Prevenar 13v Suspension Inyectable

Para qué sirve Prevenar 13v Suspension Inyectable , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

PREVENAR 13V

SUSPENSION INYECTABLE
Inmunización contra Streptococcus pneumoniae

PFIZER, S.A. de C.V.

Denominacion generica:

Vacuna conjugada neumocócica 13-valente (conjugado proteína diftérica CRM197).

La vacuna neumocócica 13-valente conjugada es una solución estéril de sacáridos de los antígenos capsulares de los serotipos de Streptococcus pneumoniae 1, 3, 4, 5, 6A, 6B, 7F, 9V, 14, 18C, 19A, 19F y 23F conjugados individualmente por medio de aminación reductiva a la proteína diftérica no tóxica CRM197. Los polisacáridos se activan químicamente, después se vinculan covalentemente al transportador de proteína CRM197 para formar el glucoconjugado.

Se combinan conjugados individuales y después se agrega polisorbato 80 y fosfato de aluminio para formular la vacuna. La potencia de la vacuna se determina por medio de la cantidad de antígenos sacáridos y las relaciones sacáridos-proteínas en los glucoconjugados individuales. Cada dosis de 0.5 ml se formula para que contenga 2.2 ?g de cada sacárido para los serotipos 1, 3, 4, 5, 6A, 7F, 9V, 14, 18C, 19A, 19F y 23F; 4.4 ?g para el serotipo 6B, conjugado de la proteína transportadora CRM197, 0.02% polisorbato 80 y el adyuvante 0.125 mg de aluminio como aluminio fosfato.

Forma farmaceutica y formulacion:

Sacáridos del antígeno capsular de Streptococcus pneumoniae serotipos:

1, 3, 4, 5, 6A, 7F, 9V, 14,
18C, 19A, 19F, 23F …………………… 2.2 µg
de cada uno

6B ………………………………………….. 4.4 µg

Proteína de difteria CRM197 …………….. 32 µg

Vehículo, csp …………………………….. 0.5 ml

Indicaciones terapeuticas:

La vacuna neumocócica 13-valente conjugada está indicada para prevenir enfermedad invasiva, neumonía y otitis media causada por los serotipos de Streptococcus pneumoniae 1, 3, 4, 5, 6A, 6B, 7F, 9V, 14, 18C, 19A, 19F y 23F en lactantes y niños.

Farmacocinetica y farmacodinamia en humanos:

Modo de acción:PREVENAR* 13V contiene los 7 polisacáridos capsulares neumocócicos existentes en la vacuna conjugada neumocócica heptavalente (4, 6B, 9V, 14, 18C, 19F, 23F) más 6 polisacáridos adicionales (1, 3, 5, 6A, 7F, 19A) todos conjugados a la proteína transportadora CRM197. Los linfocitos B producen anticuerpos en respuesta a la estimulación antigénica por medio de mecanismos dependientes e independientes de los linfocitos T (T-dependientes y T-independientes). La respuesta inmunológica a la mayoría de los antígenos es T-dependiente e incluye la colaboración de linfocitos CD4+T y linfocitos B, reconociendo el antígeno en forma ligada. Los linfocitos CD4+T (células T-helper- colaboradoras) envían señales a los linfocitos B directamente a través de interacciones de proteínas de la superficie celular, e indirectamente a través de la liberación de citocinas. Estas señales resultan en proliferación y diferenciación de los linfocitos B y la producción de anticuerpos de alta afinidad. La señalización de linfocitos CD4+T es un requisito para la generación de linfocitos B de larga vida llamados células plasmáticas, las cuales continuamente producen anticuerpos de diversos isotipos (con un componente IgG) y linfocitos B de memoria que se movilizan rápidamente y secretan anticuerpos al volver a estar expuestas al mismo antígeno.

Los polisacáridos capsulares bacterianos (PS), aunque diferentes en estructura química, comparten la misma propiedad inmunológica de ser antígenos en gran medida T-independientes. En ausencia de la ayuda de linfocitos T, los linfocitos B estimulados por PS producen principalmente anticuerpos IgM; generalmente no hay maduración de la afinidad de anticuerpos y no se general linfocitos B de memoria. Como vacunas, los PS se relacionan con mala inmunogenicidad o ausencia de inmunogenicidad en lactantes menores de 24 meses de edad y con una falta de inducción de memoria inmunológica a cualquier edad. La conjugación de PS con una proteína transportadora permite superar ala naturaleza independiente de linfocitos T de los antígenos PS. Los linfocitos T específicos para proteínas transportadoras proporcionan las señales necesarias para la maduración de la respuesta de los linfocitos B y la generación de memoria de los linfocitos B. La conversión de PS de Streptococcus pneumoniae a un antígeno T-dependiente por medio de la unión covalente a la proteína transportadora inmunogénica CRM197 refuerza la respuesta de anticuerpos, induce la memoria inmunológica y provoca respuestas a los refuerzos al volver a exponer a los lactantes y niños pequeños a los polisacáridos neumocócicos.

Farmacodinamia, eficacia clínica:

Carga de la enfermedad: Mundialmente, S. pneumoniae es una causa importante de morbilidad y mortalidad en personas de todas las edades. El microorganismo causa infecciones invasivas, como bacteriemia y meningitis, así como neumonía e infecciones de vías respiratorias altas, incluyendo otitis media y sinusitis.

