posible desarrollo de anemia. Si la creatinina sérica aumenta a > 2,0 mg/dl (Tabla 3), deben
interrumpirse Rebetol y peginterferón alfa-2b/interferón alfa-2b.

Empleo en la insuficiencia hepática: No hay ninguna interacción farmacocinética entre la ribavirina y
la función hepática (ver sección 5.2). Por tanto, no se precisa el ajuste de la dosis de Rebetol en los
pacientes con insuficiencia hepática. El uso de ribavirina está contraindicado en pacientes con
insuficiencia hepática grave o cirrosis descompensada (ver sección 4.3).

Empleo en la edad avanzada (? 65 años de edad): No parece haber un efecto significativo de la edad
en la farmacocinética de la ribavirina. Sin embargo, al igual que en los pacientes más jóvenes, antes
de la administración de Rebetol debe evaluarse la función renal (ver sección 5.2).

Empleo en pacientes menores de 18 años de edad: Rebetol puede utilizarse en combinación con
peginterferón alfa-2b o interferón alfa-2b en niños a partir de 3 años de edad y adolescentes. La
elección de la formulación se basa en las características individuales del paciente. No se han evaluado
la seguridad y la eficacia de Rebetol con otras formas de interferón (por ejemplo, no alfa-2b) en estos
pacientes.

Pacientes coinfectados con VHC/VIH:Los pacientes en tratamiento con un inhibidor de la
transcriptasa inversa análogo de nucleósido (ITIAN) en combinación con ribavirina e interferón alfa-
2b o peginterferón alfa-2b pueden presentar mayor riesgo de toxicidad mitocondrial, acidosis láctica y
descompensación hepática (ver sección 4.4). Ver también la información referente a medicamentos
antirretrovirales.

Forma de administración:
Rebetol se debe administrar por vía oral. No se requieren precauciones especiales de eliminación o
manipulación.

4.3
Contraindicaciones


Hipersensibilidad al principio activo o a alguno de los excipientes incluidos en la sección 6.1.

Mujeres embarazadas (ver secciones 4.4, 4.6 y 5.3). Rebetol no deberá iniciarse hasta que se
haya obtenido un resultado negativo de un test de embarazo, practicado inmediatamente antes
del comienzo del tratamiento.
8

Lactancia.

Enfermedad cardíaca grave preexistente, como cardiopatía inestable o no controlada, en los seis
meses anteriores (ver sección 4.4).

Pacientes con situaciones clínicas graves.

Pacientes con insuficiencia renal crónica, pacientes con aclaramiento de creatinina
< 50 ml minuto y="" o en hemodiálisis. 
Insuficiencia hepática grave (clasificación B o C de Child-Pugh) o cirrosis hepática
descompensada.

Hemoglobinopatías (p. ej., talasemia, anemia de células falciformes).

El inicio de tratamiento con peginterferón alfa-2b está contraindicado en pacientes coinfectados
con VHC/VIH con cirrosis y un índice Child-Pugh ? 6.

Niños y adolescentes:

Existencia o historia de un proceso psiquiátrico grave, en especial depresión grave, ideación
suicida o intento de suicidio.

Debido a la coadministración con peginterferón alfa-2b o interferón alfa-2b:

Hepatitis autoinmune; o antecedentes de enfermedad autoinmune.