En niños mayores de 1 mes, S. pneumoniae es la causa más común de enfermedad invasiva. Se han identificado más de 90 diferentes serotipos de S. pneumoniae, variando tanto en la composición de sus polisacáridos capsulares serorreactivos y su capacidad de causar enfermedad; la mayoría de las enfermedades invasivas son causadas por relativamente pocos serotipos. Las frecuencias relativas de los serotipos neumocócicos que causan enfermedad invasiva en niños varían geográficamente, pero han permanecido muy estables con el paso del tiempo. En Estados Unidos, los serotipos que causaban la mayoría de las enfermedades en la década de 1990 fueron la base para el desarrollo de la vacuna neumocócica heptavalente conjugada, que incluyó los serotipos 4, 6B, 9V, 14, 18C, 19F y 23F.

Antes de la introducción de la vacuna neumocócica heptavalente conjugada, la incidencia de enfermedad neumocócica invasiva (ENI) entre niños menores de 2 años era aproximadamente 180 a 200 casos/100,000/año, con una taza global de mortalidad de 1.4%. La incidencia de meningitis neumocócica en este grupo de edad se estimó en aproximadamente 7 a 10 casos/100,000/año, con una tasa de mortalidad relacionada de hasta 8 a 25%. De los que sobrevivieron, una proporción significativa tuvo secuelas serias, incluyendo retraso evolutivo, trastornos convulsivos y sordera. Por último, aunque la neumonía generalmente no se considera una enfermedad invasiva per se, puede acompañarse de bacteriemia o puede complicarse por una invasión a un espacio normalmente estéril con empiema; estas dos manifestaciones invasivas de neumonía son más severas y conllevan tasas de morbilidad y mortalidad considerablemente más altas que la neumonía no invasiva, incluso entre niños. Antes de que se concediera la licencia la vacuna neumocócica heptavalente conjugada, la incidencia estimada de neumonía entre niños menores de 2 años era 24/100,000. Los niños en guarderías tienen más riesgo de enfermedad neumocócica invasiva, al igual que las personas inmunocomprometidas con neutropenia, asplenia, enfermedad de células falciformes, trastornos del complemento e inmunidad humoral, infecciones por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) o enfermedad crónica de base.

En 2000, se concedió la licencia a la vacuna neumocócica heptavalente conjugada en Estados Unidos, después de un estudio clínico aleatorizado, doble ciego en una población multiétnica en el Northern California Kaiser Permanente (NCKP) de octubre de 1995 al 20 de agosto de 1998, en el que se aleatorizó a 37,816 lactantes para recibir ya sea la vacuna neumocócica heptavalente conjugada o una vacuna control (una vacuna meningocócica conjugada del grupo C en investigación [MnCC]) a los 2, 4, 6 y 12 a 15 meses de edad. En este estudio, la eficacia de la vacuna neumocócica heptavalente conjugada contra enfermedad invasiva debida a S. pneumoniae en casos acumulados durante este periodo fue 100% tanto en los análisis por protocolo como por intención de tratar (IC de 95%, 75.4%-100% y 81.7-100%, respectivamente). Los datos acumulados en un periodo de seguimiento de extensión hasta 20 de abril de 1999, resultaron en eficacia estimada de 97.3% en el análisis por protocolo y de 94.4% en el análisis por intención de tratar. Desde la introducción de la vacuna, la enfermedad neumocócica invasiva causada por serotipos presentes en la vacuna disminuyó en 98% en niños menores de 5 años hasta 2005, dando cuenta de la alta efectividad de la vacuna neumocócica heptavalente conjugada en el uso de rutina. Mientras que el efecto del uso rutinario de la vacuna neumocócica heptavalente conjugada en lactantes y niños pequeños ha sido dramático, con una eliminación casi total de los serotipos que contiene esta vacuna, se ha observado un aumento proporcional en otros serotipos causantes de enfermedad neumocócica invasiva (como porcentaje creciente de enfermedad residual). En específico, aunque el serotipo 19A fue el noveno serotipo causante de enfermedad neumocócica invasiva aislado con más frecuencia en Estados Unidos antes de la introducción de la vacuna neumocócica heptavalente conjugada, de acuerdo con los CDC como con vigilancia independiente, a partir de 2005, el serotipo 19A se convirtió en el serotipo neumocócico predominante que causa de ENI en niños de Estados Unidos, representando aproximadamente 30 a 45% de la ENI residual en el 2005 en niños < 5 años de edad. La complicación del problema del predominio del nuevo serotipo 19A es que cada vez es más probable que no sea insensible a los agentes microbianos de primera línea usados comúnmente. Por otro lado, aproximadamente 52% de los casos serotipificados de enfermedad neumocócica invasiva en niños menores de dos años en 2005 en la vigilancia bacteriana activa de los CDC se debieron a los serotipos (19A, 7F, 3, 6A y 5) incluidos en PREVENAR* 13V. En varias encuestas realizadas recientemente en Estados Unidos por otros investigadores, más de 40% y hasta 58% de los casos de ENI residual en pacientes pediátricos fueron causados por estos 6 serotipos adicionales.

A partir de la introducción de la vacuna neumocócica heptavalente conjugada, en Estados Unidos las observaciones epidemiológicas han demostrado que la enfermedad invasiva disminuyó no sólo entre los niños vacunados, especialmente aquella causada por los serotipos incluidos en la vacuna, sino que también disminuyó entre las personas mayores de 5 años de edad (una población para quien la vacuna conjugada no se recomienda de rutina) y entre lactantes demasiado pequeños para ser candidatos a inmunización. Generalmente se cree que la reducción de la enfermedad entre personas no vacunadas es el resultado de la “inmunidad de rebaño” o “efecto indirecto”, un fenómeno que ocurre al interrumpir la transmisión de la enfermedad a otras poblaciones vulnerables y que resulta en una reducción de la enfermedad en general; en este caso, la inmunidad de rebaño se observa en las poblaciones no vacunadas gracias a que la vacuna neumocócica heptavalente conjugada es capaz de interrumpir la transmisión de neumococos desde los niños vacunados a sus contactos no vacunados. Se espera que cuando PREVENAR* 13V se use rutinariamente la población tenga respuestas similares.