9
4.4
Advertencias y precauciones especiales de empleo

Psiquiatría y Sistema Nervioso Central (SNC):
Se han observado efectos graves sobre el SNC, en particular depresión, ideación suicida e intento de
suicidio en algunos pacientes durante el tratamiento de combinación de Rebetol con peginterferón alfa-
2b o interferón alfa-2b e incluso después de la interrupción del tratamiento, sobre todo durante el periodo
de seguimiento de 6 meses. En niños y adolescentes tratados con Rebetol en combinación con interferón
alfa-2b, se notificaron ideación suicida o intentos de suicidio más frecuentemente que en pacientes
adultos (2,4 % frente a 1 %) durante el tratamiento y durante el periodo de seguimiento de 6 meses
después del tratamiento. Al igual que en los pacientes adultos, los niños y adolescentes
experimentaron otras reacciones adversas psiquiátricas (por ejemplo depresión, labilidad emocional y
somnolencia). Otros efectos sobre el SNC tales como comportamiento agresivo (a veces dirigido hacia
otras personas en forma de ideación homicida), trastorno bipolar, manía, confusión y alteraciones del
estado mental han sido observados con los interferones alfa. Se deberá controlar estrechamente a los
pacientes en cuanto a signos o síntomas de trastornos psiquiátricos. Si aparecen estos síntomas el médico
prescriptor debe tener en cuenta la gravedad potencial de estas reacciones adversas y se deberá
considerar la necesidad de un tratamiento adecuado. Si los síntomas psiquiátricos persisten o empeoran,
o se observa ideación suicida, se recomienda interrumpir el tratamiento con Rebetol y peginterferón
alfa-2b o interferón alfa-2b, y controlar al paciente, con tratamiento psiquiátrico adecuado.

Pacientes con existencia o historia de enfermedades psiquiátricas graves:
Si se considera necesario el tratamiento con Rebetol en combinación con peginterferón alfa-2b o
interferón alfa-2b en pacientes adultos con existencia o historia de enfermedades psiquiátricas graves,
este solo se debe iniciar después de haberse garantizado un diagnóstico individualizado adecuado y el
tratamiento de la enfermedad psiquiátrica.
– El uso de Rebetol e interferón alfa-2b o peginterferón alfa-2b en niños y adolescentes con existencia
o historia de enfermedades psiquiátricas graves está contraindicado (ver sección 4.3).

Pacientes con uso/abuso de sustancias:
Los pacientes infectados por el VHC que presentan un trastorno coincidente con el uso de sustancias
(alcohol, cannabis, etc) tienen un mayor riesgo de desarrollar trastornos psiquiátricos o de que se
agraven los ya existentes, cuando son tratados con interferón alfa. Si el tratamiento con interferón alfa
se considera necesario en estos pacientes, la presencia de trastornos psiquiátricos concomitantes y el
potencial uso de otras sustancias, deben ser cuidadosamente evaluados y adecuadamente manejados
antes de iniciar el tratamiento. Si es necesario, se debe considerar un enfoque interdisciplinario,
incluyendo a un profesional médico especializado en el cuidado de la salud mental o a un especialista
en adicciones, para evaluar, tratar y hacer seguimiento del paciente. Los pacientes deben ser
estrechamente monitorizados durante el tratamiento e incluso después de la interrupción del mismo.
Se recomienda la intervención temprana para la reaparición o el desarrollo de trastornos psiquiátricos
y el uso de sustancias.

10
Crecimiento y desarrollo (niños y adolescentes):
Durante el tratamiento con interferón (estándar y pegilado) y ribavirina con una duración de hasta
48 semanas en pacientes con edades comprendidas entre 3 y 17 años, fue frecuente la pérdida de peso
y la inhibición del crecimiento. Los datos a largo plazo en niños tratados con el tratamiento de
combinación de interferón pegilado/ribavirina sugieren un retraso sustancial en el crecimiento. El
treinta y dos por ciento (30/94) de los pacientes presentaron, 5 años después de finalizar al
tratamiento, una disminución de percentil de más de 15 en el percentil de altura en función de la edad
(ver secciones 4.8 y 5.1).
Los datos a largo plazo disponibles en niños tratados con el tratamiento de combinación con
interferón estándar y ribavirina también sugieren un retraso sustancial en el crecimiento (disminución
de más de 15 en el percentil de altura comparado con el percentil basal) en el 21 % (n=20) de los
niños aunque hubiesen estado sin recibir tratamiento durante más de 5 años. Se dispuso de datos de
altura final adulta de 14 de esos niños que mostraban que 12 seguían teniendo déficits de altura de
más de15 percentiles, 10 a 12 años después de finalizar el tratamiento.

Evaluación del beneficio/riesgo caso a caso en niños:
Se debe valorar cuidadosamente el beneficio esperado del tratamiento frente a los resultados de
seguridad observados en niños y adolescentes en los ensayos clínicos (ver secciones 4.8 y 5.1).