Se desconoce la contribución exacta de S. pneumoniae a la neumonía infantil, ya que generalmente no es posible identificar los microorganismos causantes. En estudios de niños menores de 5 años de edad con neumonía adquirida en la comunidad (NAC), en los que se intentó diagnosticar usando métodos serológicos, pruebas de antígeno o datos de cultivos, 30% de los casos fueron clasificados como neumonía bacteriana, y 70% de éstos (21% del total de neumonía adquirida en la comunidad) se debieron a S. pneumoniae, convirtiéndose en la causa bacteriana más común de neumonía en este grupo de edad. Sin embargo, las observaciones desde la introducción de la vacuna neumocócica heptavalente conjugada sugieren que S. pneumoniae, y en particular los serotipos neumocócicos incluidos en la vacuna son responsables de una carga considerable de NAC en niños, y que la vacuna neumocócica heptavalente conjugada es efectiva para prevenirla. En particular, en las revisiones de las bases de datos de hospitales de Estados Unidos se encontró una reducción de 39 a 52.4% en hospitalizaciones codificadas como neumonía de cualquier causa, y una reducción de 57.6-65% en hospitalizaciones codificadas como neumonía neumocócica en niños menores de 2 años de edad.

Aunque la neumonía no complicada generalmente se considera enfermedad no invasiva, la neumonía neumocócica puede complicarse tanto por bacteriemia como por manifestaciones localmente invasivas, incluyendo empiema pleural y necrosis pulmonar. Desde la introducción de la vacuna neumocócica heptavalente conjugada. En Estados Unidos se ha observado que puede estar aumentando la neumonía invasiva complicada, y que éstas manifestaciones más severas de neumonía tienen más probabilidad de relacionarse con los serotipos incluidos en PREVENAR* 13V (1, 3, 19A, y 7F); el serotipo 3 en concreto se ha relacionado con neumonía necrotizante.

S. pneumoniae es también una causa importante de enfermedad no invasiva en niños, particularmente de otitis media aguda. La otitis media aguda (OMA) es una enfermedad infantil común; más de 60% de los niños tienen un episodio antes del año de edad, y más de 90% de los niños tienen un episodio antes de los 5 años de edad. Antes de que la vacuna neumocócica heptavalente conjugada se introdujera en Estados Unidos en el año 2000, aproximadamente 24.5 millones de consultas ambulatorias y 490,000 procedimientos de miringotomía con colocación de tubo se atribuyeron a otitis media anualmente. La incidencia máxima de OMA es 6 a 18 meses de edad. En niños mayores la otitis media es menos común pero se presenta. En un reporte de vigilancia de 1990 realizado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la otitis media fue el diagnóstico de enfermedad principal más común en niños entre 2 y 10 años de edad. Las complicaciones de OMA incluyen derrame persistente en oído medio, otitis media crónica, pérdida temporal de la audición o retraso del lenguaje y, si no se trata, puede llevar a enfermedades más serias como mastoiditis y meningitis. S. pneumoniae es una causa importante de OMA. Es el patógeno microbiano aislado con más frecuencia del líquido del oído medio, identificado en 20 a 40% de los cultivos de líquido del oído medio en OMA. La otitis media neumocócica se relaciona con tasas más altas de fiebre y tiene menos probabilidad de resolverse espontáneamente que OMA debido a H. influenzae no tipificable o M. catarrhalis.

La eficacia de la vacuna neumocócica heptavalente conjugada contra la otitis media se evaluó en dos estudios clínicos: un estudio en lactantes finlandeses en el Instituto Nacional de Salud Pública y el estudio fundamental de eficacia en lactantes de Estados Unidos en Northern California Kaiser Permanente (NCKP). El estudio finlandés de otitis media (FinOM) fue un estudio aleatorizado, doble ciego en el que 1,662 lactantes fueron aleatorizados equitativamente para recibir la vacuna neumocócica heptavalente conjugada o una vacuna control (vacuna contra la hepatitis B [Hep B]) a los 2, 4, 6 y 12 a 15 meses de edad. En este estudio, se solicitó a los padres de los participantes que llevaran a sus hijos a las clínicas del estudio si el niño tenía infecciones respiratorias o síntomas respiratorios que sugirieran otitis media aguda (OMA). Si se diagnosticaba OMA, se realizaba timpanocentesis, y se cultivaba líquido del oído medio. Si se aislaba S. pneumoniae, se realizaban pruebas de serotipificación; el objetivo final primario fue la eficacia contra los episodios de OMA causados por los serotipos de la vacuna en la población por protocolo. En el estudio de NCKP, se evaluó la eficacia de la vacuna neumocócica heptavalente conjugada contra la otitis media desde el inicio de estudio en octubre de 1995 hasta abril de 1998. El análisis de otitis media incluyó 34,146 lactantes aleatorizados para recibir ya sea la vacuna neumocócica heptavalente conjugada (N=17,070) o la vacuna control (N=17,076) a los 2, 4, 6 y 12 a 15 meses de edad. En este estudio, no se realizó timpanocentesis de rutina y los médicos del estudio no usaron una definición estándar de otitis media. El objetivo final primario de otitis media fue la eficacia contra todos los episodios de otitis media en la población por protocolo.

La eficacia de la vacuna contra los episodios de OMA debidos a los serotipos de la vacuna que se evaluaron en el estudio finlandés fue 57% (IC de 95%, 44 a 67%) en la población por protocolo y 54% (IC de 95%, 41 a 64%) en la población por intención de tratamiento.

La eficacia de la vacuna contra los episodios de OMA causada por los serotipos relacionados con la vacuna (6A, 9N, 18B, 19A, 23A), también se evaluaron en el estudio finlandés, fue 51% (IC de 95%, 27 a 67) en la población por protocolo y 44% (IC de 95%, 20 a 62) en la población por intención de tratamiento.

En la población por protocolo hubo un aumento no significativo en los episodios de OMA causados por serotipos no relacionados con la vacuna, indicado que los niños que recibieron la vacuna neumocócica heptavalente conjugada al parecer tuvieron un mayor riesgo de otitis media causada por serotipos neumocócicos no representados en la vacuna, en comparación con los niños que recibieron la vacuna control. Sin embargo, la vacunación con la vacuna neumocócica heptavalente conjugada en general redujo los episodios de otitis media. En el estudio de NCKP, en el que el objetivo final fue todos los episodios de otitis media, independientemente de la etiología, la eficacia de la vacuna fue 7% (IC de 95%, 4 a 10%) y 6% (IC de 95%, 4 a 9%), respectivamente, en los análisis por protocolo y por intención de tratar. En los dos estudios también se evaluaron diversos otros objetivos finales de otitis media: OMA recurrente, definida como 3 episodios en 6 meses o 4 episodios en 12 meses, diminuyó en 9% en la población por protocolo y la población por intención de tratar (IC de 95%: 3 a 15% por protocolo e IC de 95%: 4 a 14% en intención de tratar) en el estudio de NCKP; se observó una tendencia similar en el estudio finlandés. El estudio de NCKP también demostró una reducción de 20% (IC de 95%: 2, 35) en colocación de tubos de timpanostomía en la población por protocolo y una reducción de 21% (IC de 95%: 4, 34) en la población por intención de tratamiento. Los datos del estudio de NCKP acumulados durante un periodo de seguimiento extenso hasta 20 de abril de 1999, en el que se incluyó un total de 37,866 niños (18,925 en el grupo de la vacuna neumocócica heptavalente conjugada y 18,941 en el grupo control con MnCC) produjo estimados similares de eficacia para otitis media para todos los objetivos finales.

Al igual que la experiencia con ENI, se han observado reducciones en OMA en Estados Unidos desde la introducción de la vacuna neumocócica heptavalente conjugada como una vacuna de rutina para lactantes. Ya que no se realiza timpanocentesis diagnóstica rutinariamente en Estados Unidos, hay menos información sobre los cambios en la distribución de los serotipos neumocócicos causantes. Sin embargo, los resultados de diversos estudios recientes indican que serotipos no incluidos en la vacuna están surgiendo como causas importantes de OMA o sus complicaciones en niños (como la mastoiditis, que ahora representa 12% de todas las ENI en el estudio multicéntrico de vigilancia pediátrica de Estados Unidos, todas causadas en 2006-07 por el serotipo 19A), y que es probable que éstos sean resistentes a los agentes antimicrobianos usados comúnmente. En otra serie de aislados neumocócicos de muestras de timpanocentesis obtenidos de 5 centros de Estados Unidos, se identificó el serotipo 3 con más frecuencia, con un porcentaje menor representado por los serotipos 1 y 7.

Estudios clínicos de la inmunogenicidad de PREVENAR* 13V:La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda una concentración sérica de anticuerpos contra polisacáridos capsulares de 0.35 µg/ml determinada un mes después de la serie primaria para lactantes como la concentración de anticuerpos de referencia para estimar la eficacia de las nuevas vacunas neumocócicas conjugadas contra ENI. Esta recomendación se basa en gran medida en la correlación observada entre la inmunogenicidad y eficacia contra ENI de tres estudios controlados con placebo ya sea con la vacuna neumocócica heptavalente conjugada o la vacuna de investigación polisacárida 9-valente conjugada con CRM197. Esta concentración de referencia sólo aplica en una base de población y no se puede usar para pronosticar la protección contra ENI en forma individual.

Respuestas inmunológicas después de una serie primaria de tres dosis para lactantes:En varios países Europeos, Canada y Estados Unidos se han realizado estudios clínicos usando diferentes esquemas de vacunación primaria. A continuación se presenta el porcentaje de lactantes que lograron concentraciones de anticuerpos IgG contra polisacáridos capsulares neumocócicos ? 0.35 µg/ml un mes después de una serie primaria de tres dosis en estudios representativos (Tabla 1).

Tabla 1. Porcentaje de sujetos con concentraciones de anticuerpos IgG
contra polisacáridos capsulares neumocócicos ? 0.35 µg/ml
Un mes después de la serie