Es importante considerar que el tratamiento de combinación indujo inhibición del crecimiento
que condujo a una reducción de la altura en algunos pacientes.

Este riesgo se debe valorar frente a las características de la enfermedad del niño, tales como
aparición de progresión de la enfermedad (principalmente fibrosis), comorbilidades que pueden
influir negativamente sobre la progresión de la enfermedad (tales como coinfección por VIH),
así como factores pronósticos de respuesta (genotipo del VHC y carga viral).

Siempre que sea posible debe tratarse al niño después del crecimiento puberal, para reducir el riesgo
de inhibición del crecimiento. Aunque los datos son limitados, en el estudio observacional de
seguimiento a 5 años no se observó ninguna evidencia de efectos a largo plazo en la maduración
sexual.

Según los resultados de los ensayos clínicos, la utilización de ribavirina en monoterapia no es eficaz,
por lo que Rebetol no debe emplearse solo. La seguridad y la eficacia del tratamiento de combinación
solamente se han demostrado utilizando ribavirina junto con solución inyectable de peginterferón
alfa-2b o interferón alfa-2b.

En estudios seleccionados en hepatitis C crónica todos los pacientes fueron sometidos a una biopsia
hepática antes de su inclusión, pero en algunos casos (esto es, pacientes con genotipos 2 y 3), puede
considerarse el tratamiento sin confirmación histológica. Se deberán consultar las recomendaciones
de tratamiento actuales para determinar si es necesaria una biopsia hepática antes de iniciar el
tratamiento.

Hemólisis: En los ensayos clínicos, se observó una disminución de los niveles de hemoglobina hasta
< 10 g dl en="" el 14 % de="" los="" pacientes="" adultos="" y en el 7 % de="" niños="" y adolescentes="" tratados="" con  Rebetol en combinación con peginterferón alfa-2b o interferón alfa-2b. Aunque la ribavirina no ejerce
efectos cardiovasculares directos, la anemia asociada al Rebetol podría resultar en un deterioro de la
función cardiaca o una exacerbación de los síntomas de enfermedad coronaria, o en ambos efectos.
Por tanto, Rebetol debe administrarse con precaución en los pacientes con una enfermedad cardiaca
preexistente (ver sección 4.3). El estado cardiaco se debe evaluar antes de comenzar el tratamiento y
requiere un seguimiento clínico durante el mismo; se debe interrumpir el tratamiento si se produce
cualquier deterioro de la función cardíaca (ver sección 4.2).

Cardiovascular

Los pacientes adultos con antecedentes de insuficiencia cardíaca congestiva, infarto
de miocardio y/o que padezcan, o hayan padecido, trastornos del ritmo cardiaco deberán ser
observados cuidadosamente. En los pacientes con trastornos cardíacos preexistentes se recomienda
realizar electrocardiogramas antes del tratamiento y durante el mismo. Las arritmias cardíacas
(principalmente supraventriculares) responden generalmente al tratamiento convencional, pero
11
pueden precisar la suspensión del tratamiento. No hay datos de niños o adolescentes con historia de
enfermedad cardíaca.

Hipersensibilidad aguda

Si se produjera una reacción de hipersensibilidad aguda (por ejemplo,
urticaria, angioedema, broncoconstricción, anafilaxia), debe suspenderse inmediatamente la
administración de Rebetol e instaurarse el tratamiento médico adecuado. Las erupciones cutáneas
pasajeras no requieren la interrupción del tratamiento.

Cambios oculares

Ribavirina se utiliza en terapia de combinación con interferones alfa. En terapia de
combinación con interferones alfa se han notificado en casos raros, retinopatías que incluyen
hemorragias retinianas, exudados retinianos, papiledema, neuropatía óptica y oclusión venosa o
arterial retiniana que puede resultar en pérdida de visión. Todos los pacientes deben someterse a una
exploración inicial del ojo. Cualquier paciente que se queje de disminución o pérdida de la visión
debe pasar una rápida y completa exploración del ojo. Los pacientes con trastornos oftalmológicos
previos (ej., diabéticos o con retinopatía hipertensiva) deben someterse a exploraciones
oftalmológicas periódicas durante la terapia de combinación con interferones alfa. La terapia de
combinación con interferones alfa debe interrumpirse en pacientes que desarrollen trastornos
oftalmológicos nuevos, o si empeoran los existentes.