Serotipo

2, 3, 4
meses
Alemania

2, 3, 4
meses
Polonia

2, 4, 6
meses
España

2, 4, 6
meses
EUA

2, 4, 6
meses
EUA Lot 1

2, 4, 6
meses
EUA Lot 2

2, 4, 6
meses
EUA Lot 3

2, 4, 6
meses
Canada

N=282- 285

N=106- 128

N=261- 273

N=249-252

N=387-399

N=398-413

N=387-404

N=272-277

1

96.1

93.0

99.3

95.6

98.5

97.8

97.0

95.7

3

98.2

93.7

90.3

63.5

79.1

68.5

72.4

79.6

4

98.2

97.7

98.9

94.4

98.5

97.6

95.5

97.1

5

93.0

90.6

97.3

89.7

94.4

94.2

90.3

87.0

6A

91.9

85.2

97.4

96.0

99.7

98.1

95.5

96.4

6B

77.5

77.3

98.5

87.3

94.4

94.9

89.5

93.1

7F

98.6

100.0

100.0

98.4

99.7

99.8

99.0

98.6

9V

98.6

98.4

99.3

90.5

96.5

95.4

95.5

95.3

14

98.9

92.9

97.4

97.6

98.2

99.2

99.0

98.2

18C

97.2

96.1

98.1

96.8

98.0

97.8

95.8

96.4

19A

99.3

99.2

99.6

98.4

98.7

98.1

99.0

97.8

19F

95.8

98.4

99.3

98.0

99.2

97.8

97.5

98.5

23F

88.7

82.8

94.6

90.5

87.2

91.2

88.1

90.2

Se ha demostrado que en los receptores de PREVENAR* 13V, el anticuerpo contra polisacárido IgG para cada uno de los 13 serotipos se correlaciona con la actividad opsonofagocítica antibacteriana (anticuerpo activo biológicamente). Los estudios clínicos también demostraron que la respuesta a PREVENAR* 13V fue no inferior a la de la vacuna neumocócica heptavalente conjugada con respecto a los 13 serotipos usando un conjunto de criterios predefinidos de no inferioridad inmunológica. Las respuestas inmunológicas provocadas por PREVENAR* 13V para los 6 serotipos adicionales fueron cuantitativamente mayores, para ambos polisacáridos unidos y los anticuerpos opsonofagocíticos, que las respuestas provocadas por PREVENAR* 13V.

Respuestas inmunológicas después de una serie primaria de dos dosis:En cuatro estudios se documentó la inmunogenicidad después de dos dosis en lactantes. La proporción de lactantes que logró una concentración de IgG contra polisacáridos capsulares neumocócicos ? 0.35 µg/ml un mes después de la segunda dosis, varió de 79.6 a 98.5% en 11 de los 13 serotipos de la vacuna. Proporciones más pequeñas de lactantes lograron este nivel de concentración de anticuerpos para el serotipo 6B (27.9 a 58.4%) y 23F (55.8 a 68.6%). En comparación con una serie de tres dosis para lactantes, las medias geométricas de las concentraciones de IgG contra polisacáridos capsulares neumocócicos fueron más bajas después de una serie de dos dosis para lactantes para la mayoría de los serotipos.

La eficacia clínica de la serie primaria de dos dosis contra otitis media o neumonía no ha sido establecida.

Respuestas a los refuerzos después de esquemas primarios de dos dosis y tres dosis:Las concentraciones de anticuerpos después del refuerzo fueron más altas para 12 serotipos que las logradas después de la serie primaria para lactantes, lo cual va de acuerdo con una impregnación adecuada (inducción de la memoria inmunológica). Con respecto al serotipo 3, las concentraciones de anticuerpos después de la serie primaria para lactantes y de la dosis de refuerzo fueron similares. Las respuestas de los anticuerpos a las dosis de refuerzo después de la serie primaria de dos dosis o de tres dosis para lactantes fueron similares para los 13 serotipos de la vacuna.

En los niños en edades de 7 meses a 5 años, los esquemas de actualización de inmunización apropiados para la edad producen niveles de respuestas de anticuerpos IgG contra polisacáridos capsulares para cada uno de los 13 serotipos que son por lo menos similares a los de una serie primaria de tres dosis para lactantes.

Respuestas al refuerzo después de esquemas primarios de series de tres dosis de vacuna neumocócica conjugada heptavalente o PREVENAR* 13V:En un estudio con control de activo, aleatorizado, doble ciego en Francia (008), los lactantes se asignaron aleatoriamente en tres grupos en una proporción 2:1:1 de la siguiente manera: (1) PREVENAR* 13V a los 2, 3, 4 y 12 meses ó (2) vacuna pneumocócica 7-valente conjugada a los 2, 3, 4 meses seguida por PREVENAR* 13V a los 12 meses ó (3) vacuna pneumocócica 7-valente conjugada a los 2, 3, 4 y 12 meses. Las concentraciones medias geométricas (CMG) de las respuestas de los anticuerpos IgG anti-polisacárido capsular para cada uno de los 13 serotipos en los 3 grupos se muestran en la Tabla 2. Las CMGs para los siete serotipos de la vacuna pneumocócica 7-valente conjugada no difirió en los 3 grupos. Aunque las CMGs para los 6 serotipos adicionales en los receptores de la vacuna/PREVENAR* 13V fueron menores que los observados con el régimen de cuatro dosis de PREVENAR* 13V (excepto para el serotipo 3), fueron al menos comparables a aquéllos de una serie primaria de tres dosis en lactantes en los estudios 004 y 3005. Esta comparación con las respuestas de la serie de lactantes es similar a lo que se hizo con la vacuna pneumocócica 7-valente conjugada para establecer los esquemas de inmunización en lactantes mayores y niños. Lactantes mayores y niños previamente no vacunados.