Función hepática: Todo paciente que durante el tratamiento desarrolle una anomalía significativa de
las pruebas de función hepática deberá ser controlado estrechamente. Se suspenderá el tratamiento en
pacientes que desarrollen prolongación de los marcadores de coagulación que pueda indicar
descompensación hepática.

Posibilidad de exacerbar la inmunosupresión: Se ha descrito en la literatura que tras la administración
de peginterferón y ribavirina en combinación con azatioprina puede producirse pancitopenia y
supresión de la médula ósea entre la 3ª y la 7ª semana. Esta mielotoxicidad fue reversible en un plazo
de 4 a 6 semanas tras la retirada del tratamiento antiviral del VHC junto con la azatioprina y no volvió
a aparecer tras la reinstauración de cada tratamiento por separado (ver sección 4.5).

Seguimiento adicional del tiroides, específico para niños y adolescentes:
Aproximadamente del 12 al 21 % de los niños tratados con Rebetol e interferón alfa-2b (pegilado y no
pegilado) desarrollaron un incremento de hormona tiroestimulante (TSH). Aproximadamente otro
4 %, presentó una disminución transitoria por debajo del límite inferior de normalidad. Antes de
iniciar el tratamiento con interferón alfa-2b, deben evaluarse los niveles de TSH y cualquier alteración
tiroidea detectada debe resolverse con tratamiento convencional. El tratamiento con interferón alfa-2b
(pegilado y no pegilado) puede iniciarse si los niveles de TSH se pueden mantener mediante
medicación dentro del intervalo normal. Se ha observado disfunción tiroidea durante el tratamiento
con Rebetol e interferón alfa-2b y durante el tratamiento con Rebetol y peginterferón alfa-2b. Si se
detectan alteraciones tiroideas, deberá evaluarse el estatus tiroideo del paciente y tratarse clínicamente
de modo apropiado. Niños y adolescentes deberán ser controlados cada 3 meses por si aparecen
signos de disfunción tiroidea (por ejemplo, TSH).

Coinfección VHC/VIH:
Toxicidad mitocondrial y acidosis láctica:
Debe tenerse precaución en pacientes VIH-positivos coinfectados con VHC que estén en tratamiento
con un inhibidor de la transcriptasa inversa análogo de nucleósido (especialmente ddI y d4T) y la
combinación interferón alfa-2b/ribavirina. En la población VIH-positiva tratada con un inhibidor de la
transcriptasa inversa análogo de nucleósido, deben controlarse con atención los marcadores de
toxicidad mitocondrial y acidosis láctica cuando se administra ribavirina. En particular:

la administración conjunta de Rebetol y didanosina no está recomendada debido al riesgo de
toxicidad mitocondrial (ver sección 4.5).

la administración conjunta de Rebetol y estavudina debe evitarse para limitar el riesgo de
empeorar la toxicidad mitocondrial.

12
Descompensación hepática en pacientes coinfectados con VHC/VIH con cirrosis avanzada:
Los pacientes coinfectados con cirrosis avanzada que reciban terapia antirretroviral de gran actividad
(TARGA) pueden presentar mayor riesgo de descompensación hepática y muerte. La adición del
tratamiento con interferones alfa solos o en combinación con ribavirina puede aumentar el riesgo en
este subgrupo de pacientes. Otras variables basales que pueden asociarse con un mayor riesgo de
descompensación hepática en pacientes coinfectados incluyen el tratamiento con didanosina y
concentraciones elevadas de bilirrubina sérica.
Los pacientes coinfectados que reciban tanto tratamiento antirretroviral como tratamiento frente a la
hepatitis deben ser cuidadosamente controlados y se deberá evaluar su índice Child-Pugh durante el
tratamiento. Los pacientes que desarrollen descompensación hepática deben suspender
inmediatamente el tratamiento frente a la hepatitis y se deberá reevaluar el tratamiento antirretroviral.