Tabla 2. Concentraciones medias geométricas del anticuerpo IgG pneumocócico
anti-polisacárido capsular (µg/ml) un mes después de la vacunación

Serotipo

13v/13v
Lactante mayor*
(008)
N = 233-236

7v/13v
Lactante mayor
(008)
N = 108-113

7v/7v
Lactante mayor
(008)
N = 111-127

13v
Post-lactante
(004)
N=249-252

13v
Post-lactante
(3005)
N = 1172-1213

1

4.08

1.83

0.04

2.03

1.78

3

0.99

1.32

0.10

0.49

0.56

4

4.20

4.04

4.85

1.31

1.46

5

3.30

1.14

0.53

1.33

1.24

6A

6.14

2.60

1.54

2.19

2.21

6B

8.99

10.33

9.63

2.10

2.51

7F

4.52

3.71

0.05

2.57

2.57

9V

2.59

2.29

3.24

0.98

1.09

14

9.52

7.81

10.83

4.74

5.09

18C

2.30

2.43

2.81

1.37

1.37

19A

9.50

5.33

3.98

2.07

1.91

19F

5.18

3.73

4.11

1.85

2.15

23F

3.01

3.12

3.69

1.33

1.18

Lactantes mayores y niños previamente no vacunados:En un estudio abierto de PREVENAR* 13V en Polonia (3002), a niños de 7 a 11 meses de edad, de 12 a 23 meses y > 24 meses hasta los 5 años de edad (antes del 6o. cumpleaños) y que nunca se habían expuesto a la vacuna pneumocócica conjugada, se les administró 3, 2 ó 1 dosis de PREVENAR* 13V de acuerdo a los esquemas apropiados para la edad (ver descripción). Las concentraciones séricas del IgG fueron medidas un mes después de la dosis final en cada grupo de edad y los datos se muestran en la Tabla 3.

Estos esquemas de inmunización apropiados para ponerse al corriente con la edad resultaron en niveles de respuestas del anticuerpo IgG anti-polisacárido capsular para cada uno de los 13 serotipos que es al menos comparable con los de una serie primaria de tres dosis en lactantes.

Tabla 3. Concentraciones medias geométricas del anticuerpo IgG
pneumocócico anti-polisacárido capsular (µg/ml) un mes
después de la dosis dinal por grupo de edad

Serotipo

7 a 11 meses
de edad
(N=83-84)

12 a 23 meses
de edad
(N=104-110)

> 24 meses hasta 5 años
de edad
(N=135-152)

1

2.88

2.74

1.78

3

1.94

1.86

1.42

4

3.63

4.28

3.37

5

2.85

2.16

2.33

6A

3.72

2.62

2.96

6B

4.77

3.38

3.41

7F

5.30

5.99

4.92

9V

2.56

3.08

2.67

14

8.04

6.45

2.24

18C

2.77

3.71

2.56

19A

4.77

4.94

6.03

19F

2.88

3.07

2.53

23F

2.16

1.98

1.55

Administración simultánea con otras vacunas:En los estudios 004, 3005 y 3008, se administraron vacunas pediátricas de rutina en la misma visita que la PREVENAR* 13V. Las respuestas inmunes a los antígenos seleccionados de las vacunas concomitantes se compararon en niños que recibieron la vacuna pneumocócico 7-valente conjugada y la PREVENAR* 13V. La proporción de los que respondieron a los niveles de anticuerpos pre-especificados se muestra en la Tabla 4. Las respuestas a todos los antígenos en los receptores de la PREVENAR* 13V fueron similares a las de los receptores de la vacuna pneumocócica 7-valente conjugada y cumplieron los criterios formales de no-inferioridad. Las respuestas a varicela medidas por un kit comercial de ELISA en célula completa, diseñado para detectar inmunidad después de la infección natural, fueron bajas en ambos grupos, pero no hubo evidencia de interferencia con la respuesta inmune por la PREVENAR* 13V administrada concomitantemente.

Tabla 4. Sujetos que alcanzaron un nivel de anticuerpos pre-especificado
para antígenos de vacunas concomitantes

Nombre de vacuna/
antígeno de la vacuna
(Nivel de anti-cuerpos
pre-especificado)

PREVENAR* 13V
% de los que respondieron
(na/Nb)

Vacuna pneumocócica
7-valente conjugada
% de los que respondieron
(na/Nb)

Pediatrix (DTaP-IPV-HepB) respuestas después de la serie tres dosis

Dip (> 0.1 UI/ml)

95.7 (223/233)

96.1 (221/230)

Tet (> 0.1 UI/ml)

98.4 (181/184)

98.5 (193/196)

PT >16.5 UE/ml

94.1 (225/239)

95.0 (228/240)

FHA > 40.5 UE/ml

96.7 (231/239)

95.0 (228/240)

PRN > 26 UE/ml

93.7 (224/239)

95.8 (230/240)

Polio Tipo 1 (título > 1:8)

100.0 (183/183)

100.0 (187/187)

Polio Tipo 2 (título > 1:8)

98.9 (181/183)

99.5 (186/187)

Polio Tipo 3 (título > 1:8)

100.0 (182/182)

99.5 (186/187)

HBV > 10.0 mUI/ml

100.0 (153/153)

100.0 (173/173)

ActHIB (PRP) respuestas después de la serie

Hib (PRP) (> 0.15 µg/ml)

97.9 (232/237)

97.8 (225/230)

Hib (PRP) (> 1.0 µg/ml)

77.6 (184/237)

78.3 (180/230)

Pentacel (DTaP-IPV-Hib) respuestas después de la serie

Hib (PRP) (> 0.15 µg/ml)

97.8 (266/272)

99.6 (265/266)

Hib (PRP) (> 1.0 µg/ml)

81.6 (222/272)

84.6 (225/266)

PT > 12.0 UE/ml

98.6 (278/282)

96.0 (266/278)

FHA > 20.0 UE/ml

99.3 (281/283)

95.7 (266/278)

PRN > 7.0 UE/ml

96.8 (274/283)

96.0 (266/277)

FIM > 4.0 UE/ml

93.6 (264/282)

95.3 (262/275)

PedvaxHIB (PRP-OMP) respuestas a los 12 a 15 meses después de la serie con ActHIB

Hib (PRP) (> 0.15 µg/ml)

100.0 (230/230)

100.0 (214/214)

Hib (PRP) (> 1.0 µg/ml)

90.4 (208/230)

92.1 (197/214)

ProQuad (MMR-Varicela) respuestas a los 12 a 15 Meses

Sarampión (> 1.10 IV)

96.4 (213/221)

97.1 (204/210)

Paperas (> 1.10 IV)

76.5 (169/221)

72.9 (153/210)

Rubéola (> 15 UI/ml)

91.9 (192/209)

90.7 (185/204)

Varicela (> 1.09 IV)

26.7 (59/221)

21.9 (46/210)

a Número de sujetos que alcanzaron el nivel de anticuerpos especificado.

b Número de sujetos en la población evaluable para inmunogenicidad.

Datos preclínicos de seguridad:Un estudio de toxicidad en conejos con dosis intramuscular repetida (5 dosis IM) de vacuna neumocócica 13-valente conjugada generó respuestas de anticuerpos contra serotipos específicos y no demostró ningún evento adverso local o sistémico significativo. Además, no se observaron manifestaciones adversas significativas en un estudio de tolerancia local a una sola dosis IM en conejos.

En estudios de seguridad farmacológica con dosis subcutánea única de vacuna neumocócica 13-valente conjugada en ratas o monos, no hubo efectos en el sistema nervioso central, aparato respiratorio o cardiovascular. En estudios de toxicidad con dosis repetidas (7 dosis SC) en ratas y monos, no se observaron eventos adversos significativos. Además, en un estudio de toxicidad con dosis repetidas (5 dosis SC) en ratas jóvenes, no se observaron eventos adversos significativos.

Contraindicaciones:

Hipersensibilidad a cualquier componente de la vacuna, incluido el toxoide diftérico.

Precauciones generales:

No hay datos de seguridad e inmunogenicidad de PREVENAR* 13V disponibles para niños en grupos específicos en mayor riesgo de enfermedad neumocócica invasiva (por ejemplo, niños con disfunción esplénica congénita o adquirida, infección por VIH, neoplasia maligna, síndrome nefrótico). Los niños en estos grupos pueden tener una menor respuesta de anticuerpos a la inmunización activa debido al deterioro de la reacción inmunológica. En grupos de alto riesgo, la vacunación se debe considerar en forma individual. Datos limitados han demostrado que la vacuna neumocócica heptavalente conjugada (serie primaria de tres dosis) induce una respuesta inmunológica aceptable en lactantes con enfermedad de células falciformes con un perfil de seguridad similar al observado en los grupos de riesgo no alto.

El uso de la vacuna neumocócica conjugada no sustituye el uso de la vacuna neumocócica polisacárida 23-Valente (PPV23) en niños ? 24 meses de edad con enfermedad de células falciformes, asplenia, infección por VIH, enfermedades crónicas o que están inmunocomprometidos. No hay datos disponibles sobre la vacunación secuencial con PREVENAR* 13V seguida de la vacuna neumocócica polisacárida 23-valente; los datos sobre la vacunación secuencial con la vacuna neumocócica heptavalente conjugada seguida de la vacuna PPV23 son limitados.

Como con todas las vacunas pediátricas inyectables, debe considerarse el riesgo potencial de apnea cuando se administra la serie primaria de inmunización a lactantes prematuros. Debe considerarse la necesidad de monitorear por lo menos 48 horas después de la vacunación en el caso de lactantes muy prematuros (nacidos ? 30 semanas de gestación) que se mantienen hospitalizados en el momento de la administración recomendada.

En este grupo de lactantes no se debe aplazar o retrasar la vacunación, ya que a ellos les proporciona un alto beneficio.

Uso pediátrico:No se ha determinado la seguridad y eficacia de PREVENAR* 13V en niños menores de 6 semanas o en el 6° cumpleaños o después (ver Dosis y vía de administración).

Uso geriátrico:No se ha determinado la seguridad y eficacia de PREVENAR* 13V en las poblaciones geriátricas (ver Dosis y vía de administración).

Advertencias especiales:

  • Como con todas las vacunas inyectables, siempre se debe disponer de tratamiento y supervisión médica en caso de un evento anafiláctico raro después de la administración de la vacuna (ver Reacciones adversas).
  • Las enfermedades menores, como infección respiratoria leve, con o sin fiebre baja, generalmente no son contraindicaciones para la vacunación. La decisión de administrar o retrasar la vacunación debido a una enfermedad febril en curso o reciente depende en gran medida de la severidad de los síntomas y de su etiología. La administración de PREVENAR* 13V debe posponerse en personas que padezcan enfermedades febriles agudas severas.
  • Al igual que cualquier inyección intramuscular, PREVENAR* 13V se debe administrar con precaución a los lactantes y niños con trombocitopenia o cualquier trastorno de coagulación o los que están recibiendo tratamiento anticoagulante.
  • PREVENAR* 13V sólo protegerá contra los serotipos de Streptococcus pneumoniae incluidos en la vacuna, y no protegerá contra otros microorganismos que causen enfermedad invasiva, neumonía u otitis media. Esta vacuna no se debe usar para el tratamiento de infecciones activas.
Como con cualquier vacuna, PREVENAR* 13V puede no proteger a todas las personas que están recibiendo la vacuna de la enfermedad neumocócica.

Restricciones de uso durante el embarazo y la lact

Embarazo: No se ha determinado la seguridad durante el embarazo.

Lactancia: No se ha determinado la seguridad durante la lactancia.

Se desconoce si los antígenos de la vacuna o anticuerpos se excretan en la lecha humana.