Alteraciones hematológicas en pacientes coinfectados con VHC/VIH:
Los pacientes coinfectados con VHC/VIH que estén recibiendo tratamiento con peginterferón alfa-
2b/ribavirina y TARGA pueden presentar mayor riesgo de desarrollar alteraciones hematológicas
(como neutropenia, trombocitopenia y anemia) en comparación con los pacientes monoinfectados con
VHC. Aunque la mayoría de ellas se pueden controlar reduciendo la dosis, se debe realizar un
cuidadoso seguimiento de los parámetros hematológicos en esta población de pacientes (ver sección
4.2 y más abajo “Pruebas de laboratorio” y la sección 4.8).
Los pacientes tratados con ribavirina y zidovudina presentan mayor riesgo de desarrollar anemia; por
lo tanto, no se recomienda el uso concomitante de ribavirina y zidovudina (ver sección 4.5).

Pacientes con recuento bajo de CD4:
En pacientes coinfectados con VHC/VIH con recuento de CD4 por debajo de 200 células/microlitro,
los datos disponibles sobre eficacia y seguridad son limitados (N = 25). Por lo tanto, se debe tener
precaución en el tratamiento de pacientes con bajo recuento de CD4.

Consulte la ficha técnica de los medicamentos antirretrovirales que se administren en combinación
con el tratamiento frente a VHC con el fin de conocer y manejar los efectos tóxicos específicos de
cada producto y por la posibilidad de que se solapen efectos tóxicos que sean comunes para Rebetol y
peginterferón alfa-2b.

Trastornos dentales y periodontales: Se han notificado trastornos dentales y periodontales, que pueden
provocar caída de dientes, en pacientes que reciben tratamiento combinado con Rebetol y
peginterferón alfa-2b o interferón alfa-2b. Además, la sequedad bucal puede tener un efecto
perjudicial sobre los dientes y las mucosas de la boca durante el tratamiento a largo plazo con la
combinación de Rebetol y peginterferón alfa-2b o interferón alfa-2b. Los pacientes deberán cepillarse
adecuadamente los dientes dos veces al día y hacerse revisiones dentales periódicas. Además, algunos
pacientes pueden experimentar vómitos. Si estos se producen, se deberá aconsejar a los pacientes que
después se enjuaguen bien la boca.

Pruebas de laboratorio: Antes de iniciar el tratamiento, se deberán realizar pruebas hematológicas y de
bioquímica sanguínea estándar (hemograma completo, recuento de plaquetas, electrolitos, creatinina
sérica, pruebas funcionales hepáticas, ácido úrico) en todos los pacientes. Los valores basales
aceptables que se podrían considerar como referencia antes de comenzar el tratamiento con Rebetol

son




Hemoglobina

Adulto

? 12 g/dl (mujeres); ? 13 g/dl (hombres)





Niños y adolescentes: ? 11 g/dl (mujeres); ? 12 g/dl (hombres)

Plaquetas


? 100.000/mm3

Recuento de neutrófilos ? 1.500/mm3

Los exámenes de laboratorio han de practicarse en las semanas 2 y 4 de tratamiento y, a partir de
entonces, de manera periódica según aconseje la clínica. Los niveles de ARN-VHC se deben medir
periódicamente durante el tratamiento (ver sección 4.2).
13

En mujeres fértiles: Las pacientes se deben realizar un test rutinario de embarazo mensualmente
durante el tratamiento y durante los cuatro meses siguientes. En las parejas de sexo femenino de
pacientes varones se debe efectuar un test de embarazo mensualmente durante el tratamiento y los
siete meses siguientes a su interrupción (ver sección 4.6).

Dado que el ácido úrico podría elevarse en los pacientes sometidos a tratamiento con Rebetol a causa
de la hemólisis, en los pacientes predispuestos deberá controlarse cuidadosamente el posible
desarrollo de un cuadro de gota.

Uso en pacientes con trastornos hereditari
Definiciones médicas / Glosario
  1. BIOPSIA, Pequeña pieza de tejidos extraído mediante una operación, para eldiagnóstico o para controlar los efectos de un tratamiento.
  2. HEPATITIS, Es la inflamación del hígado producida por una infección, un agentequímico o un fármaco.
  Medicamentos