Reacciones secundarias y adversas:

Las reacciones adversas previstas se presentan en las categorías de frecuencia del CIOMS:

  • Muy comunes ? 10%.
  • Comunes: ? 1 % y < 10 %.
  • Poco comunes: ? 0.1% y < 1%.
  • Raras: ? 0.01% y < 0.1%.
  • Muy raras: < 0.01%.

Reacciones adversas de estudios clínicos con PREVENAR* 13V:

Esos datos son de estudios clínicos en los que se administró PREVENAR* 13V
simultáneamente con otras vacunas infantiles de rutina

Clase de órganos
y sistemas

Reacción adversa

Trastornos de metabolismo y alimentación

Muy comunes

Disminución del apetito

Trastornos psiquiátricos

Muy comunes

Irritabilidad

Poco comunes

Llanto

Trastornos del sistema nervioso

Muy comunes

Somnolencia/aumento del sueño, sueño agitado/disminución del sueño

Poco comunes

Crisis convulsivas (incluyendo crisis convulsivas febriles)

Raro

Episodios hipotonicos-hiporesponsivos

Trastornos gastrointestinales

Comunes

Diarrea; vómito

Trastornos del sistema inmunológico

Raros

Reacción de hipersensibilidad incluyendo edema facial, disnea, broncoespasmo

Trastornos en piel y tejido subcutáneo

Comunes

Erupción cutánea

Poco comunes

Urticaria o erupción tipo urticaria

Trastornos generales y condiciones en sitios de administración

Muy comunes

Fiebre; eritema en el sitio de inyección, induración/inflamación o dolor/dolor a la palpación; eritema en el sitio de la inyección o induración/inflamación 2.5 a 7.0 cm (después de la dosis de lactante mayor y en niños mayores [edades de 2 a 5 años])

Comunes

Fiebre de más de 39°C; eritema en el sitio de inyección o induración/inflamación de 2.5 a 7.0 cm (después de la serie para lactantes); dolor/dolor a la palpación en el sitio de la inyección que interfiere con el movimiento Poco comunes Induración/inflamación o eritema en el sitio de la inyección de más de 7.0 cm

Reacciones adversas adicionales del conjugado neumocócico heptavalente:Aunque las siguientes reacciones adversas al fármaco no se observaron en los estudios clínicos de PREVENAR* 13V, se consideran reacciones adversas al fármaco de la vacuna neumocócica heptavalente conjugada y también se consideran reacciones adversas al fármaco de PREVENAR* 13V. Estas reacciones se enumeran de la siguiente manera con la frecuencia observada con la vacuna neumocócica heptavalente conjugada.

Reacciones adversas de la experiencia en el mercado con la vacuna neumocócica conjugada heptavalente.

Estas frecuencias se basan en las tasas de reporte espontáneo de la vacuna neumocócica heptavalente conjugada y se calcularon usando el número de reportes y el número de dosis distribuidas.

Clase de
órganos y
sistemas

Reacción adversa

Trastornos sanguíneos y del sistema linfático

Muy raro

Linfadenopatía localizada en el sitio de la inyección

Desordenes del sistema inmunológico

Muy raros

Reacción anafiláctica/anafilactoide incluso el choque

Trastornos en piel y tejido subcutáneo

Muy raros

Edema angioneurótico; eritema multiforme

Trastornos generales y condiciones en el sitio de administración

Muy raros

Dermatitis en el sitio de inyección urticaria en el sitio de inyección prurito en el sitio de inyección

La seguridad de la vacuna fue evaluada en 13 estudios clínicos, en los cuáles fueron dadas 15,000 dosis a 4,729 niños sanos en edades de 6 semanas a 16 meses de edad. En todos los estudios con PREVENAR* 13V fue co-administrado con las vacunas pediátricas de rutina.

En un estudio de captura, 354 niños (7 meses a 5 años de edad) recibiendo al menos una dosis de PREVENAR* 13V fue evaluado también para seguridad.

Interacciones medicamentosas y de otro genero:

PREVENAR* 13V puede administrase con cualquiera de los siguientes antígenos de vacunas, ya sea como vacunas monovalentes o combinadas: difteria, tétanos, pertussis acelular o de célula completa, Haemophilus influenzae tipo b, poliomielitis inactivada, hepatitis B, meningococo del serogrupo C, sarampión, parotiditis, rubéola y varicela. Estudios clínicos demostraron que las respuestas inmunológicas y los perfiles de seguridad de las vacunas administradas no fueron afectadas.

Anteriormente, los estudios con la vacuna neumocócica heptavalente conjugada y las vacunas contra rotavirus demostraron que las respuestas inmunológicas de los siete serotipos neumocócicos de la vacuna neumocócica heptavalente conjugada y la vacuna contra rotavirus no se vieron afectadas. No se espera observar ninguna diferencia en la respuesta inmunológica con respecto a los seis serotipos adicionales o la vacuna contra rotavirus PREVENAR* 13V.

En estudios clínicos, cuando se administró PREVENAR* 13V en forma concomitante, per

Definiciones médicas / Glosario
  1. EDEMA, Es la tumefacción de los tejidos debido a un aumento del líquido existente en ellos y suele aparecer tras una lesión.
  2. HEPATITIS, Es la inflamación del hígado producida por una infección, un agentequímico o un fármaco.
  3. URTICARIA, Existen múltiples causas de la urticaria, pero la erupción se caracteriza siempre por ronchas rojas pruriginosas.
  4. VARICELA, Es una enfermedad infecciosa frecuente, sobre todo durante la infancia. Por lo general posee un carácter leve, y el niño es más contagioso justo antes de que aparezcan las características manchas, momento en que el paciente se encuentra ligeramente mal pero no lo suficiente como para permanecer en cama.
  Medicamentos